Cómo hablar con sus hijos acerca del dinero

Vivimos en una sociedad orientada al consumidor, en la que el dinero es parte de la vida diaria. Los niños estadounidenses son bombardeados con anuncios publicitarios que les incitan a comprar. Una vez que terminan la escuela secundaria, a los adultos jóvenes suelen abrumarlos con ofrecimientos de tarjetas de crédito. Sin embargo, la mayoría carece de un conocimiento básico sobre finanzas personales. Algunos acumulan miles de dólares en deudas de tarjeta de crédito.

Como padre, madre o tutor, usted tiene la oportunidad de educar a sus hijos en cuanto a la administración inteligente del dinero. Entender los principios básicos les ayudará a ser autosuficientes desde el punto de vista financiero y a contar con los conocimientos necesarios para aprovechar las oportunidades financieras. Enseñarles a sus hijos a desarrollar una relación saludable con el dinero puede tener un efecto positivo y duradero, y mejorar sus propios conocimientos, habilidades y actitudes financieras a lo largo del camino.

La mayoría de los niños están interesados en el dinero y reconocen que la administración del dinero es un paso importante hacia la madurez y la independencia. Hablar con ellos acerca de las finanzas personales demostrará que usted reconoce que están en camino a convertirse en adultos jóvenes responsables. Al transferirles gradualmente más responsabilidad financiera, adquirirán experiencia en la planificación, en la toma de decisiones y en el aprendizaje para vivir de manera independiente. Nunca es demasiado pronto para comenzar a enseñarles a sus hijos los principios básicos de una buena administración del dinero. Usted puede ayudarles a desarrollar hábitos financieros saludables y duraderos. Haga que sus hijos participen en conversaciones acerca del dinero apropiadas para su edad. Comparta con ellos sus ideas sobre cómo toma sus decisiones diarias en lo que respecta a gastos y ahorros.

A continuación incluimos algunas sugerencias para presentarles a sus hijos los principios básicos del dinero y las finanzas personales en los momentos apropiados para cada edad:

Niños pequeños
Tan pronto como sus hijos puedan contar, usted puede presentarles el dinero: los dólares y los centavos. Cuando tengan edad suficiente para hacer compras con usted, puede presentarles las nociones de gastos, ahorros y cómo se utiliza el dinero para acumular, medir e intercambiar valor. Podrá hacer partícipe a su hijo en edad preescolar explicando las cosas de manera simple y directa. Hable sobre el valor de las monedas y las cosas cotidianas, como juguetes y comida, y cómo ahorrar para el futuro. Incluso los niños pequeños son bombardeados con anuncios; por eso, es importante que se asegure de que entiendan la diferencia entre un deseo y una necesidad. También puede analizar por qué y cómo se toman decisiones financieras. El concepto de los gastos diferidos o dilatorios también es importante para los niños en edad preescolar.

Preadolescentes
Incluya a los niños en el equipo de finanzas familiares.
Puede ayudar a sus hijos a aprender acerca del dinero incluyéndolos en sus actividades y decisiones financieras diarias:

  • Haga que los niños le acompañen cuando va de compras y que le ayuden a cortar cupones, buscar las ofertas y a comparar calidad, servicio y precio.
  • Preparar una comida juntos puede ser una oportunidad para hablar sobre el valor de planificar con anticipación y evitar el desperdicio, conceptos que también se aplican al dinero.
  • Antes de hacer una compra importante, analice las ventajas y desventajas con la familia. Esto le ayudará a sus hijos a reconocer la importancia de comparar alternativas.
  • Si su hijo pide artículos costosos que la familia no puede permitirse comprar, no ceda; cíñase a su presupuesto familiar. Utilice la situación como una oportunidad de enseñanza, explicándole a su hijo los motivos específicos de su decisión.
  • Cuando tengan edad suficiente, permita que sus hijos se sienten con usted mientras paga algunas cuentas del hogar, cuadra su cuenta de cheques, revisa el estado de cuenta mensual de su tarjeta de crédito o actualiza el presupuesto familiar. Deles una noción de cuánto cuesta cubrir los diversos gastos mensuales del hogar.
  • Explíqueles a sus hijos sus estrategias y decisiones de administración del dinero, ya sea que se trate de ahorrar para unas vacaciones familiares o de utilizar el valor neto de la vivienda como colateral para un préstamo a fin de remodelar la cocina.

También se beneficiarán si les cuenta acerca de errores anteriores que haya cometido con el dinero y lo que aprendió de ellos. Hágales saber a sus hijos que siempre pueden recurrir a usted si necesitan información y asesoramiento financiero.

Vayan juntos al banco.

Alrededor de los 10 años de edad, cuando los niños pueden comenzar a entender el concepto de intereses, considere la posibilidad de llevarlos al banco para abrir una cuenta de ahorros que devenga intereses. Esto contribuirá a enseñarles a hacer depósitos y retiros, a llevar un registro de la cuenta, a cuadrar su cuenta y a usar la Banca por Internet (Online Banking) para llevar un registro de la actividad de la cuenta. Go to the bank together.

Adolescentes

A medida que su hijo crezca, tendrá diferentes experiencias, lo que incluye conseguir un trabajo y administrar una tarjeta de crédito. Usted puede ayudarle a aprender y desarrollar habilidades positivas de administración del dinero compartiendo los errores anteriores que haya cometido con el dinero y lo que aprendió de ellos. Hágales saber a sus hijos que siempre pueden recurrir a usted si necesitan información y asesoramiento financiero. Para ayudar a los adolescentes a aprender a administrar el dinero, una cuenta bancaria podría ser de utilidad. De hecho, los adolescentes también pueden abrir una cuenta de cheques destinada a adolescentes (que puede requerir un cotitular adulto), y los bancos pueden ofrecer dichas cuentas. Asegúrese de preguntar acerca de los detalles de la cuenta, como requisitos de saldo mínimo y cargos mensuales. Oriente a sus hijos para que utilicen sus cuentas de manera responsable.

Acerca de los empleos y el salario.

Tener un trabajo de tiempo parcial puede ser una buena manera de que los jóvenes obtengan más información acerca de cómo ganar dinero y cómo administrarlo. Sin embargo, asegúrese de que la educación siga siendo su máxima prioridad. Las investigaciones sugieren que la educación y la capacitación tienen un impacto importante en el futuro poder adquisitivo. Vigile constantemente si el trabajo está afectando las tareas escolares. Además, evalúe si el entorno y los valores del empleador son beneficiosos e influyen positivamente en su hijo.

Comience lentamente con las tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito pueden proporcionar flexibilidad financiera y conveniencia, pero muchos adultos jóvenes se meten en problemas con deudas de tarjeta de crédito al tener saldos altos y pagar solamente el mínimo adeudado. Una opción para tener en cuenta es solicitar una tarjeta de crédito con un límite bajo para su hijo adolescente mientras aún está en la escuela secundaria. (Se aplican reglas con respecto al límite de edad. Consulte a su compañía de tarjeta de crédito o a su representante bancario). Usted puede enseñarle cómo administrar una cuenta de tarjeta de crédito, lo que incluye cómo guardar los recibos, revisar sus estados de cuenta mensuales y gastar únicamente lo que pueden llegar a pagar por completo cada mes. Al aprender de manera temprana a ser responsables con el crédito, es posible que sus hijos tengan menos probabilidades de tener problemas de endeudamiento en el futuro.