Cómo prepararse para las entrevistas laborales

Las entrevistas laborales son su oportunidad de causar una buena primera impresión, de aprender más acerca de su potencial empleador y de distinguirse frente a sus competidores. He aquí algunas recomendaciones para proyectar una imagen positiva y profesional en su próxima entrevista:

Cómo prepararse

  • Esté informado. Estudie la página Web de la compañía. Busque información sobre la compañía, tanto en Internet como impresa, y sobre las tendencias generales de la industria.
  • El día de la entrevista, luzca aseado y con aspecto profesional. Aunque los empleados de la compañía se vistan informalmente, la mayoría de los expertos en búsquedas laborales recomiendan vestirse bien para una entrevista, a menos que le soliciten no hacerlo. Para hombres y mujeres, un traje de dos piezas en un color, tela y estilo serio se suele sugerir como la opción mejor y más segura.

Al llegar

  • Llegue unos 10 minutos antes para llenar bien la solicitud y en detalle.
  • Trate con respecto al recepcionista.
  • Recuerde que el primer minuto establece el tono para toda la entrevista. Si bien todos los candidatos tal vez sean capaces de contestar las preguntas, el candidato ganador suele ser la persona que demuestra confianza en sí misma, madurez, sentido del humor y calidez.

Durante la entrevista

  • Salude al entrevistador con un firme apretón de manos, contacto visual y una sonrisa. Los investigadores han hallado que las personas que hacen amistades fácilmente tienden a hacer contacto visual frecuentemente durante la conversación. Si usted se concentra mayoritariamente en la otra persona, mirándola a los ojos y a la cara, sonriendo y asintiendo mientras habla, la gente tendrá la sensación de que realmente usted les está prestando atención… ¡y les gustará hablar con usted!
  • Hable claramente, escuche atentamente y demuestre interés.
  • Pregunte acerca del empleo y escuche atentamente a cada una de las tareas mencionadas.
  • Responda de forma breve y directa sobre lo que usted podría hacer por la compañía. Describa cómo su experiencia y su formación se corresponden con el cargo ofrecido. Dé ejemplos.
  • Muchos entrevistadores piden a los candidatos dar ejemplos de situaciones en las que han tomado la iniciativa, por ejemplo, situaciones en las que encontraron una forma de resolver un problema o han hecho algo positivo sin que se les solicitara. Esté preparado; piense por adelantado en algunos buenos ejemplos que pueda dar.
  • Haga preguntas sobre los objetivos de la compañía y las habilidades necesarias para el trabajo.
  • Discuta el salario después de que el empleador mencione una cifra. Muchos expertos en búsquedas laborales sugieren escribir “Abierto” en el espacio de “Salario deseado” en una solicitud de trabajo, y sólo discutir el salario en una entrevista después de que el empleador mencione una cifra.
  • Termine la entrevista con un “muchas gracias” que demuestre aprecio.

Recomendaciones para el seguimiento

  • Obtenga una tarjeta de negocios del empleador y envíe una nota personal de agradecimiento. Reconfirme su interés y los motivos por los que usted sería útil a la compañía.
  • Si el empleador no se comunica con usted pasada una semana, considere enviar un mensaje electrónico o una llamada para expresar su interés continuado.