¡Date crédito a ti mismo!

Tu instructor comparte una historia sobre pedir dinero prestado.

Emplea un minuto en mirar los préstamos de dinero desde dos puntos de vista — el del prestamista y el del prestatario.

CarlosCuando el vehículo de mi amigo se estropeó, le presté trescientos dólares. Después mi amigo, el coche y el dinero  ¡desaparecieron para siempre! Un desastre total… pero me dio una gran lección sobre los préstamos: la confianza. Los prestamistas solamente te van a prestar dinero si confían en que lo vas a pagar.

Por eso, en las próximas pantallas, te mostraremos cómo ganarte la confianza de los bancos y compañías de tarjetas de crédito para que puedas establecer y acumular buen crédito: la flexibilidad de pedir dinero prestado cuando lo necesitas.

Tener la capacidad para pedir dinero prestado cuando lo necesitas te da flexibilidad. Si entiendes cómo funciona el crédito y lo usas con inteligencia, el crédito puede ayudarte a alcanzar tus metas.

Nota: Un poco de vocabulario básico – quienes prestan dinero se llaman prestamistas o acreedores. El dinero que tú debes se llama deuda.

Haz clic en el botón de Siguiente para aprender aspectos básicos del crédito.