Cómo hablar con sus hijos acerca del dinero

Vivimos en una sociedad orientada al consumidor, en la que el dinero es parte de la vida diaria. Los niños estadounidenses están todo el tiempo viendo anuncios publicitarios que les incitan a comprar y comprar. Una vez que terminan la escuela secundaria, a los adultos jóvenes suelen abrumarlos con ofrecimientos de tarjetas de crédito. Sin embargo, la mayoría carece de un conocimiento básico sobre finanzas personales. Algunos acumulan miles de dólares en deudas de tarjeta de crédito.

Usted desempeña un rol

Como padre, madre o tutor, usted tiene la oportunidad de educar a sus hijos en cuanto a la administración inteligente del dinero. Entender los conceptos fundamentales les ayudará a ser autosuficientes desde el punto de vista económico y a contar con los conocimientos necesarios para aprovechar las oportunidades financieras. Enseñarles a sus hijos a desarrollar una relación saludable con el dinero puede tener un impacto positivo y duradero, y mejorar sus propios conocimientos, habilidades y actitudes financieras a lo largo del camino. Usted puede ayudarles a desarrollar hábitos financieros saludables para toda la vida. Haga que sus hijos participen en conversaciones sobre el dinero apropiadas para su edad. Comparta con ellos sus ideas sobre cómo toma sus decisiones diarias en lo que respecta a gastos y ahorros.

Los niños quieren aprender

La mayoría de los niños están interesados en el dinero y reconocen a la administración del dinero como un paso importante hacia la madurez y la independencia. Hablar con ellos acerca de las finanzas personales demostrará que usted reconoce que están en camino a convertirse en adultos jóvenes responsables. Al darles gradualmente más responsabilidad financiera, ganarán experiencia en planificar, hacer elecciones y aprender a vivir de manera independiente. Nunca es demasiado pronto para comenzar a enseñarles a sus hijos los aspectos básicos de una buena administración del dinero.

familia feliz

Una línea cronológica para los conceptos fundamentales del dinero

Niños pequeños

Apenas sus hijos puedan contar, usted puede presentarles el dinero: los dólares y los centavos. Cuando tengan edad suficiente para hacer compras con usted, puede presentarles las nociones de gastos, ahorros y cómo se utiliza el dinero para acumular, medir e intercambiar valor. Puede hacer participar a su hijo(a) en edad preescolar explicando las cosas de manera simple y directa. Hable sobre el valor de las monedas, así como de las cosas cotidianas, como los juguetes y los alimentos. Hable sobre ahorrar para el futuro. Incluso los niños pequeños ven anuncios publicitarios todo el tiempo; por eso, es importante que se asegure de que entiendan la diferencia entre un deseo y una necesidad. También puede analizar por qué y cómo se toman decisiones financieras. Un concepto importante para los niños en edad preescolar también es el aplazamiento o la postergación de los gastos.

Preadolescentes

              Puede ayudar a sus hijos a aprender acerca del dinero incluyéndolos en sus actividades y decisiones financieras diarias:

  • Haga que los niños le acompañen cuando va de compras y que le ayuden a recortar cupones, buscar las ofertas y a comparar calidad, servicio y precio.
  • Preparar una comida juntos puede ser una oportunidad para hablar sobre el valor de planificar con anticipación y evitar el desperdicio, conceptos que también se aplican al dinero.
  • Antes de hacer una compra importante, analice las ventajas y desventajas con la familia. Esto ayudará a sus hijos a reconocer la importancia de comparar alternativas.
  • Si su hijo(a) pide artículos costosos que la familia no puede permitirse comprar, no ceda; cíñase a su presupuesto familiar. Utilice la situación como una oportunidad de enseñanza, explicándole a su hijo(a) los motivos específicos detrás de su decisión.
  • Cuando tengan edad suficiente, permita que sus hijos se sienten con usted mientras paga algunas cuentas del hogar, cuadra su cuenta de cheques, revisa el estado de cuenta mensual de su tarjeta de crédito o actualiza el presupuesto familiar. Deles una noción de cuánto cuesta cubrir los diversos gastos mensuales del hogar.
  • Explíqueles a sus hijos sus estrategias y decisiones de administración del dinero, ya sea que se trate de ahorrar para unas vacaciones familiares o de utilizar el valor neto de su vivienda como colateral para un préstamo a fin de remodelar la cocina.

Alrededor de los 10 años, cuando los niños pueden comenzar a entender el concepto de interés, considere la posibilidad de llevarlos a un banco para abrir una cuenta de ahorros que paga intereses. Esto contribuirá a enseñarles a hacer depósitos y retiros, a llevar un registro de la cuenta, a cuadrar su cuenta y a usar la banca por Internet para llevar un registro de la actividad de la cuenta.

chica emprendedora

Primeros años de la adolescencia

A medida que su hijo(a) crezca, tendrá diferentes experiencias, lo que incluye conseguir un trabajo y administrar una tarjeta de crédito. Usted puede ayudarle a aprender y desarrollar habilidades positivas de administración del dinero compartiendo los errores anteriores que haya cometido con el dinero y lo que aprendió de ellos. Hágales saber a sus hijos que siempre pueden acudir a usted para obtener información y asesoramiento financiero. Para ayudar a los adolescentes a aprender a administrar el dinero, una cuenta bancaria podría ser de utilidad. De hecho, los adolescentes también pueden abrir una cuenta de cheques destinada a adolescentes (que puede requerir un cotitular adulto). Asegúrese de preguntar acerca de los detalles de la cuenta, como requisitos de saldo mínimo y cargos mensuales. Oriente a sus hijos para que utilicen sus cuentas en forma responsable.

Adolescentes más grandes

Tener un trabajo de tiempo parcial puede ser una buena manera de que los jóvenes obtengan más información acerca de cómo ganar dinero y cómo administrarlo. Sin embargo, asegúrese de que la educación siga siendo su máxima prioridad. Las investigaciones sugieren que la educación y la capacitación tienen un impacto importante en el futuro poder adquisitivo. Monitoree constantemente si el trabajo está afectando sus estudios. Además, evalúe si el ambiente y los valores del empleador son influencias positivas y saludables para su hijo.

personas sosteniendo el icono de las manos

Sugerencias para hablar sobre el dinero

La mayoría de los niños están interesados en el dinero y quieren las recompensas que surgen por tener habilidades de administración del dinero. Aquí se incluyen sugerencias para la enseñanza que podrá utilizar para ayudarles a aprender.

Converse sobre el tema (a diario)

Haga que sus hijos participen en conversaciones sobre el dinero apropiadas para su edad. Para obtener más ideas sobre lo que es “apropiado para la edad” a medida que su hijo(a) crece, visite el recurso Cómo hablar con sus hijos acerca del dinero.

Comience en la niñez

Apenas sus hijos puedan contar, usted puede presentarles el dinero: los dólares y los centavos. Nunca es demasiado pronto para comenzar. Para obtener más ideas sobre cómo hablar con los niños más pequeños sobre este importante tema, visite el recurso Cómo hablar con sus hijos acerca del dinero.

Hable sobre los conceptos fundamentales

Una vez que los niños tengan noción del dinero, presénteles los conceptos básicos sobre cómo utilizar el dinero con inteligencia. El programa El futuro en tus manos ofrece educación sobre la administración del dinero destinada a estudiantes desde 4.º grado hasta la universidad.

Aliente a sus hijos a:

  • Establecer metas y ahorrar para lograrlas
  • Hacer que el dinero crezca con intereses
  • Distinguir entre necesidades y deseos, y llegar a un término medio
  • Ser un comprador inteligente
  • Llevar registros eficaces

Deje que sus hijos tomen decisiones

Una mensualidad les permite a los niños —en una escala pequeña y manejable— tomar sus propias decisiones, cometer sus propios errores y afrontar las consecuencias. Considere una asignación por un monto suficiente que cubra artículos básicos y algunos elementos que sean solo para diversión. Este enfoque ayudará al niño a reconocer la diferencia entre necesidades y deseos, y establecerá prioridades de gastos. Ayude a su hijo(a) a crear un presupuesto personal y a planear un plan de gastos. Aliente a sus hijos para que ahorren habitualmente una parte de la asignación que reciben. Para obtener más información sobre este tema, visite el recurso La asignación como herramienta de aprendizaje.

Explique las ventajas y desventajas de un trabajo de tiempo parcial

Tener un trabajo de tiempo parcial puede ser una buena manera de que los jóvenes obtengan más información acerca de cómo ganar dinero y cómo administrarlo. Sin embargo, asegúrese de que la educación siga siendo su máxima prioridad.

Comience lentamente con las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden proporcionar flexibilidad financiera y conveniencia, pero muchos adultos jóvenes se meten en problemas con deudas de tarjeta de crédito. Una opción para tener en cuenta es solicitar una tarjeta de crédito con un límite bajo para sus hijos adolescentes mientras aún están en la escuela secundaria. Usted puede enseñarles cómo administrar una cuenta de tarjeta de crédito, lo que incluye cómo guardar los recibos, revisar sus estados de cuenta mensuales y gastar únicamente lo que pueden pagar totalmente cada mes. Al aprender de manera temprana a ser responsables con el crédito, es posible que sus hijos tengan menos probabilidades de tener problemas de endeudamiento en el futuro.

Incúlqueles un compromiso con las obras benéficas

Anime a sus hijos a adoptar el hábito de donar a causas benéficas. Pídales que piensen qué causas les preocupan personalmente y cómo les gustaría marcar la diferencia en el mundo que les rodea. Guarde las solicitudes de donaciones que recibe por correo y pídales a sus hijos que le ayuden a decidir a qué causa debería hacer donaciones su familia. Además, anime a sus hijos a hacer trabajo voluntario y considere la posibilidad de hacerlo con ellos. El voluntariado puede ser una experiencia enriquecedora tanto para los padres como para los niños en términos de reconocer las necesidades de la comunidad y los beneficios de retribuir a la sociedad.

icono de hucha

La asignación como herramienta de aprendizaje

En general, los niños están listos para recibir una asignación en la escuela primaria. Darles una asignación a los niños les brinda una importante oportunidad de aprender y poner en práctica las habilidades de administración del dinero que necesitarán durante su vida. En una escala pequeña y manejable, una asignación les permite tomar sus propias decisiones, cometer sus propios errores y afrontar las consecuencias.

¿Asignación a cambio de tareas del hogar?

Dado que la idea de dar de una asignación es permitir que los niños practiquen las habilidades de administración del dinero, muchos expertos aconsejan a los padres no vincular la asignación con la conducta del niño o con una lista de tareas del hogar. Los padres pueden quitarles un privilegio (por ejemplo, un paseo al centro comercial) si el niño se porta mal, pero con frecuencia recortar la asignación trunca la oportunidad de que el niño aprenda acerca de la administración del dinero. Considere la posibilidad de que realizar tareas del hogar de rutina forme parte de la responsabilidad de sus hijos como miembros de la familia, pero deles la oportunidad de ganar dinero extra por encima de su asignación por ocuparse de proyectos especiales. Si usted decide usar la asignación como un pago por las tareas del hogar, sea claro acerca de lo que espera de ellos y mantenga lo que estableció en su acuerdo.

¿De cuánto dinero debería ser una asignación?

Algunos asesores recomiendan un sistema simple para determinar el monto de la asignación: un dólar por semana por cada año de la edad del niño (por ej., $10 para un niño de 10 años). Otros recomiendan que usted determine un monto de asignación apropiada haciendo una lista de lo que compra para su hijo(a) en una semana típica y cuánto gasta. Considere una asignación que cubra artículos básicos y algunos elementos que sean solo para diversión. Sea específico en cuanto a los artículos básicos que el niño deberá manejar.

Pautas para las asignaciones

En lugar de inculcarles la idea de que la asignación se puede gastar de cualquier manera que quieran, quizás pueda presentar tres frascos: uno para gastos, uno para ahorros y uno para compartir (o donar). Hable acerca de por qué cada uno de ellos es importante. Hable acerca de gastar de manera responsable, por qué es importante ahorrar y por qué es importante dar a los demás. (Si les da la asignación en billetes de $1, será fácil dividir el dinero).

Gastos

Ayude a su hijo(a) a crear un presupuesto personal y a planear un plan de gastos. Separe los artículos básicos, como dinero para el almuerzo, libros de la escuela y cortes de cabello, de los artículos discrecionales, como CD, revistas y refrescos. Además, ponga pautas para determinar qué artículos, si los hubiera, están “fuera de los límites” de los gastos de la asignación. Asegúrese de pagar la asignación de manera sistemática y puntual. Este enfoque ayudará al niño a reconocer la diferencia entre necesidades y deseos, y establecerá prioridades de gastos.

Ahorros

Aliente a sus hijos para que ahorren habitualmente una parte de la asignación que reciben. Ayúdeles a comprender que, dado que nadie sabe qué le depara el futuro, tener ahorros es una medida inteligente. Si apartan dinero inmediatamente cada vez que reciban un poco, no sentirán la tentación de gastar. Establecer metas financieras y tomar decisiones acerca de cómo gastar el dinero ayuda a los niños desarrollar y reforzar las habilidades financieras.

Compartir

Anime a sus hijos a adoptar el hábito de donar a causas benéficas. Pídales que piensen qué causas les preocupan personalmente y cómo les gustaría marcar la diferencia en el mundo que les rodea.

madre e hija sonriendo

Cómo ayudar a los adolescentes a desarrollar habilidades financieras sólidas

Los adolescentes están acostumbrados a la gratificación inmediata, y a algunos les puede resultar difícil entender el “no”. Inclúyalos en análisis financieros acerca del presupuesto familiar, de los desafíos que la familia podría enfrentar y cualquier meta o prioridad a más largo plazo. Hablar con su hijo(a) adolescente acerca de metas personales y familiares pueden ayudarle a convertirse en un consumidor informado.

Establecer un buen crédito: un concepto clave para adolescentes

Comience explicando la importancia de establecer buenos antecedentes de crédito y puntuación de crédito. Las instituciones y los acreedores determinan la solvencia de una persona en función de su historial de crédito o del buen cumplimiento de pago de las deudas. Una puntuación de crédito es una visión global del riesgo crediticio de una persona en un momento particular de su historial de crédito. Las puntuaciones de crédito ayudan a los prestamistas a determinar qué probabilidades existen de que usted pague su deuda a tiempo. Para los adolescentes que no tienen historial de crédito, no es posible computar una puntuación.

Puede ayudar a su hijo(a) adolescente a entender que una de las claves para obtener el apartamento adecuado o para calificar para el préstamo que deseará algún día a una buena tasa podría ser una puntuación de crédito sólida. Aclare que una vez que una persona ha generado un mal historial de crédito, puede demorar mucho tiempo en recuperarse. Recuérdele a su hijo(a) adolescente lo estresante que puede ser tener una deuda y refuerce la idea de que el historial de crédito que establece ahora aumentará en el nivel de importancia a medida que crezca y necesite solicitar préstamos, como un préstamo para automóviles o para la universidad.

Asegúrese de enfatizarle a su hijo(a) adolescente que el uso responsable de las tarjetas de crédito es una forma común de ayudarle a establecer un buen historial de crédito y que el hecho de pagar el saldo cada mes de manera oportuna es una protección importante frente a la posibilidad de que se convierta en riesgo crediticio.

Posibles contratiempos para las finanzas de los adolescentes

Equilibrio entre el trabajo y la vida personal

En esta etapa, es posible que su hijo(a) tenga ganas de conseguir un trabajo para obtener efectivo adicional. Usted tendrá hacer hincapié en la sensatez de equilibrar el trabajo durante el año escolar con el rendimiento escolar. A pesar de que el empleo puede proporcionar experiencias valiosas, hay estudios que han demostrado que el empleo podría interferir con el desempeño académico de los adolescentes que trabajan 20 horas o más por semana.1

Fácil acceso a los ahorros (quizás demasiado fácil)

Si su hijo(a) adolescente recibe un cheque de paga, podría resultarle más fácil acceder a su cuenta de ahorros con una tarjeta ATM; una jugada que usted podría o no decidir apoyar.

Gastar de más con tarjetas de crédito

Si su hijo(a) adolescente más grande (o un estudiante que desea ir a la universidad) quiere una tarjeta de crédito, usted podría aprovechar la oportunidad para tener una o dos conversaciones serias respecto de los gastos. Por lo general, los adolescentes con tarjetas de crédito son menos conscientes de los precios, más propensos a gastar más y tienen más probabilidades de sobrestimar sus ahorros que aquellos que pagan en efectivo.

Tenga en cuenta que los adolescentes no pueden obtener una tarjeta de crédito a su propio nombre antes de los 18 años de edad. Los jóvenes entre 18 y 21 años necesitan un cosignatario o ingresos comprobables para obtener una tarjeta de crédito. Si usted decide que su hijo(a) adolescente debe tener acceso a una tarjeta de crédito, debería agregarle como usuario autorizado o titular de cuenta conjunta en la cuenta de su padre/madre.

Conductas problemáticas ante las que debe estar atento

  • Pagar con atraso las cuentas
  • No pagar por completo las tarjetas de crédito
  • Recibir muchos cargos por pago atrasado
  • No avisar cuando surgen problemas
  • Emitir cheques sin fondos

Permítales practicar

Con los niños que son lo suficientemente maduros, emprendan un proyecto, como planificar unas vacaciones familiares, para ayudar a inculcar el valor del dinero, la diligencia y el trabajo duro. Cuando piense en las próximas vacaciones familiares, pídales a sus hijos que las planifiquen con un presupuesto específico. Los destinos internacionales proporcionan el elemento adicional de conocer el cambio de moneda extranjera. Desarrollar un plan de vacaciones, calculando los precios de los boletos aéreos, del hotel y el alquiler de automóviles y, luego, explicar el fundamento representa un ejercicio para entender cuál es el verdadero costo de las cosas, así como también la administración de proyectos, la organización y las habilidades de liderazgo.

Share This: