La generación del milenio es la más grande en la fuerza laboral[1]. El hecho de crecer con los avances tecnológicos, incluidas las redes sociales, ha forjado la manera en que esta generación gasta y ahorra dinero.

mujer de negocios

En 2019, el 90% de la generación del milenio, de 18 a 29 años, tenía al menos una cuenta activa en las redes sociales[2]. En las redes sociales, está constantemente procesando información de sus amigos, las celebridades e incluso de diferentes productos que las compañías promocionan para usted. El 49% de la generación del milenio afirma que las redes sociales han influido para que gastara dinero en experiencias[3]. Sin contar las experiencias, la generación del milenio gasta bastante dinero en conveniencia. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, en 2019 la generación del milenio gastó el 47% de su presupuesto alimentario en comidas fuera de su hogar, más que todos los demás grupos[4].


Entonces, con el surgimiento de la tecnología y las redes sociales, ¿cómo se puede gastar con inteligencia cuando hay tanta influencia o presión externa para gastar el dinero? Estas sugerencias pueden ayudarle a encaminarse para administrar mejor su dinero:

  1. Desactive los anuncios en las redes sociales de ser posible.
    • En 2019, el 91% de las empresas utilizaban las redes sociales con fines de mercadeo. Algunos sitios Web llevan un registro de las cosas que usted busca, por lo que los anuncios que ve a veces están destinados a que gaste dinero.
  2. Cuando reciba su paga, transfiérala automáticamente a su cuenta de ahorros.
    • Siempre es importante separar sus ahorros primero.
  3. Pruebe las apps que ayudan a elaborar presupuestos.
    • Existen diferentes apps que le ayudarán a administrar su dinero. Algunas de estas apps tienen funciones tales como notificaciones push que le enviarán recordatorios sobre sus gastos o ahorros.
  4. Pruebe planificar/preparar comidas.
    •  Planifique con anticipación los días de la semana que come afuera para no gastar de más.
  5. Elimine periódicamente las apps que le hacen gastar.
    • Apps de entrega de alimentos/comestibles
    • Apps de comercios minoristas
  6. No guarde automáticamente la información de su tarjeta en sitios Web de compras.
    • Algunos sitios Web o tiendas ofrecen pagar con solo “un clic”, lo que puede facilitar las compras impulsivas.
  7. Deje las tarjetas de crédito en su casa o solo lleve efectivo cuando salga.
Share This: