Cómo hacer pagos internacionales

(Cómo enviar dinero a un país en el extranjero)

La transferencia de dinero desde los Estados Unidos a otro país se conoce como una remesa. Muchas instituciones financieras ofrecen servicios de remesa de forma segura, asequible y conveniente.

Las remesas permiten a las personas que viven en los Estados Unidos enviar dinero a familiares, amigos o socios de negocios en todo el mundo. El servicio se utiliza por una amplia gama de motivos, entre ellos, proveer apoyo financiero o fondos de emergencia a la familia, efectuar pagos de matrículas de estudios, comprar una propiedad inmobiliaria en otro país y enviar regalos en efectivo en ocasiones especiales, por ejemplo, el Día de la Madre.

Usted puede disponer de varias opciones de servicios de envío de remesas. Pregunte en su banco y explore qué ofrecen otros proveedores de servicios financieros. Algunas empresas se especializan en los servicios de envío de remesas. He aquí cuatro de las opciones más comúnmente disponibles:

  • De cuenta a cuenta: Con este servicio, usted deposita fondos en una cuenta bancaria que abre en los Estados Unidos y su beneficiario abre una cuenta bancaria en el país extranjero. El dinero sencillamente se transfiere desde su cuenta en los Estados Unidos a la cuenta de su beneficiario en el país extranjero.
  • De cuenta a dinero en efectivo: Con este servicio, usted deposita fondos en una cuenta bancaria de cheques o ahorros elegible que abre en los Estados Unidos y los fondos pueden se enviados a su beneficiario en el país extranjero. El beneficiario necesita presentar una identificación valida y el Cash Pick Up numero de confirmación al banco receptor para tomar el dinero efectivo.
  • De cuenta a tarjeta ATM: Con este servicio, usted deposita fondos en una cuenta bancaria que abre en los Estados Unidos. El beneficiario en el país extranjero puede entonces retirar el dinero en un cajero automático, usando una tarjeta ATM y un número de identificación personal (PIN) enviados previamente.
  • Dinero en efectivo a dinero en efectivo: Con este servicio, usted envía una cantidad de dinero desde los Estados Unidos y el receptor recoge aproximadamente la misma cantidad directamente en una ubicación miembro de la red de remesas * (*bancos que han establecido una relación con un banco de los Estados Unidos para permitir las transferencias de fondos), un banco o compañía en el país extranjero. No se requiere una cuenta bancaria en los Estados Unidos ni en el país extranjero.

Para determinar qué opción de servicio es la mejor para usted, responda a estas preguntas:

  • ¿A qué país está enviando el dinero?
  • ¿Cuánto dinero necesita enviar?
  • ¿Con qué rapidez desea que llegue el dinero a la persona receptora, es decir, su beneficiario?
  • ¿Es esta una transacción única o va a enviar dinero a su beneficiario de forma regular?
  • ¿Cuál es la mejor manera para que su beneficiario reciba los fondos?
  • ¿Cuánto está dispuesto a pagar para enviar su dinero?

Los costos

Los costos de envío de remesas varían en función de distintos factores, incluyendo el proveedor de servicio que usted escoja, el método de transferencia de fondos que se utilice, y la cantidad de dinero enviada. Normalmente, hay dos costos relacionados con el envío de dinero: una tarifa por transferencia y el costo de conversión de sus fondos en una moneda extranjera. Pregunte al proveedor del servicio cuál es la tarifa por transferencia y qué tipo de cambio de divisas se utilizará.

Algunos proveedores cobran una tarifa fija de envió basado en la cantidad de dinero transferida, mientras que otros cobran un porcentaje de esa cantidad. Por ejemplo, un proveedor de servicio podría cobrar $5 para enviar hasta $3,000 por día, mientras que otro podría cobrar el 2% de la cantidad total. Si usted envía $3,000 y utiliza el segundo proveedor, ¡pagará $60 en lugar de $5! Algunos proveedores también pueden cobrar una tarifa a su beneficiario por recoger o retirar los fondos.

Otras consideraciones

  • Compare ofertas para encontrar el servicio, la conveniencia y el precio que se adapten a sus necesidades.
  • Pregunte acerca de los costos adicionales, por ejemplo, el costo de establecer una cuenta o una cuota anual, y cualquier otro requisito, por ejemplo, un saldo mínimo en la cuenta.
  • Pregunte si el beneficiario tendrá que pagar alguna tarifa para recoger o retirar los fondos que usted le envía.
  • Pida al proveedor del servicio que responda a cualquier inquietud que usted tenga sobre la seguridad de su dinero, tanto en los Estados Unidos como en el país extranjero.
  • Utilice únicamente un banco u otro proveedor establecido y de buena reputación. ¡Si es cuidadoso a la hora de elegir, no tiene necesidad de arriesgar su dinero!