Elija la ubicación perfecta

  • Investigue la zona
  • Elija un distrito comercial establecido
  • Observe a los comercios competidores
  • Considere las características de la propiedad
  • Consiga un personal de alta calidad

Elegir la ubicación más adecuada para su pequeña empresa puede ser un factor esencial para su éxito, particularmente si usted es un comerciante minorista.

  • El primer paso para determinar un lugar ideal es investigar la zona. Pregunte a su Cámara de Comercio local y a los propietarios de comercios acerca de los vecindarios que usted esté considerando. Observe en persona el tráfico de peatones y de vehículos durante los días de semana y en los fines de semana. Asegúrese de que existe la necesidad de su producto o servicio y de que no hay demasiada competencia en la zona inmediata.
  • Considere el radio circundante de dos o tres millas como objetivo de su mercado.
  • Considere elegir un distrito comercial establecido. Dado que estos distritos se consideran como puntos de destino completos (con cafeterías, restaurantes, compras y servicios como salones de belleza), usted reducirá la necesidad de hacer publicidad y dará credibilidad a la ubicación de su negocio.
  • A veces, hasta los comercios competidores de la zona pueden ser beneficiosos para su negocio. Quizá obtenga nuevos clientes que están comprando en comercios similares de la zona.
  • Las características de la propiedad también pueden marcar la diferencia. Por ejemplo, en una zona de mucho tráfico peatonal, tener una tienda al nivel de la calle puede ser una gran ventaja con respecto a un competidor que se encuentra en los altos y no puede atraer a quienes miran los escaparates. El espacio disponible para aparcamiento de los clientes también puede resultar un factor crítico. Si no tiene espacios destinados exclusivamente a su negocio, puede perder clientes ante los competidores que tengan un aparcamiento más cómodo.
  • Tener una buena ubicación y un buen edificio también puede ayudarle a reunir a un personal de calidad. Un lugar atractivo probablemente ofrecerá un ambiente más agradable para trabajar y hacer compras. El acceso conveniente a líneas de autobuses y trenes contribuirá a atraer tanto a empleados como a clientes.