Crear una estrategia para la jubilación

La mayoría de nosotros quisiera jubilarse algún día con la tranquilidad de que podremos sostenernos financieramente. Debido a que la jubilación puede durar tanto como el número de años de trabajo, usted puede tener que ser capaz de mantenerse financieramente durante décadas después de jubilarse. Por eso le conviene tener una estrategia para su jubilación y empezar a implementarla lo antes posible.

Empiece por un presupuesto

El crear un presupuesto por escrito, llamado también plan de gastos, puede ser una herramienta valiosa para vivir dentro de sus posibilidades y guardar ahorros que necesitará al jubilarse. Un presupuesto le ayudará a ver su situación financiera general hoy y cuánto dinero puede ahorrar e invertir antes de jubilarse.

Tras preparar su presupuesto, quizá se dé cuenta de que no tiene suficiente dinero. ¿Qué hacer entonces? Dado que puede ser difícil cambiar sus gastos fijos, busque la forma de reducir sus gastos flexibles (por ejemplo, los alimentos y las llamadas de larga distancia) y los gastos discrecionales (por ejemplo, la ropa o la decoración del hogar). Considere también distintas maneras de aumentar sus ingresos.

Crear un presupuesto proyectado para tener una idea realista de cómo va a ser su panorama financiero después de retirarse. Esto le ayudará a ver cuánto puede gastar cada mes sin agotar sus ahorros para la jubilación.

Trate de crear presupuestos realistas pre-jubilación y post-jubilación. Es importante crear un presupuesto que pueda servirle con el paso del tiempo. Revise su presupuesto periódicamente y ajústelo según las necesidades.

Pague sus deudas

Muchos expertos recomiendan pagar totalmente las grandes deudas, como las hipotecas, préstamos universitarios y otros gastos con un desembolso significativo, lo más rápidamente posible. De esa manera, puede reducir enormemente la cantidad de dinero que va a necesitar cada mes durante la jubilación.

Considere sus costos

En lo que se refiere a crear una estrategia para los años de jubilación, no existe un modelo que sirva para todos. La situación financiera en general y la situación financiera de cada persona son un poco diferentes. ¿Cuánto dinero necesitará usted para jubilarse? En gran medida, la respuesta depende de varios factores claves:

  • dónde piensa vivir y el costo de vida en ese lugar:
  • cuántos años va a vivir jubilado; y
  • cuáles serán sus gastos de salud durante ese tiempo.

Recuerde que diversos factores pueden cambiar a lo largo de sus años de jubilación, incluido su estado de salud. Pueden surgirle nuevas necesidades de atención médica y sus costos médicos pueden también aumentar. La esperanza de vida media para las mujeres en Estados Unidos es de 80 años, y para los hombres es de 75 años, pero es posible que usted viva mucho más. Y los años de la jubilación son los años en que la mayoría de la gente tiene sus costos de salud más altos.

Considere también que en el futuro puede convenirle ajustar su situación de vida para adecuarla a sus necesidades cambiantes. ¿Tiene previsto vivir con familiares o solo? Algunas comunidades para personas de edad avanzada ofrecen ahora cuidado médico y vivienda asistida como parte de un paquete completo de servicios. Explore algunas de estas opciones por adelantado, a fin de entender de forma realista los posibles beneficios y costos.

Como regla general, muchos expertos recomiendan que usted procure tener un 75 a 85% de los ingresos actuales después de jubilarse.

¿De dónde saldrá el dinero?

Para la mayoría de la gente, hay cinco fuentes de ingresos para su jubilación:

  1. El dinero que usted ha ahorrado, es decir, sus ahorros para la jubilación. Muchos expertos recomiendan que la gente que trabaja trate de ahorrar un 15% de sus ingresos en ahorros a largo plazo.
  2. Después de retirarse, puede sumar a sus reservas con el dinero que recibe, como el seguro social o una pensión.
    • Hoy día se habla mucho del seguro social y de lo que va a suceder con el programa en el futuro. Pero suceda lo que suceda, la realidad es que la mayoría de la gente no puede depender del Seguro Social para financiar totalmente sus años de jubilación. Por ejemplo, en 2012, el beneficio mensual promedio del Seguro Social a nivel nacional, era de $1,230. Eso es poco más de $14,760 al año, una cantidad que probablemente no le ofrezca la jubilación de sus sueños.
    • No mucha gente tiene la suerte de tener una pensión. Incluso cuando los planes de pensiones estaban en su punto máximo en 1985, menos de la mitad de los estadounidenses que trabajaban para empresas privadas tenían cobertura de pensión. Una estimación actual indica que sólo el 17% de las personas que trabajan fuera de las agencias gubernamentales puede esperar recibir cheques de pensión tradicionales cuando se retire.
  3. Usted puede ganar más dinero si continúa trabajando. Muchas personas que oficialmente están “retiradas” continúan ganando dinero trabajando a tiempo parcial, por medio de una pequeña empresa, o alternando entre ciclos de empleo y de ocio. Además de los ingresos, el continuar trabajando ayuda a mucha gente a sentirse conectada, útil y satisfecha con la vida.
  4. Usted puede tomar una parte de sus ahorros e invertirla. Invertir quiere decir correr ciertos riesgos con el objetivo de obtener una mayor tasa de rendimiento con el correr del tiempo. Si su empleador ofrece un plan 401(k), no se pierda la oportunidad de participar. Aproveche también la nueva provisión de “ganar el tiempo perdido” a partir de los 50 años, a fin de maximizar la cantidad de dinero que contribuye.
  5. Si usted es propietario de una vivienda, otra fuente de fondos para su jubilación puede ser el valor líquido de su vivienda a lo largo de los años. El valor líquido es la diferencia entre el valor de su vivienda y la cantidad que usted aún debe por ella.
    • Si tiene valor liquido, tal vez pueda pedir dinero prestado usando su vivienda como garantía. Una línea de crédito sobre el valor líquido de la vivienda puede darle flexibilidad financiera y opciones antes y después de jubilarse. Recuerde que al usarla, tendrá que hacer pagos mensuales a su prestamista.
    • Algunas personas jubiladas venden su vivienda, se mudan a un lugar más pequeño y más barato, y suman lo que así ganan a sus ahorros para los años de jubilación.
    • Muchos expertos financieros recomiendan que si puede, pague totalmente su hipoteca para la fecha en que está listo para jubilarse. Esto no solamente evita preocupaciones de hacer los pagos de un préstamo sino que le da a usted un buen colchón financiero en caso de que necesite el dinero para otras necesidades o en una emergencia financiera.
    • En sus años de jubilación, otro beneficio de ser propietario de una vivienda es una “hipoteca inversa”. Este tipo de hipoteca es un préstamo que funciona de manera opuesta a un préstamo hipotecario tradicional: en lugar de pagar usted al prestamista, el prestamista le paga a usted. En lugar de acumular capital líquido en la vivienda, usted reduce ese capital líquido al retirarlo en forma de ingresos. La capacidad de transformar el capital en ingresos libres de impuestos es lo que hace que las hipotecas inversas sean atractivas y valiosas para muchas personas de edad que son propietarias de una vivienda. Usted puede usar estos adelantos en efectivo sobre el valor líquido de su vivienda para cualquier finalidad que elija.

Pruebe esta fórmula

Muchos estudios indican que si desea que sus ahorros de jubilación duren por un buen tiempo, debe retirar no más del 4% al 6% de sus ahorros cada año.

He aquí dos ejemplos: Supongamos que alguien tiene $100,000 en ahorros y retira un 5% al año. El cinco por ciento de $100,000 es solamente $5,000 al año. Con un millón de dólares en ahorros y con la misma tasa de jubilación del 5%, la cantidad aumenta a $50,000 por año … ¡lo cual suena a una jubilación mucho mejor!

Pruebe esta fórmula para ver cómo sus ahorros actuales de jubilación se comparan con su objetivo, y para calcular los ahorros que va a necesitar para generar los ingresos que desea tener durante su jubilación:

El porcentaje exacto a retirar depende de muchos factores, incluida su longevidad. ¡Obviamente, nadie tiene una bola de cristal que le permita conocer el futuro, pero si usted tiene buena salud y se jubila a una edad relativamente joven, retirar un porcentaje más bajo cada año le ayudará a asegurar que sus ahorros duren tanto como usted! Los ahorros que usted gasta cada año también dependen de cuánto recibe de otras fuentes de ingresos, como el trabajo a tiempo parcial, seguro social, etc. Si sus otras fuentes de ingresos son significativas, tendrá cierta flexibilidad sobre qué dinero gastar – sus ahorros o sus otras fuentes.

Un asesor financiero puede ayudarle a determinar la mejor estrategia para su situación. Si no espera tener muchos ingresos además de sus ahorros, tiene que ser más conservador con su tasa de retiros. Si está trabajando aún, trate de ahorrar el máximo posible con la mejor tasa de interés posible antes de que llegue el momento de jubilarse.

Consulte a su equipo de estrategia de jubilación

Al comenzar a definir su estrategia de jubilación, hay varios recursos que pueden ayudarle. Entre ellos se incluyen su empleador, su asesor de impuestos, su consultor en hipotecas y un consejero de inversiones. Piense en estas personas como su equipo de estrategia para jubilarse. Aproveche la información y los consejos que pueden ofrecerle. Si trabaja para una compañía, un muy buen lugar para empezar es hablar con su empleador o su sindicato. (Si trabaja por cuenta propia, puede buscar consejo profesional externo.) He aquí algunas de las preguntas claves:

Pregunte a su empleador

  • ¿Qué beneficios de jubilación va a recibir? La respuesta le ayudará a determinar cuánto tiempo más quiere trabajar y necesitará trabajar (y ahorrar) para contribuir a asegurar una jubilación financieramente segura.

Consulte a su CPA u otro asesor de impuestos

  • ¿Qué fuentes de ingresos para jubilación debe usted gastar primero para minimizar sus impuestos?
  • ¿A qué edad puede empezar a retirar dinero de un plan de ahorros con impuestos diferidos sin pagar una multa? (Actualmente, la respuesta es a los 59años, 6 meses de edad.)

Pregunte a su asesor de inversiones

  • ¿Cuánto puede en forma realista, esperar ganar con sus inversiones? Recuerde que las inversiones siempre tienen riesgos y no hay garantías. Algunas inversiones tienen más riesgos y más recompensas potenciales que otras.
  • ¿Cómo debe asignar sus activos para administrar sus ingresos durante la jubilación, al tiempo que busca un crecimiento continuado de sus ahorros?

No se olvide de verificar las credenciales de cualquier asesor financiero cuyos servicios utilice. Asegúrese de que tenga antecedentes y una reputación sólida. Recuérdelo: hay mucha información disponible sobre la planificación para la jubilación, información de bajo costo o gratuita, en libros, revistas y en la Web, pero si usted para a alguien para que le aconseje o le ayude, es necesario que entienda cómo (y cuánto) le van a cobrar.

Las adivinanzas pueden costarle mucho más que pagar la ayuda profesional. Y los consejos financieros no tienen por qué ser caros. Algunas compañías de servicios financieros contestan preguntas financieras básicas gratuitamente, o crean un plan financiero básico por apenas unos cientos de dólares. Y pagar por ese asesoramiento ahora puede ser muy barato si le ayuda a tomar decisiones financieras inteligentes que den frutos a largo plazo.

La información contenida aquí es proporcionada “tal como es” y sin representación o garantía. La información adjunta no tiene la intención de ser consejo legal, impositivo o financiero. Ningún receptor o lector debe ni puede depender para sus decisiones de cualquiera discusión de asuntos de impuestos o contabilidad contenidos aquí (incluidos todos los documentos adjuntos). El receptor/lector debe consultar a su asesor de impuestos, asesor legal y/o contador para verificar las reglas de impuestos y contabilidad aplicables a su situación particular y para cualquier otro consejo tributario o de contabilidad.