Pasos para evitar la ejecución hipotecaria

Siga estos pasos para ayudar a evitar la ejecución hipotecaria de su casa

Instrucciones: Haga clic en cada paso para aprender más acerca de cómo evitar la ejecución hipotecaria.

Póngase en contacto con su prestamista

Si se atrasa en sus pagos de la hipoteca, no se esconda de la situación. Póngase en contacto con su prestamista inmediatamente. Cuanto antes lo haga, más opciones podrá tener disponibles.
 
Usualmente, si trata directamente con su prestamista, éste puede ofrecerle soluciones.
 
El prestamista está motivado para ayudarle a conservar su casa. Por lo general, los prestamistas no se benefician de la ejecución de una hipoteca. La ejecución hipotecaria puede ser un proceso complejo en el que los prestamistas deberán seguir estrictamente las leyes estatales y locales, seguir los canales legales, tomar posesión, a menudo hacer reparaciones, poner la casa en venta y venderla con éxito. Debido a los altos costos y esfuerzos requeridos, los prestamistas suelen ver la ejecución hipotecaria como último recurso.
 
Contacte a la oficina del Abogado General Militar (JAG por sus siglas en inglés) de la base o puesto para pedir información sobre su obligación de pagar su hipoteca y de la ayuda que podría estar disponible según la Ley de Asistencia Civil para Miembros del Servicio Militar (SCRA).

Llame a un asesor en vivienda

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD por sus siglas en inglés) de Estados Unidos provee una lista de asesores en vivienda aprobados en su sitio web: hud.govUna agencia de asesoramiento en vivienda aprobada por HUD puede ayudarle a evaluar su situación financiera y recomendarle dónde recortar gastos, permitiéndole, si es posible, pagar la cantidad que tiene atrasada. El asesor puede ayudarle a negociar con su prestamista.

La Homeownership Preservation Foundation tiene un número nacional directo de asistencia, 1-888-995-HOPE (888-995-4673), que ofrece consejos, asistencia y apoyo para ayudar a las personas y familias que tienen dificultades financieras a no perder la casa. Para más información adicional, visite hopenow.com.
 
Además, pida ayuda legal para los militares. Visite el sitio web de U.S. Armed Forces Legal Assistance a fin de encontrar una oficina de su rama militar.

Negocie una solución

Si no puede pagar la cantidad entera que debe en su préstamo, discuta un arreglo de renegociación del préstamo con la compañía encargada de la prestación de servicio de su préstamo. Esto quiere decir reestructurar el préstamo de forma que le permita pagar lo adeudado. Pueden existir varias opciones diferentes.

Explore distintas opciones para no perder su casa

Hable con su prestamista sobre la posibilidad de establecer un nuevo programa de pago de su hipoteca. Esto se conoce como modificación o reestructuración del préstamo. (Si usted tiene un préstamo hipotecario de la Federal Housing Authority (FHA), esta reestructuración se conoce como “cesión del préstamo”).
 
La modificación del préstamo es un cambio en uno o más de los términos y condiciones del préstamo hipotecario con el objetivo de hacer manejables los pagos mensuales en vista de la situación financiera presente del prestatario. Estos cambios pueden hacerse de forma temporal o permanente y pueden incluir un cambio en la tasa de interés del préstamo, de la cantidad del pago mensual o del tiempo disponible para pagar.

Dejar su casa

Si sus circunstancias financieras cambian dramáticamente, tal vez no sea capaz de encontrar una manera de poder pagar su préstamo, incluso después de tratar con su prestamista y con un asesor en vivienda. Usted podría llegar a la conclusión de que una alternativa es no continuar siendo propietario de su casa o condominio.
 
En ese caso, una opción puede ser una venta rápida, o venta previa a la ejecución hipotecaria. Normalmente, el prestamista querrá que el precio de venta de la casa pague lo que usted debe por la hipoteca, pero puede estar dispuesto a aceptar una cantidad inferior a lo que se le adeuda. Es útil discutir la opción de venta rápida con su prestamista lo antes posible. No venda su casa por menos de lo que debe sin consultar antes a su prestamista.
 
Otra opción puede ser la entrega de una escritura para evitar el juicio hipotecario. Esto es cuando usted devuelve la propiedad al prestamista.

Investigue sus alternativas de bancarrota

La bancarrota es un proceso legal que requiere la ayuda del Tribunal Federal de Estados Unidos para eliminar o condonar algunas de sus deudas y lograr empezar de nuevo financieramente. Lea sobre bancarrota.
 
La bancarrota es un asunto serio que puede tener consecuencias importantes duraderas — usted incluso podría perder su posición en el ejército. El derecho respecto a la bancarrota es complicado y está cambiando. Es esencial tener asesoría profesional sólida acerca de sus alternativas.

Haga clic en el botón de Siguiente para continuar.