Acerca de las acciones

Comprar acciones quiere decir adquirir una participación o parte de la propiedad de una sociedad anónima (“corporation”). Si usted es accionista, tiene propiedad indivisa de parte de los activos de la sociedad anónima, y pueden pagare una parte proporcional de las ganancias de la compañía, en forma de dividendos.

Las participaciones se suelen comprar y vender en unidades llamas “acciones”. El valor o precio de las acciones sube y baja dependiendo de cuánto paguen los inversionistas por una acción. La gente paga dinero por las acciones si considera que la compañía va a tener éxito. Si tiene éxito, las acciones aumentarán de valor.

La cantidad que usted paga por acción es determinada, al principio, por bancos de inversión durante la oferta pública inicial (“Initial Public Offering” o “IPO” por sus siglas en inglés) en una compañía, y está determinada por el valor de esa compañía. Por ejemplo, si una compañía con valor de $100 millones ofrece 10 millones de acciones, sus acciones serán ofrecidas a $10 cada una. Pero ese es tan sólo el punto de partida. El precio de una acción puede subir o bajar con el tiempo.

Por lo general, se considera que las acciones son una inversión más riesgosa que los bonos o el dinero en efectivo. Los precios de las acciones tienden a fluctuar mucho más marcadamente, subiendo o bajando, que otros tipos de activos. Sin embargo, las acciones pueden ayudarle a introducir el crecimiento a largo plazo en su plan financiero general. La historia ha demostrado reiteradamente que las acciones, como categoría de activos, han superado en rendimiento a todos los demás instrumentos de inversión a lo largo de períodos prolongados.

Antes de invertir en sus acciones, investigue la compañía. Es necesario que usted entienda los productos o servicios de la compañía, su mercado, así como si tiene un balance confiable, una buena administración del flujo de efectivo y directores y gerentes competentes. También debe tomar en cuenta las estimaciones proyectadas de ganancias de los analistas.

¿Qué es lo que hace que los precios de las acciones suban y bajen?

Hay muchos factores, entre los que se incluyen:

  • Cómo es la situación de la compañía que ofrece las acciones: Las novedades positivas sobre una compañía, por ejemplo el lanzamiento de un nuevo producto o superar las expectativas financieras trimestrales, tienden a hacer subir el precio de las acciones. Las malas noticias, como el retiro de un producto o demandas judiciales contra la compañía, generalmente hacen que el precio baje.
  • Sucesos internacionales: Los grandes cambios políticos, desastres naturales, guerras y agitación social pueden afectar el precio de unas acciones. Cuando hay incertidumbre sobre lo que está sucediendo en el mundo, es menos probable que la gente se arriesgue con las acciones, por lo cual se invierte menos dinero en el mercado accionario.
  • La economía de los Estados Unidos: Cuando el gobierno pone en práctica políticas que parecen ayudar a la economía, como rebajas de impuestos para estimular el consumo, es probable que las acciones suban. Las políticas que perjudican a la economía, como la suba de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, pueden hacer que los precios de las acciones bajen.
  • Situación del mercado: Cuando la gente es optimista respecto a la economía y a invertir más dinero, puede haber un mercado en alza. Durante ese período de auge, los precios de las acciones suben con mayor rapidez de la normal, y la gente tiene ganancias en sus inversiones. Pero cuando la gente se siente pesimista respecto a la economía, puede haber un mercado a la baja, lo cual hace bajar los precios de las acciones.
  • Oferta y demanda: Una compañía ofrece un número limitado de acciones: esa es la oferta. Quienes quieren comprar las acciones crean la demanda. Cuando la demanda es alta y la oferta es baja (debido a que los accionistas no están vendiendo), el precio de las acciones sube. Cuando hay poca demanda y mucha oferta, el precio de las acciones baja.

Si usted quiere invertir con inteligencia, no puede simplemente observar las subidas y bajadas de sus acciones (lo que se conoce, colectivamente, como su cartera de inversiones). Debe también vigilar el rendimiento general del mercado.

Bolsas de valores

Los lugares donde se compran y venden acciones se llaman bolsas de valores. El Dow, S&P 500 y Índice NASDAQ Compuesto son índices que se usan para medir las tendencias al alza o a la baja de los valores de las acciones . El Dow consta de unas 30 compañías estadounidenses de gran tamaño. El S&P 500 está formado por 500 de las sociedades anónimas estadounidenses más grandes que se cotizan en bolsa. Para poder comprarse y venderse, las acciones tienen que estar listadas en una bolsa. Las diferentes acciones están listadas en diferentes bolsas de valores. En el mercado NASDAQ se compran y venden las acciones de aproximadamente 3200 compañías.

Hay diversos sitios web donde usted puede ver los precios de las acciones en forma gratuita. Tenga en cuenta que la información de los mercados de valores no se coloca en tiempo real. Puede haber un retraso corto, a menudo de hasta 20 minutos. Estos sitios suelen ofrecer otra información que le puede ayudar a tomar decisiones de inversión, como tablas interactivas y noticias recientes sobre compañías. Muchos diarios también publican los precios de cierre de las acciones del día anterior.

Para empezar

Para comprar o vender acciones, lo cual se conoce como transacciones, usted debe hacerlo a través de un corredor licenciado. En primer lugar, tiene que establecer una cuenta de corretaje, poniéndose en contacto con una firma de corretaje y llenando una solicitud. Cada vez que compra o vende acciones, su firma de corretaje le cobrará normalmente un cargo o cuota por servicio.

Puede invertir independientemente usando una firma de corretaje con descuento en Internet. Estas firmas le dan acceso a herramientas de investigación para ayudarle a determinar qué acciones comprar, pero no le dan consejos ni recomendaciones. Esto contribuye a que los cargos por servicio sean bajos. Alternativamente, puede invertir con la orientación de un corredor profesional que monitoreará su cartera de inversiones y le aconsejará en qué acciones invertir, pero esta ayuda normalmente conlleva cargos más altos.

Pero antes de invertir en acciones, considere visitar uno de los muchos sitios web que ofrecen herramientas para investigar, seleccionar y hacer un seguimiento de acciones de bolsa.

¿Cómo se gana dinero en la bolsa de valores?

No existe ningún método garantizado para ganar dinero invirtiendo en acciones. Para tener éxito con las inversiones, se requiere mucho trabajo. Usted tiene que seguir las noticias financieras usar el Dow y el S&P 500 para vigilar las tendencias del mercado, e investigar cuidadosamente las compañías en las que desea invertir.

Una manera de ganar dinero es buscar compañías que pagan dividendos, es decir, un pago a los accionistas basado en las ganancias de la compañía. La cantidad de su pago de dividendo se basa en el número de acciones de las que es propietario. Por ejemplo, si el dividendo paga $5 por acción y usted tiene 250 acciones, recibirá un pago de dividendos de $1,250. Usted puede optar por quedarse con el dinero o reinvertirlo para comprar más acciones de la compañía.

El objetivo básico es comprar a precio bajo y vender a precio alto. La diferencia entre el precio de compra y el precio de venta es la ganancia, o plusvalías, de capital, y esa es su ganancia.

Si bien puede ser tentador, no se lance a comprar unas acciones simplemente porque parecen baratas. Busque acciones que ofrezcan un buen valor, o que estén incluso ligeramente subvaloradas (según lo recomiende su investigación) y compre tantas acciones como le resulte posible. Mantenga estas acciones, observando sus resultados a lo largo del tiempo y véndalas cuando el precio sea más alto del que usted pagó por ellas. Parece fácil, pero requiere estrategia, diligencia y tiempo para dominar la técnica.

Algunos inversores usan una estrategia llamada inversión constante o promediada, que puede implementarse como “plan de inversión constante”. Con este método, la inversión promediada o constante significa añadir la misma cantidad de dinero a una cuenta de inversiones de forma regular. De esta manera, usted compra menos acciones cuando el precio es alto y más cuando el precio es bajo.

Generalmente, así se obtiene un costo promedio más bajo por acción que si se compra un número constante de acciones con la misma frecuencia periódica. Sin embargo, la inversión promediada constante no asegura una ganancia ni protege contra las pérdidas.

Tenga en cuenta que pagará impuestos sobre todo el dinero que gane en el mercado de valores, tanto si son dividendos como ganancias de capital.

La información contenida aquí es proporcionada “tal como es” y sin representación o garantía. La información adjunta no tiene la intención de ser consejo legal, impositivo o financiero. Ningún receptor o lector debe ni puede depender para sus decisiones de cualquiera discusión de asuntos de impuestos o contabilidad contenidos aquí (incluidos todos los documentos adjuntos). El receptor/lector debe consultar a su asesor de impuestos, asesor legal y/o contador para verificar las reglas de impuestos y contabilidad aplicables a su situación particular y para cualquier otro consejo tributario o de contabilidad.