Proteger a un ser querido que tiene una discapacidad con un Fideicomiso para necesidades especiales

Respuesta rápida: Es importante considerar un Fideicomiso para necesidades especiales si tiene un ser querido con necesidades especiales que es elegible para recibir beneficios públicos en función de los recursos, como Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) y Medicaid.

De acuerdo con la Oficina del Censo de los EE. UU., casi uno de cada cinco estadounidenses tiene una discapacidad y aproximadamente la mitad de estas personas tienen una discapacidad grave. Las discapacidades graves pueden crear una carga financiera significativa debido al poder adquisitivo limitado y a los gastos continuos.

¿Cómo funciona un fideicomiso para necesidades especiales?

El propósito principal de un Fideicomiso para necesidades especiales es ayudar a la persona que tiene una discapacidad a satisfacer sus necesidades, y a la vez que él o ella mantenga la elegibilidad para los beneficios públicos estatales y federales. Las distribuciones del fideicomiso pueden usarse para pagar servicios y elementos complementarios no proporcionados por programas de beneficios públicos.

Establecimiento del fideicomiso

Un abogado que entienda de planificación de sucesiones y fideicomisos para necesidades especiales puede redactar el fideicomiso. Es muy frecuente que los fondos de un fideicomiso para necesidades especiales provengan del dinero neto obtenido de un acuerdo o fallo por lesiones personales, de los fondos personales de un individuo o de donaciones realizadas por familiares o amigos.

Cada fideicomiso para necesidades especiales requiere un fiduciario que sea responsable de asegurarse de que los términos del fideicomiso se respeten.

Selección de un fiduciario

Al seleccionar un fiduciario, es importante considerar su experiencia. ¿Tiene el fiduciario los conocimientos necesarios para administrar el fideicomiso de manera eficaz y eficiente, lo que incluye comprender las reglas de los beneficios públicos?

Pago de gastos complementarios

Una vez que el Fideicomiso para necesidades especiales se establece y recibe fondos, puede usarse para adquirir elementos complementarios que mejoran la calidad de vida de la persona que tiene una discapacidad. Las compras adecuadas podrían incluir un vehículo adaptado, una silla de ruedas personalizada, una computadora, membresía para un gimnasio, sesiones de terapia asistida con animales, musicoterapia o terapia artística, o servicios de cuidados complementarios.

¿Cómo pueden usarse los fondos de un Fideicomiso para necesidades especiales

Cuando los fondos se depositan en el fideicomiso, y la persona que tiene una discapacidad es nombrada como beneficiario, pueden hacerse distribuciones para satisfacer necesidades complementarias que pueden mejorar la calidad de vida de dicha persona.

Entre algunas compras permitidas se encuentran las siguientes:

  • Un vehículo adaptado y personalizado según las necesidades del beneficiario
  • Un animal de servicio
  • Medicamentos, equipos médicos y terapias no proporcionados por los programas de beneficios públicos
  • Programas educativos, recreativos y vocacionales
  • Vacaciones o viajes con fines médicos
  • Entretenimiento y actividades tales como clases de música o arte, membresías para un gimnasio, campamentos especializados, eventos deportivos y conciertos
  • Tecnologías asistenciales