Reduzca sus gastos

¿Se encuentra falto de dinero mes a mes? La solución es fácil de identificar pero puede ser difícil de ejecutar: aumentar sus ingresos y reducir sus gastos. He aquí algunas recomendaciones útiles para disminuir los gastos:

  1. Lleve cuenta de sus gastos
    Para tener una idea clara de cómo gasta actualmente, probablemente le convenga llevar un diario de gastos durante un mes o dos. Esto quiere decir guardar sus recibos y anotar las compras y las cantidades de todo lo que gasta.
  2. Divida sus gastos en categorías
    Hay tres tipos de gastos: gastos fijos, flexibles y discrecionales. Para administrar sus gastos, es importante conocer las diferencias entre estos tres tipos de gastos.

    • Los gastos fijos son cantidades regulares que no suelen cambiar mucho. Pueden ser gastos mensuales, como el alquiler o los pagos del préstamo de un automóvil. O pueden ser cuentas que recibe con menos frecuencia, como el registro o el seguro del automóvil.
    • Los gastos flexibles también tienen lugar de forma regular, y también son gastos en cosas necesarias. Pero con los gastos flexibles, usted tiene más control de la cantidad que gasta. Por ejemplo, lo que gasta en comida o cuántas llamadas de larga distancia hace en un mes.
    • Por último están los gastos que más puede controlar. Éstos se llaman gastos discrecionales. Es el dinero que usted decide gastar, pero que no necesariamente tiene que gastar en cosas como la ropa, películas y salir a comer. Otro gasto discrecional importante son los ahorros. Es usted quien decide cuánto dinero va a ahorrar para su futuro.

    Dado que puede ser difícil cambiar sus gastos fijos, busque la forma de reducir sus gastos flexibles y discrecionales.

  3. Pague sus cuentas con puntualidad
    Cuando usted paga sus cuentas puntualmente, evita:

    • Cargos por morosidad o atraso de pago
    • Cargos financieros extra
    • Cargos por desconexión (y reconexión) de teléfono, electricidad y otros servicios
    • El costo del desalojo de su hogar
    • Recuperación de automóviles y otros artículos
    • Empresas de cobranza de cuentas impagadas

  4. Reduzca los cargos y los pagos de intereses
    • ¡Evite los sobregiros! Pregunte en su banco acerca de la protección contra sobregiros.
    • Siempre que sea posible, use cajeros automáticos en los cuales no pague ningún cargo.
    • No utilice las caras tiendas de cobranza de cheques, los préstamos del día de pago, y los adelantos en efectivo de tarjetas de crédito.
    • Si tiene deudas, pague primero las cuentas con tasas de interés más altas. Investigue si puede obtener una tasa de interés reducida mediante la consolidación de los préstamos.

  5. Compre con inteligencia
    • Cuando haga una compra, considere sus necesidades. Resístase a las compras impulsivas. Pregúntese qué necesidades está tratando de satisfacer al hacer esta compra. ¿Es esto algo que desea o que verdaderamente necesita?
    • Determine su presupuesto. Decida cuánto puede gastar en esta compra y al mismo tiempo poder cubrir sus otros gastos.
    • Investigue e inspeccione los productos antes de comprar. Determine cuándo, cómo y dónde comprar el producto para obtener lo máximo a cambio de su dinero.
    • Compare ofertas. Busque ofertas en Internet, compare anuncios en el periódico, compre por teléfono y consulte catálogos. Llame a tres tiendas para comparar precios, modelos, garantías y las normas de devolución de cada comercio. No se olvide de confirmar el precio. Pregunte por los cargos extra, como la entrega a domicilio.
    • Esté atento a las rebajas, cupones y ofertas de devolución para obtener el mejor precio. Dependiendo del artículo y de la tienda, tal vez pueda negociar el precio.
    • Encuentre el mejor valor total. Recuerde que su objeto es el valor, no sólo el precio más bajo. Busque las características y la calidad que desea, un buen servicio al cliente, un precio justo y una política flexible de devoluciones.

  6. Haga concesiones
    La mayoría de la gente no puede permitirse comprar todo lo que desea, por lo cual tiene que hacer concesiones. Hacer concesiones puede significar privarse de cosas que no son estrictamente necesarias, o comprar algo más barato que igualmente le sirve, para tener dinero para comprar las cosas que son más valiosas para usted.
  7. Revise sus seguros
    Examine los tipos de seguros que tiene, su cobertura y sus deducibles. Compare las ofertas de distintas aseguradoras. Si bien le conviene tener una cobertura adecuada, puede encontrar formas de ahorrar. Pregunte a su aseguradora(s) acerca de descuentos o tarifas especiales para las que puede calificar. Por ejemplo:

    Seguro de propietario de vivienda:

    • ¿Puede recibir un descuento si instala alarmas contra incendios u otros dispositivos protectores?
    • Si el valor de su vivienda se ha depreciado desde que compró el seguro, ¿es elegible para una reducción de la tarifa?
    • Si está pagando un Seguro Privado de Hipoteca (PMI), consulte a su prestamista para ver si es obligatorio tenerlo.
    • Averigüe si su costo de seguro se basa en el valor total de su vivienda y del terreno. Si es así, tal vez pueda recortar costos pagando tarifas basados solamente en el valor de la casa.



    Seguro automovilístico

    • Pregunte a su agente sobre posibles descuentos. Muchas aseguradoras ofrecen tarifas reducidas basadas en los buenos antecedentes como conductor, los dispositivos de seguridad (alarmas, airbags, etc.), el no fumar y el recibir notas altas (para estudiantes de secundaria y universidad).
    • Considere abandonar o reducir temporalmente cualquier cobertura opcional hasta que su situación financiera mejore.

  8. Ahorre en gastos de transporte
    • El ser propietario de un auto es un gasto importante; por eso, considere si realmente lo necesita. Si realmente no necesita un auto, o puede arreglárselas sin él, puede ahorrarse mucho dinero. Al no ser propietario de un auto, puede evitar el tener que ahorrar dinero para el enganche, hacer pagos mensuales de un préstamo y todos los demás gastos relacionados con ser propietario de un automóvil, como el seguro, la gasolina, el mantenimiento y las reparaciones.
    • Explore alternativas en lugar de tener un automóvil. Sin duda hay medios de transporte más baratos. Considere el transporte público, si lo hay en su zona; o comprar una motocicleta, o viajar en un vehículo con otras personas (carpool). Si puede ir caminando o en bicicleta, ahorrará dinero y al mismo tiempo hará ejercicio gratis. Al haber un vehículo menos en la carretera, se reduce el tráfico y la contaminación del aire. Aunque no tenga un automóvil propio, puede alquilar uno de vez en cuando, en el momento en que lo necesite.
    • Si toma el transporte público, puede ser mucho más barato comprar un pase mensual que pagar cada viaje por separado.
    • Cuando conduzca, trate de combinar sus diligencias en un mismo viaje. Planifique la ruta para minimizar la distancia recorrida.
    • Mantenga su vehículo en buenas condiciones. Cuando un vehículo funciona bien, cuesta menos usarlo.
    • Si actualmente usa más de un vehículo, considere usar solamente uno.

  9. Sea frugal respecto a la comida
    • Reduzca las salidas a comer en restaurantes a fin de ahorrar dinero.
    • Haga una lista de compras de alimentos y llévela con usted.
    • Compre en tiendas con descuento o en tiendas normales en lugar de en tiendas de compra rápida, que son más caras.
    • Preste atención a las ventas con rebajas y a los cupones.
    • Compre tamaños o cantidades más grandes de los productos que usa frecuentemente
    • Considere afiliarse a los clubes de compras de supermercados. Al ser miembro, puede tener derecho a precios con descuentos.
    • Si están disponibles, compre productos genéricos o de la marca de la tienda, que tengan precios más bajos.
    • Evite comprar alimentos cuando sienta hambre.
    • Limite el número de veces que compra alimentos. Esto puede ayudarle a reducir el gasto en compras impulsivas.
    • Si tiene hijos de edad escolar, averigüe si su familia califica para recibir comidas gratuitas o a precio reducido en la escuela.

  10. Economice en los servicios públicos
    • Pregunte a las compañías de servicios públicos acerca de planes de descuentos para los que podría calificar. Algunas ofrecen planes de pago a fin de que su cuenta de servicios públicos sea la misma todos los meses. Esto puede ayudarte a estabilizar sus gastos.
    • Limpie con aspiradora los registros de calefacción y los calentadores de pared por lo menos una vez al año. Asegúrese de que los muebles no los estén obstruyendo.
    • Siga las indicaciones del fabricante para usar la caldera de calefacción y el calentador de agua con alta eficiencia.
    • Para reducir la cuenta del agua, use aparatos de bajo flujo.
    • Mantenga su vivienda en buen estado. Los grifos que gotean y las puertas o ventanas que tienen fugas aumentan sus costos. Las reparaciones suelen ser simples y no caras.
    • Reemplace las bombillas incandescentes convencionales por bombillas fluorescentes. Las bombillas fluorescentes pueden durar hasta 10,000 horas y usan aproximadamente un 70% menos de electricidad.

  11. Controle los gastos de teléfono en su domicilio
    • Compare precios para obtener el servicio telefónico en su domicilio.
    • Analice su uso del teléfono, particularmente las llamadas de larga distancia. ¿Podría ahorrar dinero usando tarjetas de llamada de larga distancia?
    • ¿Qué características especiales necesita realmente? Averigüe si puede gastar menos mediante un recorte de cosas no esenciales.
    • Si recibe asistencia pública, puede ser elegible para recibir un servicio telefónico a costo reducido.

  12. Ahorre en los servicios de telefonía celular
    • Compare precios para obtener el servicio de telefonía celular.
    • Conozca sus necesidades. Examine sus cuentas de teléfono anteriores para ver cuántos minutos ha usado típicamente por mes. ¿Cuáles son sus patrones de llamadas?
    • Explore paquetes que respondan a sus necesidades. Muchos proveedores ofrecen “planes familiares” que permiten compartir minutos y mensajes de texto con otros.
    • Considere las funciones que realmente va a necesitar y a usar.
    • Preste atención a los altos cargos por mensajes de texto y acceso a la Web.
    • Haga preguntas. Asegúrese de entender todas las características y las tarifas.
    • Antes de firmar un contrato, léalo, incluida la “letra pequeña”.
    • Lleve cuenta del uso. Algunas compañías le permiten revisar su cuenta en Internet o por teléfono.
    • Pague su cuenta puntualmente y en su totalidad. Esto le permitirá ahorrarse cargos por pago atrasado. También es un paso importante para acumular y mantener buenos antecedentes de crédito.
    • Cuando renueve un contrato de servicio, pregunte si es elegible para recibir un teléfono nuevo gratis o descuentos en los nuevos modelos.
    • Si decide cancelar su servicio para ahorrar costos, revise cuidadosamente su contrato en lo referente a cargos por cancelación.
    • Si usa un teléfono prepagado, compre bloques de más minutos para reducir el costo por minuto.

  13. Servicio de televisión por cable o satélite y servicio de Internet
    • Considere sus necesidades de estos servicios.
    • Compare ofertas. Compare lo que ofrecen distintos proveedores.
    • Explore ofertas en paquete y proveedores de bajo costo.

  14. Ahorre costos de atención sanitaria
    • Si tiene seguro médico, ahorre dinero seleccionando proveedores de su red.
    • Si no tiene seguro médico, busque un centro de salud comunitario cerca de donde vive. Muchos de ellos ofrecen servicios con una escala de precios que depende de sus ingresos.
    • Avise a sus médicos que está tratando de economizar en medicamentos.
    • Si necesita un medicamento con receta, pregunte a sus médicos si tienen muestras gratis de las compañías farmacéuticas.
    • Pregunte a su médico y/o farmacéutico si hay una versión genérica más barata del medicamento con receta.
    • Explore las farmacias que venden por correo. Muchas de ellas ofrecen descuentos en los pedidos para tres meses o más.

  15. Recomendaciones sobre viajes y entretenimiento
    • Los precios de los pasajes aéreos fluctúan con frecuencia. Empiece a averiguar precios por lo menos 21 días antes de su viaje. Algunas aerolíneas y sitios Web de viajes ofrecen tarifas especiales muy cerca de la fecha del vuelo.
    • Sea flexible en cuanto al horario y al día en que está dispuesto a volar. Los domingos, lunes y viernes suelen ser los días más caros para volar.
    • Busque cupones de restaurantes y entretenimiento y otros descuentos en su diario local y en Internet.
    • Ahorre dinero en el cine yendo a las funciones a precios con descuento. Lleve sus propios refrigerios al cine.

  16. Sea creativo
    Piense en las maneras de obtener algo que desea a un costo más bajo, o incluso gratis. Por ejemplo:

    • Aproveche los eventos gratis en su comunidad, como festivales, eventos deportivos, conciertos, teatro, etc.
    • Por ejemplo, podría ver una obra de teatro o un concierto si se ofrece como ujier voluntario.
    • También puede juntar a varios amigos para obtener un descuento por alto volumen o precio de grupo.
    • Pida prestados libros, videos y CD de la biblioteca en lugar de comprarlos.
    • Comparta una suscripción a una revista con un amigo en lugar de comprar ejemplares sueltos.