Alternativas de servicios bancarios

Respuesta rápida: En la actualidad, hay muchas maneras de obtener herramientas convenientes para servicios bancarios con o sin una institución financiera tradicional; cada opción tiene diferentes riesgos o cargos que se deben tener en cuenta. Puede usar tarjetas prepagadas sin una cuenta bancaria asociada, realizar operaciones bancarias con compañías que solamente existen por Internet o a través de aplicaciones móviles, o realizar operaciones bancarias con una institución financiera no tradicional.

Cómo usar su dinero sin un banco

Cada vez hay más opciones para usar y administrar su dinero. Cada una de ellas tiene ventajas y desventajas.

Cualesquiera sean las herramientas que usted elija, dentro o fuera de un banco, asegúrese de comprender los cargos, los riesgos y las reglas junto con sus propias necesidades financieras personales.

Nuevas herramientas financieras

Tarjetas prepagadas

Pueden resultar atractivas porque no es necesario tener una cuenta de ahorros o de cheques para usarlas. ¡Solamente tiene que agregar dinero a la tarjeta y gastarlo! Dicho esto, estas tarjetas vienen con un conjunto diferente de riesgos y reglas.

Lo que puede resultar excelente:

  • No se requiere una cuenta bancaria
  • No hay saldos mínimos que controlar
  • Solo puede gastar el dinero que está disponible
  • En algunos casos, usted tiene un depósito directo, que permite que su cheque de sueldo se agregue automáticamente a una tarjeta prepagada

Lo que debe tener en cuenta:

  • Probablemente existan cargos mensuales, cargos por agregar dinero y cargos por compras
  • Es posible que usted no pueda usar la tarjeta para pagar cuentas
  • No ayudarán a establecer su crédito
  • Qué sucede en caso de pérdida o robo de la tarjeta

Nuevas reglas
La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor
divulgó recientemente protecciones federales en cuentas prepagadas que requieren información más clara, cargos y tasas de interés limitados y un aumento de la protección contra el fraude. Estas reglas entrarán en vigencia en octubre de 2017.

Bancos por Internet
Los bancos por Internet no tienen sucursales, así que todo se realiza por Internet. Usted tiene la libertad de acceder a todo de forma digital, pero no podrá obtener ayuda inmediata en persona.

Lo que puede resultar excelente:

  • Intereses devengados en sus cuentas potencialmente más altos
  • Acceso a su dinero por Internet
  • Excelentes apps móviles

Lo que debe tener en cuenta:

  • ¿Qué cajeros automáticos (ATM) puedo usar? ¿Se cobrarán cargos?
  • ¿Dónde puedo obtener efectivo si lo necesito?
  • ¿Qué sucede si pierdo mi tarjeta? ¿Cuánto demorará reemplazarla?
  • ¿Cómo puedo comunicarme con servicio al cliente si necesito ayuda?
  • Prestamistas por Internet
    Ahora hay sitios Web de préstamo que permiten a las personas pedir prestado dinero, a veces a tasas de interés más bajas que las que ofrecen los bancos. Sin embargo, a menudo se ofrecen con cargos (como un cargo por emisión o cargo por pago atrasado). Algunos se conocen como sitios de préstamo de “entre pares”, ya que los usuarios pueden pedirse prestado dinero directamente. Los prestamistas por Internet pueden ser más rápidos, pero también pueden ser más riesgosos que los prestamistas tradicionales.
    Bancos no tradicionales
    También hay instituciones financieras que no se denominan “bancos”.

    Cooperativas de crédito
    Una cooperativa de crédito es una institución financiera sin fines de lucro, propiedad de personas que tienen algo en común, por ejemplo, que trabajan en la misma industria. Debe convertirse en miembro de una cooperativa de crédito para mantener su dinero allí. La mayoría de las cooperativas de crédito están aseguradas por la National Credit Union Administration (Administración Nacional de Cooperativas de Crédito) [NCUA, por sus siglas en inglés].

    Bancos de ahorros
    Un banco de ahorros o una asociación de ahorro y préstamo son similares a un banco. Estas compañías se crearon para promover la propiedad de casas y deben tener una mayoría de sus activos en préstamos relacionados con la vivienda. Si bien numerosos bancos también otorgan préstamos hipotecarios, el negocio principal de una institución de ahorro es otorgar préstamos hipotecarios. Los bancos de ahorros por lo general están asegurados por la FDIC.