La compra de una vivienda, paso a paso

He aquí un resumen de los pasos sugeridos para el proceso de compra de una vivienda: Antes de comprar su primera vivienda, es importante considerar su situación. Si decide que está listo para ser propietario de una vivienda, es una buena idea comparar préstamos antes de salir a buscar la vivienda.

  1. Concurra a un seminario para compradores.
  2. Decida si en este momento lo mejor para usted es alquilar o comprar.
  3. Averigüe cuánto puede pagar por la vivienda
  4. Compare hipotecas antes de comprar una casa. Solicite la preaprobación de la hipoteca y obtenga una carta de preaprobación de su prestamista. Al tener verificado el poder de compra, su oferta se destacará ante los vendedores de la propiedad.
  5. Seleccione a un agente inmobiliario que le ayude a buscar, a hacer una oferta y a comprar la casa.
  6. Busque viviendas en venta con precios a su alcance.
  7. Haga una oferta por la vivienda que desea comprar. Esté listo para negociar el precio; el precio pedido y el precio real de venta de una propiedad son a menudo diferentes. Un agente inmobiliario puede: darle información sobre ventas recientes de viviendas similares; ayudarle a redactar su oferta y hacer un depósito de dinero de “buena fe”; y actuar como intermediario y asesor durante las negociaciones.
  8. Hacer inspeccionar la casa por un profesional. Su prestamista solicitará una tasación y una búsqueda de título de propiedad.
  9. Complete el proceso de hipoteca: proveer la información necesaria para que la preaprobación se transforme en una aprobación oficial; recibir una Estimación de Buena Fe del dinero en efectivo necesaria para el cierre de la compra y el pago mensual de la hipoteca; asegúrese de que se cumplan todas las condiciones de su aprobación de préstamo.
  10. Adquirir las pólizas de seguros y opcionales para la vivienda.
  11. Haga una verificación personal final de la vivienda.
  12. Organizar la transferencia de las cuentas de servicios públicos.
  13. Vaya al cierre de la compra. Revisar cuidadosamente todos los documentos relacionados con la venta de la propiedad. Pagar todos los costos con un cheque certificado. ¡Firmar todos los documentos del préstamo y del título de propiedad y tomar posesión!
  14. Mudarse a la vivienda.
  15. Mantener su nueva vivienda.
  16. Mantener un historial de pagos consistente para evitar un juicio hipotecario.
  17. Utilizar los préstamos garantizados por su vivienda de forma cuidadosa e inteligente.