Su mejor defensa: Vigilar la actividad financiera

Vigile la actividad con regularidad

Lo más importante es estar alerta. La mejor defensa contra el fraude es monitorear cuidadosamente su actividad financiera… y hacerlo de forma regular. Utilice el sentido común y no se confíe. Si algo parece demasiado bueno para ser verdadero, probablemente lo sea.

Haga esfuerzos para protegerse a sí mismo y a sus seres queridos siguiendo cada uno de estos consejos.
 
Primer plano de una pila de tarjetas de crédito y débito colocadas sobre un estado de cuenta del banco.
 
Revise sus estados de cuenta
Revise sus estados de cuenta inmediatamente después de recibirlos. Si usa los servicios de operaciones bancarias por Internet, puede revisar sus transacciones de forma más rápida y frecuente que esperando a que lleguen por correo los estados de cuenta. Si observa errores o actividades no autorizadas, notifique de inmediato a su institución financiera. Si su estado de cuenta tarda en llegar, avise a su institución financiera para averiguar el motivo.

Guarde siempre los recibos de las compras hechas con tarjetas de crédito o de débito (inclusive de las compras en Internet) y verifique los estados de cuenta de su tarjeta de crédito y de sus cuentas bancarias para comprobar que las cifras de la compra sean correctas. revisar sus transacciones de forma más rápida y frecuente si ingresa al Internet. Cuestione inmediatamente cualquier cargo que no haya hecho, notificando a la empresa proveedora de la tarjeta de crédito.

Además, piense en la posibilidad de enviar duplicados de sus estados de cuenta a un asesor financiero o individuo de confianza incluso si usted tiene un poder notarial. Esto permite a una tercera parte objetiva revisar la actividad en su cuenta

Primer plano de una calculadora y pluma sobre un estado de cuenta del banco.

Ponga las disputas por escrito
Inmediatamente después de darse cuenta de un cargo que se encuentre disputado, llame a su institución financiera. Ponga siempre por escrito las disputas sobre sus estados de cuenta de la tarjeta de crédito; de lo contrario, puede ser legalmente responsable de la totalidad del cargo en cuestión. Las instituciones financieras tienen instrucciones específicas para notificarles a ellas acerca de una transacción no autorizada. Pregúntele al proveedor de la tarjeta de crédito los requisitos para la notificación en caso de disputa.

Considere el servicio de operaciones bancarios por Internet
Considere la posibilidad de inscribirse en los servicios de operaciones bancarias por Internet. Esto le permitirá monitorear la actividad de su cuenta en cualquier momento. Nunca diga a nadie su contraseña del servicio de operaciones bancarias por Internet, y cámbiela periódicamente.

No use como nombre de usuario o contraseña de acceso a las operaciones bancarias por Internet su nombre ni los de sus hijos, el número del Seguro Social, fechas de nacimiento, fechas de aniversario, números de teléfono, nombres de las mascotas o cualquier otra información fácil de adivinar.

Revise su informe de crédito
Revise su informe de crédito al menos una vez al año para verificar su exactitud. Si un informe muestra cuentas desconocidas con líneas de crédito altas, usted podría haber sido víctima de robo de identidad. Lea también la sección “Averiguaciones” (“Inquiries”) de sus informes. Los informes de crédito le dicen quién ha consultado su historial de crédito. Por ejemplo, si un concesionario de autos de otra zona del país ha pedido su informe de crédito, quizá usted sea víctima de robo de identidad.

Cuando obtenga su informe de crédito, guárdelo en un lugar seguro. Contiene muchos datos financieros delicados

Artículos prácticos
Lea estos artículos acerca de las sugerencias de seguridad en el uso de un ATM o su tarjeta de débito.

Haga clic en el botón de Siguiente para continuar.