¿Cuánto puedes permitirte pagar?

Revisa tu Plan de Gastos y usa las fórmulas siguientes para ayudarte a evaluar tu situación financiera.

Una buena regla general es que el gasto en vivienda no debe costar más del 32% de tu salario bruto, o ingreso bruto. (Tu salario bruto es la cantidad total de tu cheque de salario antes de pagar impuestos y otras deducciones).

¿Quieres saber cuánto puedes gastar en alquiler? Utiliza esta fórmula:
Multiplica tu ingreso bruto mensual por .32 para averiguar tu renta máxima sugerida.

¿Quieres saber qué ingresos brutos necesitarás para poder alquilar un determinado apartamento? Utiliza esta fórmula:
Toma la suma de la renta del apartamento que deseas y divídela entre .32 para averiguar tu ingreso mensual bruto sugerido.

Recuerda que además del alquiler mensual, puedes tener que pagar algunas o todas las facturas de los servicios básicos. Muchos propietarios también requieren que los inquilinos entreguen un depósito de garantía. (Si el inquilino daña la propiedad o deja el alquiler sin pagar, el propietario puede usar estos fondos para cubrir lo que el inquilino le debe).

Nota: Piensa en asegurar el contenido de la vivienda alquilada. Si bien eres inquilino y no eres dueño de tu apartamento, este seguro puede cubrir tus costos si tus pertenencias personales son dañadas o robadas.

Haz clic en el botón de Siguiente para continuar.