Sea proactivo

Tome medidas ahora para defenderse más tarde

Organice sus asuntos financieros
Independientemente de la edad que tenga, es buena idea actualizar y organizar toda su documentación financiera, inclusive su testamento, poderes notariales, escrituras de bienes raíces, pólizas de seguros, documentos de pensiones y fideicomisos, actas de nacimiento y certificados de matrimonio, y los papeles del Seguro Social. Mantener un fichero organizado y ayudar a otros (por ejemplo los padres, un tío o amigo íntimo) a que hagan lo mismo puede hacer más fácil descubrir las inconsistencias y las señales de advertencia de que puede haber abuso financiero.
 

 
Haga una lista de los contactos financieros
En la lista deben aparecer banqueros, agentes de seguros, abogados, contadores, agentes de inversiones y otros profesionales. Comparta la lista con su asesor financiero y con miembros de la familia de su confianza.
 
Un señor de edad avanzada  usando un laptop en un campo, sentado en la parte trasera de su camioneta.
 
Mantenga los ojos abiertos
Una persona de edad avanzada podría estar en riesgo de explotación si él o ella se siente aislado/a socialmente, ha sufrido recientemente alguna pérdida o si tiene discapacidades físicas o mentales. Preste especial atención si la persona no conoce bien sus finanzas o si algún miembro de su familia está en mala situación financiera o tiene problemas con el abuso de substancias. Ponga atención al mal manejo de sus finanzas, que puede incluir desde el uso de la propiedad o pertenencias sin permiso hasta convencer a alguien a firmar una escritura, testamento, o poder notarial a través de engaño o extorsión. Si usted nota cambios repentinos en la salud, vida social o hábitos de gastos de algún miembro de la familia, indague las razones del cambio.

Haga clic en el botón de Siguiente para continuar.