Seguridad de las tarjetas de crédito

Aprenda a mantener la seguridad al usar tarjetas de crédito.

Instrucciones: Haga clic sobre cada frase para recibir más información.

¡Denuncie las pérdidas o robos!

Si ha perdido o le han robado una tarjeta, denúncialo inmediatamente a la compañía que emitió la tarjeta. Para responder rápidamente si pierde sus tarjetas o su documento de identidad, haga una lista como la siguiente. Guarde la lista en un lugar seguro. Nunca la lleve consigo.
 
Información de la tarjeta de crédito

  • Nombre de la tarjeta de crédito
  • Institución financiera
  • Número de cuenta (no escriba el número de la cuenta si no puede guardarlo en un lugar seguro).
  • Número del servicio al cliente de 24-horas.

Firme su tarjeta

Firme la tarjeta en el panel correspondiente tan pronto como la reciba.
 

Una joven mirando su tarjeta de crédito y revisando la factura de su tarjeta de crédito.

Trate las tarjetas como dinero en efectivo

Proteja sus tarjetas tal como si fueran dinero — no las deje nunca fuera de su posesión o control. No deje sus tarjetas de crédito en la guantera del automóvil. Un porcentaje alto de los robos de tarjetas de crédito son robos de las guanteras. No preste sus tarjetas — de crédito, de débito o ATM — a nadie. Usted es la persona responsable de su uso. No deje que sus tarjetas de crédito sean usadas por otros, ni siquiera por sus familiares y amigos. Corte y tire las tarjetas viejas y canceladas. Si está esperando recibir una nueva tarjeta de crédito o tarjeta de débito, revise con frecuencia su buzón de correo para evitar que alguien la robe.

El robo de identidad continúa en aumento. Lleve consigo únicamente las tarjetas de crédito que piense usar y deje las demás en un lugar seguro (no en la guantera de su automóvil). No dé ocasión a los ladrones.

Cuando haga compras

 
Pago con tarjeta de crédito de una cuenta de restaurante.]
Cuando haga compras, no se olvide de recoger su tarjeta después de cada compra. Antes de firmar los recibos de venta, verifique que contengan la cantidad correcta de la compra. Conserve siempre copias de sus recibos de ventas y de tarjetas de crédito. Una vez que se haga efectivo el pago por la compra, asegúrese de triturar los recibos y/o los estados de cuenta que incluyan el número de la cuenta e información personal. Cuando use su tarjeta de crédito, no dé información personal, únicamente muestre un documento de identificación si se lo solicita un comerciante. De igual manera, no permita que un vendedor escriba el número de su cuenta si su sistema de computadoras no funciona. Haga la compra más tarde cuando su tarjeta pueda usarse como es debido.

Vigile las cuentas de su tarjeta de crédito

Para evitar fraudes, vigile en Internet sus cuentas de tarjeta de crédito, inclusive cuando se encuentre de viaje. Algunas instituciones financieras ofrecen herramientas y servicios para ayudarle a vigilar y administrar sus cuentas, como por ejemplo correos electrónicos (e-mails) y textos de alerta, pagos automáticos e informes en Internet, que llevan el control de sus gastos en distintas categorías de presupuesto.

Evite los imanes

Guarde las tarjetas lejos de objetos con imanes, ya que éstos podrían borrar la información guardada en la tarjeta.

Nota: ¡Tenga cuidado! Los delincuentes pueden robar fácilmente la información de su cuenta haciendo pasar una tarjeta de débito, crédito o ATM por un dispositivo manual llamado “skimmer” (lector).

¿Tiene demasiadas deudas de tarjetas de crédito? Consulte la lección Qué hacer con las deudas para ver consejos útiles.

Haga clic en el botón de Siguiente para continuar.