Nada es más valioso que su salud. Pero, lamentablemente, con el aumento en los costos de los servicios médicos, la atención médica asequible está fuera del alcance de muchos estadounidenses. El seguro de salud compensa los costos asociados con la atención de rutina, las enfermedades y las lesiones, lo que hace que los servicios médicos sean más asequibles.

Palabras que debe conocer

Estos son algunos términos que se utilizan comúnmente que podría ver cuando busque planes de seguro de salud. Combine cada palabra con su definición.

  • Beneficio – El monto de dinero que una compañía de seguro pagará por un servicio de atención médica cubierto.
  • Reclamo – Un documento, muy parecido a una cuenta de servicios públicos, presentado por usted o en su nombre ante su aseguradora de salud que solicita el pago de los servicios recibidos, como una radiografía o un chequeo anual con su médico.
  • Copago – La parte de su cuenta que debe pagar, a menudo en el mismo momento en que recibe su servicio médico.
  • Deducible – El monto máximo que deberá pagar de su bolsillo cada año para su atención médica antes de que su compañía de seguro comience a pagar sus servicios.
  • Dependiente – Una persona que no es el titular de la póliza, a quien el titular de la póliza mantiene económicamente, como un hijo, o el cónyuge o pareja, que tiene derecho a la cobertura de atención médica en virtud del plan.
  • Vademécum – Una lista preaprobada de medicamentos de venta con receta ofrecidos por una compañía de seguro a precios más bajos.
  • HIPAA – Acrónimo de la Health Insurance Portability and Accountability Act (Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros Médicos), que se estableció en 1996 para ayudar a proteger los derechos de privacidad de los pacientes, especialmente cuando la información médica se comparte entre aseguradoras, proveedores o centros de atención médica.
  • HMO – Este grupo, que también se conoce como organización de mantenimiento de la salud, contrata a una red de médicos, profesionales de atención médica y centros para proporcionar atención médica a los miembros dentro de un área geográfica determinada a tarifas prenegociadas.
  • Póliza – Su contrato de seguro de atención médica con la compañía de seguro.
  • Médico de atención primaria – El médico al que usted acuerda consultar para todos sus servicios médicos y derivaciones.
  • Red – Médicos, profesionales de atención médica y centros con los cuales su organización de mantenimiento de la salud (HMO, por sus siglas en inglés) ha negociado tarifas especiales reducidas.
enfermera

¿Por qué necesito seguro de salud?

Sin la cobertura de atención médica, podría terminar afrontando cuentas que no puede pagar. Podría arruinar su historial de crédito, liquidar sus ahorros, omitir pagos de la hipoteca, del arrendamiento o de su automóvil, todo debido a que se gastó todo su cheque de sueldo en medicamentos de venta con receta y la atención médica necesaria.

Costo, conveniencia, cobertura: al elegir un seguro de salud todos estos factores entran en juego. Si bien las coberturas específicas varían de un plan a otro, la mayoría de los planes de atención médica le ayudarán a pagar:

  • Atención preventiva, como vacunas
  • Visitas de rutina al consultorio del médico, por ejemplo, para los exámenes físicos anuales
  • Medicamentos de venta con receta
  • Hospitalización
  • Terapia física
  • Pruebas para diagnosticar o descartar determinadas enfermedades
  • Análisis de laboratorio, como análisis de sangre y de orina

Tipos de planes

  • Planes orientados al consumidor (HSA/HRA)

Los planes de atención médica orientados al consumidor, como las cuentas de ahorros para gastos de salud (HSA, por sus siglas en inglés) y las cuentas de salud para la jubilación (HRA, por sus siglas en inglés) proporcionan beneficios impositivos y le brindan la posibilidad de ganar intereses sobre el dinero que ha apartado para gastos médicos calificados.

Este tipo de plan podría ser para usted si está dispuesto a pagar deducibles más altos a cambio del pago de primas más bajas. También le brinda mayor control con respecto a dónde recibe su atención. Por ejemplo, decidiría a qué especialista consultar o dónde realizarse una radiografía, en lugar de dejar que el médico decida por usted.

  • Organización de mantenimiento de la salud (HMO)

Una HMO minimiza sus gastos de atención médica a su cargo siempre que utilice médicos, profesionales de atención médica y centros de la red preaprobados. Para aprovechar los ahorros en los costos que proporciona una HMO, debe elegir un médico de atención primaria. Sin embargo, a discreción de su médico de atención primaria, podría ser derivado a un especialista que también sea un miembro de su red. Si decide consultar a un médico fuera de la red, su copago probablemente sea más alto. Por lo general, su deducible es menor si es miembro de una HMO.

Este podría ser el plan para usted si está dispuesto a sacrificar cierta flexibilidad y conveniencia para ahorrar dinero en visitas al médico y deducibles.

  • Organización de proveedores preferenciales (PPO, por sus siglas en inglés)

El costo por visita y los deducibles anuales habitualmente son más altos con un plan PPO que con una HMO. Las PPO suelen cobrar cargos ligeramente más altos que las HMO por usar un proveedor o un centro fuera de la red; sin embargo, no necesita una derivación de su médico de atención primaria para consultar a un especialista.

Este podría ser el plan para usted si tener la libertad de decidir a quién desea consultar para su atención médica le importa más que pagar primas más altas.

  • Punto de servicio (POS, por sus siglas en inglés)

En este tipo de plan, usted acuerda consultar a un médico de atención primaria para su atención médica y derivaciones, a cambio de recibir servicios a tarifas reducidas. Sin embargo, también tiene la libertad de ir a un médico fuera de su red por un cargo más alto.

Este podría ser el plan para usted si no le molesta pagar cargos de atención médica más altos si decide consultar a alguien fuera de su red.

persona con icono médico

¿Qué sucede si soy un trabajador independiente?

Una reciente encuesta administrada por la National Federation of Independent Business (NFIB) indica que casi la mitad (47 por ciento) de los empleadores encuestados ofrecían seguro de salud como parte de su plan de beneficios para empleados.1 Aunque la principal fuente de seguro de salud en Estados Unidos se obtiene a través de planes patrocinados por el empleador, si usted está desempleado o es un trabajador independiente, quizás deba buscar un seguro de salud privado. Obtener seguro de salud por su cuenta puede ser difícil, especialmente si tiene una afección preexistente. Un agente de seguros especializado en seguros privados puede ayudarle a encontrar un plan asequible.

La información contenida aquí es proporcionada “tal como es” y sin representación o garantía alguna. La información adjunta no tiene por objeto constituir asesoramiento legal, tributario o de planificación financiera. Ningún destinatario o lector debe ni puede basarse en los debates sobre asuntos tributarios o de contabilidad contenidos aquí (incluidos todos los documentos adjuntos). El destinatario/lector debe consultar a su asesor de impuestos, consultor legal y/o contador para obtener una declaración sobre las reglas de impuestos y contabilidad aplicables a su situación particular y para recibir cualquier otro asesoramiento sobre impuestos o contabilidad.

1NFIB Research Foundation. Dennis, William J., Jr. (2007). Purchasing Health Insurance, Volumen 7, Número 3. (ISSN – 1534-8326) (en inglés). Extraído de NFIB Research Foundation: http://www.411sbfacts.com/files/purchasinghealth.pdf

Share This: