Cómo ayudar a los adolescentes a desarrollar habilidades financieras sólidas

Respuesta rápida: Los adolescentes están acostumbrados a la gratificación inmediata, y a algunos les puede resultar difícil entender “no”. Inclúyalos en análisis financieros acerca del presupuesto familiar, de los desafíos que la familia podría enfrentar y cualquier meta o prioridad a más largo plazo. Los adolescentes pueden entender los conocimientos financieros y aplicar esta información para tomar buenas decisiones financieras. Considere la posibilidad de darle oportunidades para que su hijo(a) adolescente investigue y analice opciones financieras. Hablar con su hijo(a) adolescente acerca de metas personales y familiares pueden ayudarle a convertirse en un consumidor informado.

Otras realidades de las finanzas de su hijo(a) adolescente

En esta etapa, es posible que su hijo(a) tenga ganas de conseguir un trabajo para obtener efectivo adicional. Deseará resaltar la sensatez de equilibrar el trabajo durante el año escolar con el rendimiento escolar. A pesar de que el empleo puede proporcionar experiencias valiosas, estudios han demostrado que el empleo podría interferir con el desempeño académico de los adolescentes que trabajan 20 horas o más por semana.1

Si su hijo(a) adolescente recibe un cheque de paga, podría resultarle más fácil acceder a su cuenta de ahorros con una tarjeta ATM; una jugada que usted podría o no decidir apoyar.

Si su hijo(a) adolescente más grande (o un estudiante que desea ir a la universidad) quiere una tarjeta de crédito, usted podría aprovechar la oportunidad para tener una o dos conversaciones serias respecto de los gastos. Por lo general, los adolescentes con tarjetas de crédito son menos conscientes de los precios, más propensos a gastar más y tienen más probabilidades de sobrestimar sus ahorros que aquellos que pagan en efectivo.

Tenga en cuenta que, los adolescentes no pueden obtener una tarjeta de crédito a su propio nombre antes de los 18 años de edad. Los jóvenes entre 18 y 21 años necesitan un cosignatario o ingresos comprobables para obtener una tarjeta de crédito. Si usted decide que su hijo(a) adolescente debe tener acceso a una tarjeta de crédito, debería agregarle como usuario autorizado o titular de cuenta conjunta en la cuenta de su padre/madre.

Comience explicando la importancia de establecer un buen crédito y puntuación de crédito. Las instituciones y los acreedores determinan la solvencia de una persona en función de su historial de crédito o del buen cumplimiento de pago de las obligaciones. Una puntuación de crédito es una visión global del riesgo crediticio de una persona en un momento particular de su historial de crédito. Las puntuaciones de crédito ayudan a los prestamistas a determinar qué probabilidades existen de que usted pague su deuda a tiempo. Para los adolescentes que no tienen historial de crédito, no es posible computar una puntuación.

Puede ayudar a su hijo(a) adolescente a entender que una de las claves para obtener el apartamento adecuado o para calificar para el préstamo que deseará algún día a una buena tasa podría ser una calificación de crédito sólida.

Asegúrese de enfatizarle a su hijo(a) adolescente que el uso responsable de las tarjetas de crédito es una forma común de ayudarle a establecer un buen historial de crédito y que el hecho de pagar el saldo cada mes de manera oportuna es una protección importante frente a la posibilidad de que se convierta en riesgo crediticio. Los problemas de comportamiento a los que debe estar atento en su hijo(a) adolescente incluyen:

  • Pagar con atraso las cuentas
  • No pagar por completo las tarjetas de crédito
  • Incurrir en cargos por pago atrasado y pagos atrasados
  • No avisar cuando surgen problemas
  • Emitir cheques sin fondos

Recuérdele a su hijo(a) adolescente lo estresante que puede ser tener una deuda y refuerce la idea de que el historial de crédito que establece ahora aumentará en el nivel de importancia a medida que crezca y necesita solicitar préstamos, como un préstamo para automóviles o para la universidad. Aclare que una vez que una persona ha generado un mal historial de crédito, puede demorar mucho tiempo en recuperarse.

Permítales practicar

Con los niños que son lo suficientemente maduros para asumir un proyecto, como planificar unas vacaciones familiares, para ayudar a inculcar el valor del dinero, la diligencia y el trabajo duro. Cuando piense en las próximas vacaciones familiares, pídales a sus hijos que las planifiquen con un presupuesto específico. Los destinos internacionales proporcionan el elemento adicional de conocer el cambio de moneda extranjera.

Desarrollar un plan de vacaciones, sin exagerar los precios de los boletos aéreos, del hotel y el alquiler de automóviles y, luego, explicar el fundamento representa un ejercicio para entender cuál es el verdadero costo de las cosas, así como también la administración de proyectos, la organización y las habilidades de liderazgo.

¹Indicadores de Empleo de los Jóvenes. 2016. www.childtrends.org/indicators/youth-employment/ (en inglés).