Qué hacer con una herencia o distribuciones de un fideicomiso tribal para menores y per cápita

Respuesta rápida: Lo mejor que puede hacer cuando recibe un pago es tomarse un tiempo, pensar en las metas y oportunidades a corto y largo plazo, y evitar actuar de manera impulsiva.

Administrar su patrimonio o los activos líquidos requiere planificación a corto y largo plazo. Necesitará comprender cuáles son sus prioridades.

No se apresure a tomar decisiones sin tener un plan

Primero, identifique y evalúe sus prioridades financieras. Busque las oportunidades a corto plazo para usar este dinero con el fin de impulsar sus metas financieras.

  1. Elabore un fondo de emergencias para cubrir al menos un plazo de seis meses de gastos.
  2. Pague o salde las deudas. Algunos expertos recomiendan comenzar primero por las deudas con tasas de interés más altas.
  3. Revise el progreso de sus ahorros para la jubilación. ¿Tiene suficiente dinero ahorrado?
  4. Revise su cobertura de seguro. ¿Tiene un seguro médico apropiado? ¿Tiene un seguro de propiedad y contra accidentes? ¿Tiene un seguro de vida si tiene otras personas que dependen de usted?
  5. Si un préstamo hipotecario podría ser una carga al momento de su jubilación, considere la posibilidad de saldar esa deuda.
  6. Evalúe el financiamiento de la educación universitaria de sus hijos.
  7. Piense si su propia herencia será para sus hijos o sus nietos, o para su entidad benéfica favorita o una buena causa.

Si no tiene en claro por dónde empezar, tenga en cuenta estas preguntas cuando piense cómo administrar el dinero:

  • ¿Necesita usar el dinero de inmediato?
  • ¿Para qué desea usar el dinero? Organice su lista de deseos dividiéndola en “necesidades” y “deseos”. Ante todo, priorice las necesidades, pero tal vez pueda gastar una pequeña cantidad del pago para comprar algo que desee o hacer algo divertido.
  • ¿Qué tipo de herencia quiero dejarles a mis herederos?
  • ¿Cómo puedo hacer que mi patrimonio dure?
  • Si provienen de una herencia, ¿qué se podría hacer con los activos no líquidos, como los automóviles, los barcos, las propiedades inmuebles y las joyas?
  • ¿Cómo desearía mi benefactor que administre esta herencia?
  • Con la distribución del fideicomiso para menores y per cápita, ¿cómo puedo invertir en mi educación a futuro o alcanzar el gran sueño americano de ser propietario de una casa?

Dedique el tiempo necesario antes de tomar decisiones

Es posible que experimente muchas emociones cuando reciba un pago. Estos sentimientos pueden confundirle o evitar que vea las posibilidades o consecuencias a largo plazo de sus decisiones.

El patrimonio heredado suele provenir de un familiar o amigo cercano que falleció. Tal vez se sienta culpable o sienta que no merece este dinero. Es posible que otras personas consideren que la distribución es injusta, y esto puede generar disputas entre los sobrevivientes.

Acceder de manera repentina a una importante cantidad de dinero, como una herencia o una distribución de un fideicomiso para menores o per cápita, podría generarle mucha emoción y llevarle a derrochar el dinero o tomar decisiones impulsivas de hacer compras grandes.

También podría sentirse abrumado por la responsabilidad y no estar seguro de cómo debe proceder.

Los numerosos sentimientos que usted podría experimentar después de recibir un pago son el motivo por el cual es tan importante dedicar un tiempo para pensar antes de tomar decisiones.

Consulte con asesores de confianza

No debe pasar por esto solo. Los asesores de confianza pueden trabajar con usted para administrar la herencia de manera tal que sea congruente con sus metas. Para ello, pueden hacer lo siguiente:

  • Determinar cuáles son las mejores opciones de inversión y estrategias de planificación para solidificar, proteger y administrar su dinero
  • Desarrollar un plan financiero y de sucesión patrimonial
  • Comprender los diversos problemas financieros relacionados con los distintos tipos de bienes heredados