Las finanzas en la pareja

Reglas generales

Es importante que las parejas hablen de las finanzas, incluso si solo uno de ustedes toma la iniciativa en la administración diaria del dinero. Asegúrese de que ambos conozcan la información financiera clave en caso de lesión o enfermedad para reducir las dificultades al mínimo.

Hablar sobre el dinero

Use estos inicios de conversación para que ambos integrantes de la pareja estén al tanto de lo que ambos deben saber.

Principales prioridades

  • ¿Existe una lista de todas las cuentas, inversiones y deudas?
  • ¿Dónde están los registros? ¿Están almacenados en papel o de forma digital?
  • ¿Los dos saben los nombres de usuario y contraseñas para estas cuentas?
  • ¿Cómo se pagan las cuentas? ¿Cómo se realiza un seguimiento de los gastos?

Otras consideraciones

  • ¿Dónde están los documentos de planificación de sucesiones? ¿Quién tiene copias?
  • ¿Qué tipos de arreglos se planificaron en caso de fallecimiento?
  • ¿Quiénes son los beneficiarios de sus activos?
  • ¿Cómo encajan los niños en el panorama financiero?
  • ¿Dónde están los documentos legales importantes (como certificados de nacimiento, certificado de matrimonio, pasaportes)?
  • ¿Dónde están las pólizas de seguro?

Hay muchas maneras en que las parejas combinan sus finanzas. Observe estas opciones y decidan juntos qué será lo más conveniente para ustedes.

Establezca una cuenta de cheques conjunta para pagar todos los gastos diarios, como arrendamiento, cuentas, alimentos y cualquier otro gasto compartido. Cada persona contribuye un monto de dinero equivalente a la cuenta de cheques conjunta todos los meses. El dinero que quede de su cheque de sueldo cada mes que supere el monto que acordaron contribuir a la cuenta conjunta iría a su propia cuenta personal.

Esto funciona prácticamente igual que el método anterior. Pero, en lugar de que cada persona contribuya el mismo monto en dólares a la cuenta conjunta, cada persona contribuye un porcentaje de sus ingresos. En el mejor de los casos, este porcentaje debería ser inferior al 50%. Esto es muy conveniente para aquellas parejas en las que uno de sus integrantes gana más que el otro, pero ambas personas desean compartir el mismo estilo de vida (salidas a restaurantes, vacaciones, la casa de sus sueños, etc.).

Esto es ideal para aquellas parejas en que uno de sus integrantes gana mucho más dinero, o en las que una persona se queda en casa con los niños o estudia. En este caso, la persona que más gana asumiría todos los gastos. Solo asegúrese de conversar acerca de cómo van a manejar el futuro. ¿Qué sucedería si se separan? Cuando la persona que se ha quedado en casa vuelva a trabajar, ¿asumirá todos los gastos?

Cada persona elige pagar diferentes cuentas y gastos. Por ejemplo, quizás una persona paga la electricidad y el cable, y otra paga el arrendamiento.

Esto puede funcionar bien para las parejas casadas que no tienen muchos bienes al momento de contraer matrimonio. Cada uno podría depositar todo su dinero en la misma cuenta de cheques y de ahorros. O bien, podrían depositar todo su dinero en la misma cuenta de ahorros, mientras cada uno conserva cuentas de cheques separadas con “dinero para divertirse”.

En este método, una pareja decide vivir con los ingresos de uno de los integrantes, y destinar todo el ingreso del otro integrante a ahorros. Esto significa que una pareja establecería todo su presupuesto y elecciones de estilo de vida en función de los ingresos de una sola persona. Todo lo demás podría asignarse a un fondo para emergencias y/o ahorrarlo para una casa o para la jubilación.

pareja frente a la computadora

Matrimonio

Antes de celebrar la unión, es importante entender el punto de vista que cada uno tiene sobre el dinero. Recuerde que el matrimonio es un contrato. Habrá ingresos y egresos de dinero. Estos son algunos puntos que debe tener en cuenta.

Temas para analizar antes del matrimonio

Combinación de cuentas

Antes de comprometerse, es probable que tenga sus propias cuentas de ahorros, de cheques y de inversión. ¿Qué combinación de cuentas privadas y conjuntas es la más conveniente para usted? ¿Qué independencia necesita tener con su dinero? ¿Para lograr qué metas conjuntas están trabajando ambos?

Vivienda

¿Vivirán en la casa de uno de los dos cónyuges o buscarán una juntos? Si se planifica la venta de una propiedad, asegúrese de discutir detenidamente las posibles consecuencias impositivas de las ganancias de capital con su profesional de impuestos.

Metas financieras

Analice detenidamente a qué desea destinar su dinero y por qué. ¿Qué cantidad de respaldo hace que ambos se sientan cómodos? ¿Para qué cosas desea ahorrar dinero? ¿Qué tipos de seguros debe tener ahora? (Recuerde volver a examinar sus necesidades de seguro a medida que las situaciones cambien).

Preparación de un presupuesto

Ahora que son dos, quizás deban analizar en más detalle las actitudes y los hábitos con respecto al dinero de cada integrante de la pareja. Un presupuesto es una buena manera de asegurarse de que ambos contribuyan para lograr sus metas financieras.

Deuda

Este tema puede ser complicado, pero es importante. Los dos deberán sentirse a gusto respecto de cuándo pedir dinero prestado y por qué. También deben comprender qué deudas aporta cada persona al matrimonio y luego decidir qué deudas se combinarán y cuáles se mantendrán separadas. Hay ventajas y desventajas en cada uno de los casos.

Muchos asesores recomiendan que cada persona conserve sus propias tarjetas de crédito e historial de crédito. Hacerlo ayuda a garantizar la independencia financiera y ofrece mayor flexibilidad en caso de que alguno de los cónyuges se encuentre solo en algún momento en el futuro. Además, si uno de los cónyuges tiene un historial de crédito desfavorable, tal vez sea aconsejable no combinar la deuda. Esto permite que el otro cónyuge mantenga su buena clasificación de crédito.

Acuerdo prenupcial

Una boda es algo esperanzador. Tal vez no parezca el momento adecuado para estar pensando en la muerte y la discapacidad, pero cuando están por tomar la decisión de hacerse cargo uno del otro, es un punto que debe analizarse. Considere las consecuencias de perder salarios o de un fallecimiento sin tener un plan de sucesión. Preste atención a los beneficiarios en el seguro de vida, las cuentas para la jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés), los planes 401(k) y de otros planes que le permiten designar a un beneficiario. Lo que aparece escrito en esas pólizas podría anular las instrucciones de un testamento o un fideicomiso. Si tiene alguna pregunta, hable con un profesional especializado en planificación de sucesiones.

icono de la nube de lluvia

Divorcio

Experimentar un divorcio puede ser una de las situaciones más dolorosas de la vida. Además del estrés emocional, debe superar el proceso de deshacer todas las conexiones financieras que usted y su cónyuge han creado en el transcurso de los años.

Primeros Pasos

If possible, try mediation. Litigation can be expensive. If you and your spouse want to limit Si es posible, intente hacer una mediación. Un litigio puede ser costoso. Si usted y su cónyuge desean limitar el costo, considere la posibilidad de analizar su situación con un mediador. Para encontrar uno en su comunidad, visite el sitio Web de la Association for Conflict Resolution (Asociación para la Resolución de Conflictos) en acrnet.org (en inglés).

Reúna documentos clave de impuestos, de inversión y financieros. Asegúrese de tener sus propias copias y de poder acceder fácilmente a todos los registros importantes. Los documentos importantes incluyen:

  • Declaraciones de impuestos
  • Estados de cuenta bancarios, de inversiones e hipotecarios
  • Estados de cuenta de las cuentas para la jubilación y pensión, como información sobre la cuenta para la IRA o el plan 401k
  • Información de los beneficiarios y del seguro
  • Acuerdo prenupcial

Conozca el precio de compra de todos sus activos. A medida que reúne su información financiera, será importante que conozca el valor que tenían sus activos cuando los adquirió y el valor justo de mercado de los activos ahora para que pueda calcular los valores después de impuestos.

Solicite una copia de su informe de crédito, que usted puede obtener libre de cargos en annualcreditreport.com (en inglés). Revíselo para verificar su exactitud y trabaje para corregir cualquier error.

Cree un presupuesto individual (incluidos los gastos y los ingresos proyectados) junto con un estado de cuenta del patrimonio neto (balance general personal). Piense en los gastos más pequeños, como los costos de transporte adicional para llevar a los niños de la casa de uno de los padres a la del otro, o los costos de cuidado diurno extendido. Además, piense en cualquier gasto de mantenimiento o limpieza que normalmente realizaba quien será su excónyuge.

Si actualmente usted está cubierto en el plan de atención médica de su cónyuge, necesitará un plan para su cobertura individual. Si esto le lleva algún tiempo, podría tener que ampliar su cobertura actual a través de la Consolidated Omnibus Budget Reconciliation Act [Ley Ómnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria] (COBRA, por sus siglas en inglés) para ganar tiempo. No olvide la cobertura dental o de la visión para sus hijos u otros dependientes, y asegúrese de agregar esos nuevos costos a su presupuesto individual.

Asegúrese de que usted y sus activos estén protegidos una vez que el divorcio sea definitivo. Si recibe una pensión alimenticia, considere la posibilidad de contratar una póliza de seguro de vida para su excónyuge en caso de que muera. Es importante que elabore un plan para cubrir posibles gastos de atención médica a largo plazo y de discapacidad que podrían acumularse cuando esté soltero/a.

Asegúrese de conocer el valor después de impuestos de las cuentas para la jubilación tradicionales (después de impuestos) así como de las cuentas IRA Roth, planes Roth 401(k) o cualquier otro activo después de impuestos en cuentas para la jubilación.

  • Si usted tiene menos de 59 años y medio de edad y necesita los ingresos de las cuentas para la jubilación, analice con su asesor de impuestos las formas de evitar potencialmente la penalidad del 10% por distribución anticipada. Por ejemplo, una distribución por Sentencia de Relación Familiar Calificada (QDRO, por sus siglas en inglés) directamente a usted del plan para la jubilación patrocinado por el empleador calificado de su excónyuge, como un plan 401(k) (pero no una cuenta IRA), podría evitar la penalidad del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). Es posible acceder a contribuciones anuales (aunque rara vez ganancias) dentro de una cuenta IRA Roth sin impuestos y penalidades del IRS (y solo en determinadas circunstancias).
  • Si desea que su excónyuge siga siendo un beneficiario, es posible que algunas cuentas requieran que usted presente un nuevo formulario de designación de beneficiario después del divorcio, aunque ya haya sido nombrado como beneficiario.
  • Quite a su excónyuge como beneficiario(a), albacea, representante personal, fideicomisario sucesorio o agente en los poderes para administrar propiedades y para la atención médica (según corresponda).
  • Actualice su testamento. Si tiene hijos menores, considere dejarles los activos en un fideicomiso. Es posible que desee designar a una persona que no sea su excónyuge como fideicomisario.
  • Examine las designaciones de beneficiarios tanto primarios como contingentes. No olvide lo siguiente:
    • Seguro por discapacidad
    • Seguro de atención médica a largo plazo
    • Beneficios de la compañía
  • Si conoce el plan de sucesión de su excónyuge, analícelo con su abogado, quien podrá ayudarle a decidir si el plan de su excónyuge debería afectar su plan, y cómo.

Esté atento al estrés

Si usted o sus hijos tienen dificultad para enfrentar el divorcio, no espere a que el problema se extienda. Considere la posibilidad de hablar con un consejero calificado o con un asesor espiritual.

dinerio

Actúe con inteligencia con respecto a la herencia

Lo mejor que puede hacer cuando recibe una herencia u otro tipo de pago es tomarse un tiempo. Debe pensar en las metas y oportunidades a corto y a largo plazo. Necesitará comprender cuáles son sus prioridades.

Primero, identifique sus prioridades financieras. Busque las oportunidades a corto plazo para usar este dinero con el fin de impulsar sus metas financieras.

  1. Elabore un fondo de emergencias para cubrir al menos un plazo de seis meses de gastos.
  2. Pague o salde las deudas. Algunos expertos recomiendan comenzar primero por las deudas con tasas de interés más altas.
  3. Revise el progreso de sus ahorros para la jubilación. ¿Tiene suficiente dinero ahorrado?
  4. Revise su cobertura de seguro. ¿Tiene un seguro médico apropiado? ¿Tiene un seguro de propiedad y contra accidentes? ¿Tiene un seguro de vida si tiene otras personas que dependen de usted?
  5. Si un préstamo hipotecario podría ser una carga al momento de su jubilación, considere la posibilidad de saldar esa deuda.
  6. Evalúe el financiamiento de la educación universitaria de sus hijos.
  7. Piense si su propia herencia será para sus hijos o sus nietos, o para su entidad benéfica favorita o una buena causa.

If you’re not sure where to begin, consider these questions when thinking about how to handle this money:

  • Is the money needed for immediate use?
  • What do you want to use the money for? Organize your wish list into “needs” versus “wants.” Prioritize the needs first, but you may be able to spend a small portion of your payout to buy something you want or do something fun
  • Do I want to leave money to my children or grandchildren?
  • How can I make the wealth last?
  • If you inherit things rather than money, such as cars, boats, real estate, and jewelry, what can be done with them?
  • How would the person who left me the inheritance want me to handle it?
  • With the Minors Trust and Per Capita Distribution, how can I invest it for my future education or achieving the great American dream of owning a home?

Es posible que experimente muchas emociones cuando reciba un pago. Estos sentimientos pueden confundirle o evitar que vea las posibilidades o consecuencias a largo plazo de sus decisiones.

El patrimonio heredado suele provenir de un familiar o amigo cercano que falleció. Tal vez se sienta culpable o sienta que no merece este dinero. Es posible que otras personas consideren que la distribución es injusta, y esto puede generar disputas entre los sobrevivientes.

Acceder de manera repentina a una importante cantidad de dinero, como una herencia o una distribución de un fideicomiso para menores o per cápita, podría generarle mucha emoción y llevarle a derrochar el dinero o tomar decisiones impulsivas de hacer compras grandes.

También podría sentirse abrumado por la responsabilidad y no estar seguro de cómo debe proceder.

Los numerosos sentimientos que usted podría experimentar después de recibir un pago son el motivo por el cual es tan importante dedicar un tiempo para pensar antes de tomar decisiones.

No debe pasar por esto solo. Los asesores de confianza pueden trabajar con usted para administrar la herencia de manera tal que sea congruente con sus metas. Para ello, pueden hacer lo siguiente:

  • Determinar cuáles son las mejores opciones de inversión y estrategias de planificación para solidificar, proteger y administrar su dinero
  • Desarrollar un plan financiero y de patrimonio sucesorio
  • Comprender los diversos problemas financieros relacionados con los distintos tipos de bienes heredados

Cuentas ABLE

Cuentas ABLE: una oportunidad de ahorro para las personas calificadas que tengan una discapacidad

La Achieving a Better Life Experience Act [Ley de Experiencia de Vida Mejorada] (ABLE, por sus siglas en inglés), promulgada el 19 de diciembre de 2014, abre nuevos caminos hacia la estabilidad financiera para millones de estadounidenses con discapacidades y sus familias.

Palabras que debe conocer

ABLE

ABLE es la abreviatura en inglés de la Ley de Experiencia Mejorada que se promulgó el 19 de diciembre de 2014. La Ley ABLE modifica el código de impuestos para permitirles a los estados establecer programas en virtud de la Ley ABLE que les brinden a las personas elegibles que tienen una discapacidad y a sus familias la oportunidad de abrir una cuenta ABLE, una cuenta de ahorros con ventajas impositivas para ayudarles a pagar los costos adicionales de vivir con una discapacidad.

Gastos por discapacidad que califican

Los fondos contribuidos a una cuenta ABLE y el crecimiento de los ingresos a partir de las elecciones de inversión seleccionadas a corto y a largo plazo se pueden usar para pagar “gastos por discapacidad que califican” (QDE, por sus siglas en inglés). Los QDE cubren el costo de muchos productos y servicios que ayudan al beneficiario de una cuenta ABLE a aumentar y/o mantener su salud, independencia o calidad de vida. Los QDE pueden incluir gastos relacionados con la educación, la vivienda, el transporte, la capacitación y la ayuda laboral, la atención médica, servicios financieros y jurídicos, y asistencia relacionada con la tecnología.

Fuente: National Disability Institute

¿Qué es una cuenta ABLE?

Las cuentas ABLE son cuentas con ventajas impositivas para personas con discapacidades y sus familias. El beneficiario de la cuenta, los miembros de su familia, amigos o un empleador pueden hacer contribuciones a una cuenta ABLE. No existen restricciones sobre quién puede contribuir a una cuenta.

Existen restricciones sobre cuánto dinero se puede contribuir a una cuenta ABLE cada año. Cada estado establece los límites de las contribuciones máximas a lo largo del tiempo que se pueden realizar a una cuenta ABLE. Para las personas que tienen una discapacidad y que son beneficiarios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés), la Ley ABLE establece otras limitaciones.

¿Por qué es necesario tener una cuenta ABLE?

En el caso de los padres que crían un(a) hijo(a) que tiene una discapacidad o un adulto en edad laboral que tiene una discapacidad, existen costos adicionales asociados con la discapacidad que se producen de manera regular. Estos costos adicionales pueden incluir atención médica, medicamentos, tecnología de asistencia, como lectores de pantallas o dispositivos de comunicación, servicios de asistencia personal, transporte, y modificaciones en el hogar y vehículo para tener un mejor acceso y uso. Los beneficios y programas del gobierno podrían cubrir algunos de estos costos y establecer límites de recursos que afectan la elegibilidad. Sin embargo, las cuentas ABLE les brindan a las personas que tienen una discapacidad y a sus familias la oportunidad de apartar dinero en una cuenta de ahorros administrada por los programas ABLE estatales como un complemento.

En el caso de un adulto joven, un adulto en edad laboral o un emprendedor que tiene una discapacidad, las contribuciones a una cuenta ABLE son una manera importante de ayudarles a mejorar su salud, independencia y calidad de vida. La cuenta ABLE permite que las personas establezcan metas financieras a corto y a más largo plazo, creen y administren un presupuesto, involucren a otras personas para que sean contribuyentes y formen un círculo de apoyo. También elaborarán un plan para destinar los ahorros a gastos de discapacidad que califican.

¿Quién es elegible para ser beneficiario de una cuenta ABLE?

La Ley ABLE limita la elegibilidad a personas que tienen una discapacidad significativa que haya comenzado antes de que la persona cumpliera 26 años. Si una persona cumple con este requisito de edad y también recibe beneficios del Seguro Social a través de SSI y/o Ingresos del Seguro Social por Discapacidad (SSDI, por sus siglas en inglés), la persona es automáticamente elegible para establecer una cuenta ABLE con el programa del estado que elija. Si la persona no recibe beneficios por discapacidad del Seguro Social, pero aun así cumple con el requisito relacionado con la edad, existen otros criterios de elegibilidad. La persona no debe demostrar la imposibilidad de trabajar ni tampoco hay ningún tipo de evaluación de ingresos o activos que limitaría la elegibilidad de una persona para abrir una cuenta ABLE.

Para obtener más información acerca de todos los programas del estado en virtud de la Ley ABLE, hay un mapa interactivo en el sitio Web de ABLE National Resources Center (Centro Nacional de Recursos en virtud de la Ley ABLE) (www.ablenrc.org) (en inglés). Puede probar la herramienta de comparación que proporciona preguntas y respuestas acerca de los programas ABLE estatales y compara hasta tres programas del estado al mismo tiempo.

¿Cómo abrir una cuenta ABLE?

Para abrir una cuenta ABLE, las personas elegibles que tienen una discapacidad y sus familias podrían seleccionar qué programa del estado en virtud de la Ley ABLE se ajusta mejor a sus necesidades. Una cuenta ABLE no es para todas las personas que tienen una discapacidad y sus familias. Para abrir una cuenta ABLE, la persona debe cumplir con los requisitos de elegibilidad relacionados con la edad y el nivel de discapacidad. Incluso si una persona cumple con los requisitos de elegibilidad, existen otros factores a tener en cuenta. Estos incluyen el estado de deuda actual, otros ahorros protegidos, y las necesidades y metas financieras.

Para seleccionar el programa ABLE estatal adecuado, piense en lo siguiente:

  • cargos y costos para abrir y mantener una cuenta
  • elección de opciones de inversión
  • restricciones de retiro
  • capacidad para entender la cuenta y tomar decisiones financieras con conocimiento de causa
  • características de la cuenta para ayudar a la persona a ahorrar, administrar y aumentar los ahorros de su cuenta.

¿Qué son los gastos por discapacidad que califican?

Los fondos de una cuenta ABLE pueden usarse para adquirir productos y servicios que son “gastos por discapacidad que califican”. Un gasto por discapacidad que califica debe relacionarse con el beneficiario designado de una cuenta ABLE. La adquisición del artículo o del servicio debe ayudar al beneficiario a aumentar o mantener su salud, independencia y/o calidad de vida.

Qué más necesita saber

Tenga en cuenta que, una vez fallecido el beneficiario, el estado en donde vivía el beneficiario —o donde podría haber recibido los servicios de Medicaid— podría presentar un reclamo por la totalidad o parte de los fondos restantes en la cuenta después de que se hayan pagado todos los gastos por discapacidad que califican. El estado no puede quedarse con más dinero que el que gastó en el beneficiario con respecto a gastos relacionados con Medicaid, a partir del momento en que se abrió la cuenta originalmente. Esto se conoce como la Disposición de Reembolso de Medicaid. Consulte al administrador de su programa ABLE estatal para recibir más información.

Cuándo abrir y hacer depósitos en una cuenta ABLE: próximos pasos

De manera similar a otros planes de ahorros a largo plazo, como el plan de ahorros 529 para la universidad, cuanto antes se abra la cuenta, más tiempo tendrán sus inversiones para crecer. Esto significa que su cuenta podrá generar más dinero a largo plazo.

Cada persona y su familia deberán decidir cuándo será posible abrir una cuenta ABLE y cuándo tendrá más sentido hacerlo para satisfacer sus necesidades. No hay un límite de edad para ningún programa ABLE estatal actual que diga que debe abrir la cuenta antes de que la persona con una discapacidad llegue a determinada edad.

Una vez que tome la decisión de abrir una cuenta ABLE con el programa ABLE estatal seleccionado, asegúrese de crear un plan que establezca metas financieras e identifique la necesidad de ahorrar. Asegúrese de administrar la cuenta y establecer prioridades de gastos, y revise regularmente el estado de cuenta.

Manténgase informado

A medida que los códigos impositivos se actualizan a lo largo de los años, esta información podría cambiar. Visite la página ABLE Accounts (Cuentas ABLE) (en inglés) en el sitio Web del IRS para obtener la información más actualizada.

Share This: