Recomendaciones para la compra de autos usados

Casi todos los autos se deprecian, es decir, su valor decrece con el paso del tiempo. El valor de un auto nuevo puede bajar cientos o incluso miles de dólares inmediatamente después de comprarlo en el concesionario. Al comprar un auto usado, su costo inicial será por lo tanto menor que si fuera nuevo. Debido a que los autos usados varían según sus millas recorridas y su estado, puede tener más opciones de autos similares a distintos niveles de precios. Por ello, también es especialmente importante revisar los autos para determinar su calidad y fiabilidad.

He aquí algunas recomendaciones para comprar un auto usado u otro auto:

  1. Si es posible, haga una cita por la mañana para ver el auto. De esa manera puede ver cómo arranca el auto antes de calentarse.
  2. Llegue a su cita 15 a 20 minutos antes para ver si están haciendo algún “arreglo” de último momento.
  3. Tómese el tiempo para inspeccionar el auto hasta quedar satisfecho. No se apresure. Si ya es propietario de un auto, practique inspeccionando su propio auto. Familiarícese con el proceso para no perderse nada. (Más tarde, si le interesa comprar el auto, hágalo inspeccionar por un mecánico certificado. Vea el punto 9 más abajo.)
  4. ¡Haga una prueba de conducción del auto!
  5. Señale al vendedor los defectos o problemas del auto.
  6. Pida ver el registro actual del auto. Confirme la propiedad actual y asegúrese de que el registro esté pagado y al día.
  7. Pregunte si hay un embargo del auto o si fue arrendado.
  8. Consulte a un servicio como carfax.com para ver si el auto ha tomado parte en un accidente, y para asegurarse de que el propietario tenga el título de propiedad del auto. Necesitará el Número de Identificación del Auto (“Vehicle Identification Number” o “VIN” por sus siglas en inglés).
  9. Antes de aceptar comprar el auto, hágalo inspeccionar por un mecánico certificado. Tal vez tenga que incluir las reparaciones necesarias en su costo de propiedad.
  10. Considere seriamente la compra de una garantía extendida para el auto. Investigue la fiabilidad de la marca y modelo, leyendo reseñas de la industria y comentarios enviados por los usuarios en sitios web. Esta información le ayudará a buscar una garantía que cubra los tipos de problemas que es probable que su auto tenga en el futuro.