El matrimonio y las finanzas

Respuesta rápida: En este momento feliz, no ignore la realidad financiera que conlleva formar una pareja. Asegúrese de analizar las metas financieras, la combinación de cuentas, las deudas y la preparación de presupuestos.

Antes celebrar la unión, es importante entender el punto de vista que cada uno tiene sobre el dinero. Recuerde que el matrimonio es un contrato. Habrá ingresos y egresos de dinero. Estos son algunos puntos que debe tener en cuenta.

Temas para analizar antes del matrimonio

Combinación de cuentas

Antes de comprometerse, es probable que tenga sus propias cuentas de ahorros, de cheques y de inversión. ¿Qué combinación de cuentas privadas y conjuntas es la más conveniente para usted? ¿Qué independencia necesita tener con su dinero? ¿Para lograr qué metas conjuntas están trabajando ambos?

Vivienda

¿Vivirán en la casa de uno de los dos cónyuges o buscarán una juntos? Si se planifica la venta de una propiedad, asegúrese de discutir detenidamente las posibles consecuencias impositivas de las ganancias de capital con su profesional de impuestos

Metas financieras

Discuta detenidamente adónde desea destinar su dinero y con qué prioridades. ¿Qué cantidad de respaldo hace que ambos se sientan cómodos? ¿Para qué cosas desea ahorrar dinero? ¿Qué tipos de seguros debe tener ahora? (Recuerde volver a examinar sus necesidades de seguro a medida que cambian las situaciones).

Preparación de un presupuesto

Ahora que son dos, quizás deban conciliar diferentes actitudes y hábitos. Un presupuesto es una buena manera de asegurarse de que ambos contribuyen para lograr sus metas financieras.

Deuda

Este tema puede ser complicado, pero es importante. Los dos deberán sentirse a gusto respecto de cuándo pedir dinero prestado y por qué. También deben comprender qué deudas aporta cada persona al matrimonio y luego decidir qué deudas se combinarán y cuáles se mantendrán separadas. Hay ventajas y desventajas en cada uno de los casos.

Muchos asesores recomiendan que cada persona conserve sus propias tarjetas de crédito e historial de crédito. Hacerlo ayuda a garantizar la independencia financiera y ofrece mayor flexibilidad en caso de que alguno de los cónyuges se encuentre solo en algún momento a futuro. Además, si uno de los cónyuges tiene un historial de crédito desfavorable, tal vez sea aconsejable no combinar la deuda a fin de conservar la mejor clasificación de crédito del otro cónyuge.

Acuerdo prenupcial

Conversar sobre los acuerdos prematrimoniales puede ser difícil, pero puede ayudar a reforzar un sentido de independencia o protección, especialmente si hay hijos de un matrimonio anterior. Si es posible, mantenga este diálogo cuando comience con los preparativos.

Planificación de sucesiones

Una boda es algo esperanzador. Tal vez no parezca el momento adecuado para estar pensando en la muerte y la discapacidad, pero cuando están por tomar la decisión de hacerse cargo uno del otro, es un punto que debe analizarse. Considere las consecuencias de perder salarios o de un fallecimiento sin tener un plan de sucesión. Preste atención a las designaciones de beneficiarios del seguro de vida, de las cuentas de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés), de los planes 401(k) y de otros planes que le permiten designar a un beneficiario. Dichas designaciones podrían sustituir las instrucciones de un testamento o fideicomiso. Debe dirigir sus preguntas a su profesional especialista en planificación de sucesiones.