Vivir en la base: los pros y los contras

¿Es bueno para usted vivir fuera de la base?

Muchos miembros del servicio militar solteros de rango relativamente bajo decidirán vivir en los dormitorios/cuartel de la base. Sin embargo, muchos de esos mismos militares también podrían usar su paga base para alquilar una casa o apartamento fuera de la base.

¿Qué debería elegir usted? No hay respuestas correctas o incorrectas. Por ello, lo mejor que puede hacer es sencillamente comparar los pros y los contras.

Vivir en la base: Ventajas y Desventajas

Ventajas

Desventajas

Ahorros en los costos. No hay costos de renta, vivienda, servicios públicos, o incluso transporte (¡tampoco hay que viajar al trabajo!) Disponibilidad. Podría no haber viviendas disponibles en la base por lo que usted va a tener que buscar alojamiento temporal.
Comodidades extra. Usted y su familia estarán cerca de la tienda de la base (BX), del correo (PX) y del centro de bienestar, ayuda y recreación de las familias (MWR). Condiciones. Muchas bases militares no tienen viviendas puestas al día.
Seguridad. Los policías militares y oficiales de seguridad patrullan la base para protegerlos a usted y a su familia. No acumulación de patrimonio. Vivir fuera en la base significa que usted no recibe los beneficios de la propiedad de vivienda o de acumular patrimonio (equity).
Comunidad. La base está llena de gente igual que usted que comprenden su trabajo y la situación en que vive su familia. Dimensiones y espacio. La vivienda en la base podría no acomodar las dimensiones o necesidades de su familia.
Privacidad. Vivir en la base podría darle la sensación de no tener una vivienda porque siempre está rodeado por miembros de otras familias militares.
Aislamiento. Los soldados que viven en la base pueden sentirse menos conectados con su comunidad, lo que puede dificultar trabar amistades con civiles o usar los recursos de la comunidad.

Haga clic en el botón de Siguiente para continuar.