¿Qué es el abuso financiero a personas mayores?

El abuso financiero a personas mayores es mucho más que intentar estafar a personas de la tercera edad o lograr el control de su dinero.

El Comité Nacional para la Prevención del Abuso a las Personas Mayores (NCPEA, por sus siglas en inglés) define el abuso financiero a personas mayores como una gran diversidad de conductas, entre ellas:

  • Apoderarse del dinero o de los bienes de una persona mayor vulnerable
  • Firmar de manera fraudulenta por las personas mayores o falsificar sus firmas
  • Forzar con engaños o usar una influencia indebida para lograr que una persona mayor firme una escritura, un testamento o un poder notarial
  • Apoderarse o utilizar los bienes o las pertenencias de una persona mayor sin permiso
  • Prometer cuidados a largo plazo (incluso de por vida) a cambio de dinero o bienes, y luego no cumplir con la promesa
  • Usar el engaño para ganarse la confianza de la víctima (también conocido como delitos de confianza o embustes)

Una preocupación cada vez mayor

Entender el abuso a las personas mayores

Inquietante: esa es la palabra para describir el hecho de que los estadounidenses mayores pierden por lo menos $2,900 millones cada año porque otras personas se aprovechan de su vulnerabilidad. Y eso es solo por los casos que de hecho se reportan.* Se denomina abuso financiero a personas mayores, y cada año ocurre con mayor frecuencia.

¿Quién se aprovecha de los estadounidenses mayores? Podría ser cualquiera. Un estudio de 2011* revela lo siguiente:

Extraños: 51% Familiares, amigos y vecinos: 34% Sector comercial: 12% Fraude por Medicare y Medicaid: 3%

UNA PREOCUPACIÓN CADA VEZ MAYO

El mismo estudio de 2011 también indica que cerca del 60% de los perpetradores son hombres de 30 a 59 años, mientras que la mayoría de las mujeres abusadoras tienen entre 30 y 49 años.

Y como las personas nacidas inmediatamente después de la segunda guerra mundial viven más tiempo, la cantidad de estadounidenses mayores aumentará. Como también lo hará el abuso financiero a personas mayores. Es conveniente que todos tengamos más información sobre este asunto para poder detener de lleno este tipo de abuso.

En este tema, examinaremos en más detalle el abuso a personas mayores, incluidos los signos de advertencia, cómo protegerse (y proteger a sus seres queridos) y los recursos disponibles para ayudar a combatir esta tendencia creciente.

*Fuente: “MetLife Study of Elder Financial Abuse” (Estudio de MetLife sobre el Abuso Financiero a Personas Mayores) de 2011.


¿Quién se aprovecha de las personas mayores?

Muchos estafadores se acercan a las personas mayores con la intención de aprovecharse de ellos o de engañarlos. Estas personas pueden:

  • Decir que aman a la persona mayor (lo que también se conoce como “estafas románticas”)
  • Acercarse a las personas mayores como cuidadores, consejeros u otros proveedores de servicios profesionales
  • Encontrar viudos o viudas vulnerables leyendo obituarios, circulando por los vecindarios para identificar personas mayores que viven solas o están aisladas
  • Asistir a una iglesia o a otros eventos comunitarios para encontrar personas mayores que podrían vivir solas
  • Mudarse rápidamente de una comunidad a otra para pasar desapercibidos o evitar que las arresten
  • Robar objetos de los hogares de personas mayores

Proveedores de servicios o empresas inescrupulosos también pueden aprovecharse de las personas mayores o estafarlas. Estas personas pueden:

  • Cobrar de más por servicios o productos
  • Utilizar prácticas comerciales engañosas o desleales
  • Utilizar posiciones de confianza o respeto para lograr sus propósitos

Lamentablemente, los amigos cercanos o los miembros de la familia suelen ser los estafadores. Estas personas pueden:

  • Creer que tienen derecho o justificación para tomar lo que creen que les pertenece legítimamente
  • Pensar que la persona mayor gastará todos sus ahorros, privándoles de su herencia
  • Haber tenido una relación negativa o abusiva con la persona mayor
  • Tratar de impedir que otros miembros de la familia o hermanos hereden los bienes de la persona mayor
  • Intentar aislar a la persona mayor de otros amigos y miembros de la familia
  • Necesitar dinero para financiar el abuso de sustancias, los juegos de apuestas u otro problema
Abuelos con nieto

¿Por qué apuntan a las personas mayores?

Hay muchos motivos por los cuales las personas mayores se convierten en objetivos y caen en las garras de estafadores o ladrones. El motivo más común es que las personas mayores tienen más probabilidades de depender de otros, a causa de sus discapacidades o su salud debilitada. Sus cuidadores tienen fácil acceso a sus hogares, cuentas financieras, información personal, suministros médicos y medicamentos y, en general, son acompañantes de confianza que pueden influir fácilmente en las personas mayores.

En cuanto a los asuntos financieros, es posible que las personas mayores no se den cuenta del valor de sus pertenencias, incluidas sus viviendas, que podrían valer más de lo que piensan. Esto podría convertirlos en probables objetivos de estafadores o depredadores que quizás les ofrezcan comprar sus viviendas o pertenencias por una mínima parte de lo que en realidad cuestan.

Muchas personas mayores no se sienten cómodas con la nueva tecnología que se utiliza para administrar sus finanzas. Los estafadores podrían fácilmente ofrecerse para ayudar a las personas mayores a establecer un acceso por Internet a sus cuentas bancarias como medio para obtener el control de sus nombres de usuario y contraseñas.

Con el objeto de simplificar sus vidas, algunas personas mayores siguen patrones predecibles, como recibir cheques mensuales o ir al banco el mismo día cada semana. Si los estafadores notan esta rutina o patrón, pueden entrar fácilmente en la vivienda mientras la persona mayor no está o incluso intentar llevarse las pertenencias de la persona mayor mediante tácticas de mano dura, como el robo o el atraco.

Además, con frecuencia los estafadores saben que las personas mayores que están enfermas o debilitadas tienen menos probabilidades de actuar debido a su enfermedad, vergüenza o temor. Los abusadores podrían suponer que una persona mayor no vivirá lo suficiente para presentar denuncias legales o incluso para ser testigos convincentes.

icono de marca de verificación de escudo

Señales de advertencia

Conozca las señales de abuso financiero a personas mayores

Con el fin de proteger a los miembros de la familia o amigos de edad avanzada del abuso financiero, es importante saber a qué hay que estar atento:

  • Resistencia repentina a hablar de asuntos financieros
  • Retiros de dinero o giros electrónicos repentinos, atípicos o inexplicables, u otros cambios en su situación financiera
  • Facturas de los servicios públicos u otras cuentas sin pagar
  • Nuevos amigos íntimos o “enamorados/as”
  • Aparición o agravamiento de enfermedades o discapacidades
  • Cambios de conducta, como miedo o sumisión, aislamiento social, retraimiento, aspecto personal descuidado, olvidos frecuentes, impulsividad, secretos o paranoia (estos también pueden ser señales de problemas de salud o demencia)
  • Deseo repentino de cambiar su testamento, especialmente cuando no pueden entender plenamente las consecuencias
  • Aumento repentino de gastos por parte de familiares o amigos
  • Transferencia de títulos de propiedad de viviendas u otros bienes a otras personas sin motivo aparente
  • “Regalos” importantes y frecuentes a cuidadores
  • Desaparición de bienes muebles
  • Préstamos grandes, inexplicables e inesperados tomados por personas mayores, como préstamos para estudiantes
Share This: