Cómo integrarse en su nueva comunidad

Invertir en una casa es mucho más que comprar un terreno y una casa. Significa ser buen vecino e invertir en la vida de una comunidad. Incluso antes de mudarse, procure familiarizarse con los centros y servicios de la zona, por ejemplo:

  • El hospital más cercano
  • Escuelas públicas y clases de educación para adultos
  • Farmacias y tiendas de comestibles
  • Transporte público
  • Biblioteca, parques y centros recreativos locales

He aquí algunas sugerencias para integrarse a su comunidad y contribuir a que sea un lugar mejor donde vivir.

Conozca a sus vecinos

Conocer a sus vecinos puede ser algo muy grato, pero muchas veces estamos tan ocupados que no tenemos tiempo para conocernos. Una forma de tener contacto con sus vecinos es participar en las ventas callejeras del barrio y en las reuniones de la asociación vecinal. También es buena idea conocer a los comercios locales y comprarles o utilizar sus servicios. De esa manera, se consiguen contactos valiosos y se apoya la economía del vecindario.

Participe en los eventos de la comunidad

Puede convenirle suscribirse al diario local. A menudo puede obtener los primeros meses gratis o a un precio introductorio muy bajo. Si no puede pagar la suscripción, vaya a la sección de periódicos de su biblioteca local, donde podrá leer el diario gratis. Lea las secciones de noticias locales para enterarse de temas importantes para su barrio. Si tiene niños, busque información sobre eventos escolares que le resulten interesantes. Puede informarse acerca del calendario de eventos de la comunidad patrocinados por organizaciones locales. Puede también informarse sobre los eventos de la comunidad en un diario gratuito independiente de su ciudad, si lo hay. Estos diarios independientes suelen ser gratis y se distribuyen en los cafés y bibliotecas locales.

Regístrese y vote en las elecciones locales

Haga oír sus inquietudes, opiniones y puntos de vista en las urnas. ¡Recuerde que registrarse para votar no le cuesta nada y que su voto cuenta!

Contribuya a fortalecer la comunidad

En muchas comunidades, los residentes forman grupos de vigilancia para impedir la delincuencia. Los miembros trabajan junto con la policía y aprenden a hacer que sus casas sean más seguras, a protegerse de la delincuencia y a cuidar de la seguridad mutua. Si su nuevo barrio no tiene un grupo de vigilancia, puede llamar a la unidad de prevención de delitos del departamento de policía local para obtener información sobre cómo crear un grupo de ese tipo. Otros proyectos comunitarios en los que puede interesarle participar incluyen el reciclaje vecinal, los proyectos de limpieza, los bancos de alimentos o la rehabilitación de viviendas.