Introducción al fraude

Esté atento al fraude

¿Qué es el fraude? El fraude puede limitarse a un intento aislado de robar dinero de su cuenta, como un cargo en su tarjeta de crédito robada. El fraude también puede ser una serie de actividades y eventos continuos destinados a quitarle sus recursos.

Si los delincuentes obtienen sus tarjetas de crédito, de débito/ATM, u otra información financiera personal, como números de cuenta, contraseñas o números de Seguro Social, podrían vaciar sus cuentas financieras o hacer cargos en sus tarjetas de crédito. Los ladrones también podrían cometer un delito llamado robo de identidad, que se produce cuando alguien roba información personal y la usa para abrir nuevas cuentas o iniciar transacciones en nombre de una persona mayor.

El robo de identidad puede causar estragos al dañar gravemente el crédito, la reputación financiera y el prestigio de una persona. Y los adultos mayores suelen ser víctimas de este delito.

marca de verificación del escudo

CUALQUIER PERSONA PUEDE SER VÍCTIMA DE UN FRAUDE

Ejemplos de fraude
Lamentablemente, los diversos tipos de abuso o fraude financiero parecen no tener fin. Algunos de los tipos de fraude más comunes incluyen:

El uso indebido de una posición de confianza o fiabilidad para convencer a una persona de que haga algo que habitualmente no haría.

Uso de cheques, información de la cuenta, tarjetas de crédito o de débito de una persona mayor para obtener dinero sin permiso.

Obtener bienes (como bienes raíces o inversiones) de una persona mayor o de un adulto dependiente mediante el uso de amenazas, temor o intimidación.

Abuso de la autoridad legal, como poderes notariales o facultades fiduciarias, para obtener un préstamo o retirar dinero en nombre de una persona mayor o un adulto dependiente, o para vender o cambiar la titularidad de los bienes de esa persona.

Comunicarse con una persona mayor o con un adulto dependiente para decirle que ha ganado o heredado una importante suma de dinero, por lo general, en el extranjero.

Ofrecer realizar un trabajo para una persona mayor o un adulto dependiente, completar la tarea parcialmente, y luego exigir más de lo acordado para terminar el trabajo. O el estafador puede exigir el pago por adelantado y no hacer nunca el trabajo. Este tipo de fraude ocurre con frecuencia después de un huracán o de otro evento devastador.

pareja mayor

Seguridad en el hogar y por Internet

Protéjase o proteja a un ser querido

Vea qué sabe sobre la seguridad financiera en el hogar y por Internet. Revise esta lista de comprobación que contiene algunas ideas valiosas para protegerse y proteger a sus seres queridos.

  • Tenga cuidado con los desconocidos que permite que entren en su casa. Mantenga sus datos sensibles, tarjetas de crédito y libretas de cheques fuera de la vista y bajo llave.
  • Guarde todos los estados de cuenta en forma segura.
  • Guarde en un lugar seguro copias de su licencia de conducir, tarjetas de crédito, registro de vehículo, tarjetas de identificación, etc.
  • Triture los documentos financieros y los estados de cuenta bancarios antiguos e innecesarios, y las ofertas de crédito no solicitadas.
  • No envíe por correo electrónico información personal como números de cuenta, números de tarjeta de crédito o números de identificación personal (PIN, por sus siglas en inglés).
  • Elija una tarjeta de crédito con un límite de crédito bajo para todas sus compras por Internet.
  • Inmediatamente después de realizar una transacción por Internet, o de terminar una sesión de banca por Internet, cierre completamente su navegador.
  • Apague su computadora cuando no la esté utilizando: no la deje en modo de “suspensión”.
  • Nunca descargue archivos, abra documentos adjuntos ni haga clic en hipervínculos de correos electrónicos de personas o compañías que no conoce.
  • Instale una barrera antidifusión (firewall), protección antivirus y protección contra software espía en su computadora y actualícelas con regularidad.

Nota: Para maximizar la seguridad de las transacciones en Internet, use una versión reciente de su navegador Web. Las direcciones Web que empiezan con “https” y las páginas que tienen el símbolo del candado son las más seguras.

Los estafadores pueden intentar llevarle a sitios Web fraudulentos para tratar de obtener su información personal. Una manera de detectar un sitio Web falso es analizar cómo llegó al sitio. Sea precavido si ha seguido un enlace en un correo electrónico, mensaje de texto o chat por Internet sospechosos, u otra ventana emergente que le pide información personal o de su cuenta.

cerradura rota

Seguridad de la correspondencia

Revise estas sugerencias para mantener segura su correspondencia.

Ideas inteligentes para proteger su correspondencia

  • Notifique de inmediato a la oficina de correo si cambia de dirección.
  • Adquiera un buzón que deba abrir con llave para retirar su correspondencia.
  • No deje su correspondencia a la vista y sin protección (p. ej., en las entradas de los apartamentos).
  • Reduzca su riesgo de sufrir fraude por correo inscribiéndose para recibir estados de cuenta o facturas en forma electrónica.
  • Si se va de viaje, suspenda la entrega de correspondencia o hágala recoger por una persona de su confianza.
  • No ponga la correspondencia que desee enviar en el buzón de su casa. Podrían robársela.
  • Ponga la correspondencia que envía en un buzón seguro del Servicio de Correo de Estados Unidos (USPS) o entréguela directamente a un cartero con uniforme del USPS.
  • Use un servicio de pago de cuentas electrónico para mantener segura su información.
  • No haga que le envíen cajas de cheques por correo; en cambio, coordine para recogerlas en el banco.
  • Si deja de recibir las facturas o estados de cuenta habituales de una compañía, comuníquese con dicha compañía de inmediato.
  • Si deja de recibir correspondencia, llame a la oficina de correo de inmediato.

Nota: Si usa las banderas rojas que tienen algunos buzones para alertar al cartero de que usted está enviando correspondencia, ¡también está alertando a los posibles ladrones de correo que esa correspondencia está en el buzón!


ESTAFAS DIRIGIDAS A ADULTOS MAYORES

Probablemente haya escuchado hablar, o haya experimentado de primera mano, acerca de una estafa que tiene por objeto engañar a adultos mayores. Debido a que se cree que los adultos mayores tienen grandes cantidades de dinero depositadas en cuentas bancarias, suelen ser el objetivo principal de estas estafas.

La estafa del abuelo

Por lo general, la estafa del abuelo funciona de esta manera: el estafador llama por teléfono a una persona mayor y susurra o masculla frases destinadas a lograr que la persona mayor revele el nombre de un nieto. Por ejemplo, quien llama puede decir “¡abuela, soy yo!” o “abuela, ¿eres tú?”. Una vez que el estafador tiene el nombre del nieto, se hará pasar por el nieto y le dirá que necesita dinero para solucionar un problema financiero inesperado (perdió la billetera, se le venció el arrendamiento, debe pagar la reparación del automóvil o necesita ayuda debido a un accidente). Luego, el estafador pedirá a la persona mayor que le transfiera dinero, lo cual, con frecuencia, no requiere identificación para cobrarlo. Al mismo tiempo, el estafador le rogará al abuelo que no le cuente a sus padres, porque le matarían.

Fraude de Medicare/Medicaid y otro seguro de salud

La cobertura universal de Medicare facilita a los perpetradores hacerse pasar (por teléfono, en persona o por correo electrónico) por representantes de Medicare y pedirles a adultos mayores que proporcionen información personal que ellos pueden usar luego para abrir cuentas o solicitar tarjetas de crédito.

Estafas con inversiones

Dado que muchas personas mayores se encargan de administrar sus ahorros e inversiones por su cuenta una vez que dejan de trabajar, varias estafas con inversiones apuntan a las personas mayores que buscan proteger su dinero en efectivo para sus últimos años. Esté atento a las estratagemas piramidales y a los planes de reclutamiento de socios que desde hace mucho tiempo son una manera exitosa de aprovecharse de los adultos mayores.

Estafas con apuestas y lotería

Esta estafa suele cometerse con cartas, llamadas telefónicas o el correo electrónico. Sea cual sea el medio, el mensaje siempre dirá algo así como ¡Felicitaciones! ¡Usted acaba de ganar la lotería!, seguido de una solicitud para que deposite una gran cantidad de dinero en su cuenta de cheques personal. Sin embargo, usted debe transferir de inmediato una parte de los fondos a una cuenta en el extranjero para pagar diversos impuestos y cargos administrativos.

Sugerencia: las loterías legítimas pagan impuestos directamente al gobierno en lugar de cobrar un reembolso del dinero neto de los ganadores. De acuerdo con las leyes de EE. UU., es ilegal participar en loterías extranjeras por correo o por teléfono.

Medicamentos recetados falsos

Muchos adultos mayores, debido a los costos de la atención médica, buscan en Internet el mejor precio para sus medicamentos recetados, y es aquí donde los estafadores pueden engañarlos proporcionándoles medicamentos falsos. De este modo, los ciudadanos de edad avanzada no solo pierden dinero, sino que reciben medicamentos que realmente podrían dañar su salud.

Estafas por teléfono/telemercadeo

Es posible que la estratagema más común sea el uso de falsas llamadas de telemercadeo por parte de los estafadores para aprovecharse de las personas mayores, quienes, en conjunto, hacen el doble de compras por teléfono que el promedio nacional. Si bien la imagen del ciudadano de edad avanzada solo, sin nadie con quien hablar, pueda estar relacionado con esto, es mucho más probable que las personas mayores estén más familiarizadas con las compras por teléfono y, por lo tanto, quizás no sean plenamente conscientes del riesgo que ellas implican. Sin interacción cara a cara, y sin que queden señales impresas, estas estafas son increíblemente difíciles de rastrear. Además, una vez que se ha hecho una operación exitosa, el nombre del comprador se comparte con estafadores similares que buscan objetivos fáciles, por lo que a veces engañan a la misma persona en reiteradas ocasiones.

Estafas con funerales y cementerios

Hay que estar atento a dos tipos diferentes de fraude con funerales y cementerios. En el primero, un estafador leerá los obituarios o asistirá a un funeral para encontrar información de contacto de un viudo o una viuda. Luego, el estafador reclamará que se le adeuda dinero y continuará extorsionando a la acongojada víctima. La otra estafa la cometen las funerarias de dudosa reputación que abultan los costos ya altos de los servicios funerarios agregando cargos injustificados. Ambas estafas suelen cometerse en persona.

Estafas con servicios

Usted recibe una llamada telefónica de lo que parece ser una compañía legítima. Hay problemas con su cuenta y la compañía solo necesita verificar determinada información. La persona que llama ya parece tener información sobre usted, por lo que usted no tiene problema en compartir información adicional, como su número de cuenta, para ayudar a la compañía a corregir los problemas con su servicio.

Productos o medicamentos recetados antienvejecimiento fraudulentos

Los estafadores pueden crear productos, medicamentos o remedios antienvejecimiento falsos que pueden ser nocivos o contener sustancias tóxicas. El peligro es que, además de pagar dinero por algo que no contribuirá a la condición médica de una persona, las víctimas podrían comprar sustancias peligrosas que podría causarles incluso un mayor perjuicio. Esta estafa puede ser tan dañina para el cuerpo como para la billetera.

Estafas con obras de caridad

Se solicita dinero para obras benéficas falsas. Esto suele ocurrir después de desastres naturales.

Estafas sobre el valor neto de la vivienda

Personas sin escrúpulos que trabajan en bienes raíces, servicios financieros o compañías relacionadas pueden usar las estafas con hipotecas revertidas para robar el valor neto de la propiedad de ciudadanos de edad avanzada. En muchas de estas estafas, los adultos mayores reciben ofertas de casas gratis, oportunidades maravillosas de inversiones, o asistencia con un refinanciamiento o con una ejecución hipotecaria a cambio de la escritura de sus casas.

Fraude de carta de un dignatario

Es uno de los fraudes financieros más comunes de la historia, por el cual una persona mayor recibe una carta, un correo electrónico o un fax de un “dignatario” extranjero. La correspondencia promete enormes recompensas monetarias a cambio de ayudar a un funcionario de un país extranjero a salir de un problema legal vergonzoso. Según lo establece la correspondencia, lo único que debe hacer la persona mayor es enviar una pequeña cantidad de dinero (pequeña en comparación con la que va a recibir) para ayudar al dignatario extranjero. Naturalmente, la víctima jamás recibe la recompensa y pierde el dinero que envió.

Fraude con el soporte técnico/Internet

Estas estafas incluyen una llamada de alguien que dice ser del departamento de soporte técnico de una compañía grande de computadoras o un mensaje emergente le advierte a la persona mayor acerca de un posible problema de soporte técnico. Los estafadores quieren que usted crea que su computadora está infectada con un virus o que tiene un problema de servicio que puede ser resuelto en forma remota. El perpetrador le pide que pague por un soporte técnico falso que no necesita y/o accede a los datos guardados en su computadora, como nombres, direcciones, números de cuenta y demás información personal. Luego, usa la información para solicitar préstamos, tarjetas de crédito o para robar la identidad de la persona mayor.

Suplantación de identidad (phishing)

El phishing es por lo general una estafa en dos partes que incluye correos electrónicos y sitios Web falsos. Los estafadores, también conocidos como phishers, envían un correo electrónico a una gran cantidad de personas que parece provenir de una compañía prestigiosa. Esto se conoce como correo electrónico fraudulento (phish).
 
En el correo electrónico fraudulento, hay enlaces a sitios Web falsos que imitan el sitio Web de una compañía prestigiosa. Los estafadores tienen la esperanza de convencer a las víctimas de que compartan su información personal utilizando un lenguaje inteligente y persuasivo, como por ejemplo, la necesidad urgente de actualizar su información de inmediato o la necesidad de comunicarse con usted por su propia seguridad o protección. Una vez obtenida, la información personal, puede utilizarse para robar dinero, o transferir dinero robado a otra cuenta.

Si cree estar en presencia de una estafa, hable con alguien. No está solo, y hay personas que pueden ayudarle. Su historia podría ayudar a otra persona a evitar una estafa. No hacer nada podría empeorar las cosas. Tenga a mano los números de teléfono y recursos a los que puede recurrir, incluida la policía local, su banco (si le sacaron dinero de sus cuentas) y los Servicios de Protección para Adultos (en inglés). Luego, repórtelo a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) en ftc.gov/complaint. Para obtener la información de contacto de los Servicios de Protección para Adultos en su área, llame al Eldercare Locator (Localizador de atención para adultos), una línea de recursos nacionales patrocinada por el gobierno, al 1-800-677-1116 (marque 2 para recibir atención en español) o visite su sitio Web en: https://eldercare.acl.gov (en inglés).

icono de escudo de dólar

RECOMENDACIONES PARA LOS ADULTOS MAYORES

Por diversos motivos, las personas mayores pueden tener un mayor riesgo de perder su dinero y sus bienes a manos de familiares, amigos o extraños. Estos factores incluyen:

  • Aislamiento y soledad.
  • Pérdida reciente de un ser querido.
  • Discapacidades físicas o mentales.
  • Falta de conocimiento de asuntos financieros.
  • Tener miembros de la familia desempleados y/o que tienen problemas financieros, de abuso de sustancias o de juegos de apuestas.

Algunos ejemplos de esta actividad delictiva, a menudo llamada abuso financiero a personas mayores, incluyen:

  • Apoderarse del dinero o de los bienes de una persona mayor.
  • Falsificar la firma de una persona mayor.
  • Engañar, forzar o asustar a una persona mayor para que firme un contrato legal, como una escritura, testamento o poder notarial.
  • Utilizar la tarjeta de crédito, los bienes o las pertenencias de una persona mayor sin permiso.
  • Prometer atención de por vida a cambio de dinero o bienes, y no cumplir con la promesa.

Las personas que cometen estos delitos pueden:

  • Decir que aman a la persona mayor para obtener acceso a su dinero (“estafas de enamoramiento”).
  • Buscar empleo como asistentes de cuidado personal, consejeros, etc. para obtener acceso.
  • Recorrer distintos vecindarios para encontrar personas que estén solas y aisladas, o comunicarse con viudos/viudas recientes por medio de anuncios de fallecimiento en el periódico.
  • Mudarse de una comunidad a otra para evitar que las arresten.

Empresarios deshonestos, o personas que se hacen pasar por empresarios, pueden:

  • Cobrar de más por servicios o productos.
  • Utilizar prácticas comerciales engañosas o desleales.
  • Utilizar sus posiciones de confianza o respeto para hacer que su víctima llegue a un acuerdo con ellos.

Entre las señales de advertencia del abuso financiero a personas mayores se incluyen:

  • Cuentas sin pagar, avisos de desalojo o avisos para desconectarle los servicios públicos.
  • Transacciones bancarias que la persona mayor no puede explicar, o actividad inusual en la cuenta, especialmente retiros.
  • Estados de cuenta bancarios y cheques cancelados que dejan de ser enviados a la casa de la persona mayor.
  • La persona mayor tiene nuevos “amigos íntimos”.
  • La persona mayor no está al tanto de arreglos financieros realizados para él o para ella, o ha firmado documentos que no entendió.
  • El nivel de atención recibido por la persona mayor es inadecuado teniendo en cuenta sus recursos financieros.
  • Un cuidador muestra demasiado interés en las finanzas de la persona mayor.
  • Un cuidador da explicaciones improbables acerca de las finanzas de la persona mayor.
  • Faltan algunas de las pertenencias de la persona mayor.
  • Aparecen firmas sospechosas en cheques u otros documentos.
  • Falta documentación de acuerdos financieros.

Algunas sugerencias para reducir su riesgo

  • Nunca permita que personas extrañas ingresen en su hogar. Podrían robarle cheques, joyas u otros objetos de valor.
  • Nunca acepte que le realicen un trabajo en su casa sin antes recibir estimaciones de por lo menos dos proveedores diferentes con buena reputación.
  • Considere la posibilidad de pedirle a su banco o compañías de tarjeta de crédito que le envíen una copia duplicada de sus cuentas a un hijo adulto en el que confíe.
  • Destruya o triture las solicitudes de tarjeta de crédito no utilizadas que reciba por correo a fin de evitar el robo de identidad.
  • Nunca deje correspondencia en su buzón para que el cartero la recoja. De esta manera, es muy fácil robar cheques firmados e información sobre sus cuentas bancarias.
  • Pídale a su banco que le llame si se presenta para el pago un cheque por encima de un monto determinado.
  • No envíe dinero a personas que le llamen por teléfono. Evite ofertas de premios, paquetes de viajes y planes para enriquecerse rápidamente. Muchos de estos son estafas. Diga que no a solicitudes de dinero de organizaciones benéficas o religiosas desconocidas.
  • Cuando hable por teléfono, no suministre sus números de cuenta ni su número de Seguro Social, a menos que usted haya iniciado la llamada.
  • Manténgase en contacto con parientes para no quedar aislado, ya que el aislamiento puede hacer que usted sea un objetivo más fácil para los delincuentes.
  • Realice una verificación de antecedentes a todos los cuidadores. Asegúrese de que provengan de una agencia de buena reputación.
  • Documente sus acuerdos financieros: ponga todas las instrucciones financieras por escrito. Conserve registros actualizados de todas las transacciones financieras en un lugar seguro.
  • Revise las facturas de su atención médica: consulte acerca de las facturas por servicios que no entienda. Nunca dé sus números de Medicare o de otra cobertura de salud a proveedores no autorizados ni a aquellas personas que afirman que suministran servicios de atención médica “gratis”.
  • Evite los seminarios sobre fideicomisos en vida. Algunos de estos son estafas. En cambio, busque asistencia de un abogado especialista en la planificación de sucesiones para personas mayores.

Servicios bancarios seguros para adultos mayores

  • Inscríbase para recibir depósitos directos con su banco. De esta manera, los depósitos irán directamente a sus cuentas y no podrán ser interceptados por otras personas.
  • Guarde sus cheques en un lugar seguro.
  • No firme un cheque en blanco que permita que otra persona complete el monto.
  • Revise sus estados de cuenta bancarios todos los meses.
  • Verifique su historial de crédito cada 3 a 6 meses.
  • Nunca le suministre a nadie su número de tarjeta ATM, tarjeta de crédito, número de identificación personal (PIN) o número de Seguro Social. Revise sus estados de cuenta bancarios con detenimiento para detectar retiros no autorizados. Tenga cuidado con sus cuentas conjuntas, ya que ambas partes tienen igual acceso al dinero. Cuando tenga dudas, comuníquese con el banco para suspender el pago de cheques, colocar una advertencia o suspensión en la cuenta, o para cerrarla.
  • Sea precavido al firmar poderes notariales: antes de firmar un poder notarial para una cuenta bancaria, con fines generales o para la administración financiera, conozca y confíe en la persona que está designando como representante. Un poder notarial es un documento legal importante que a veces puede ser utilizado por personas deshonestas para “robar legalmente” el dinero y los bienes de otra persona. Consulte a un abogado o haga una cita con servicios jurídicos antes de firmar un poder notarial.
  • Si necesita ayuda para pagar sus cuentas, considere los servicios de pago automático de cuentas a través de un banco o contrate un profesional avalado. Si alguien le ayuda con las finanzas personales o con el pago de cuentas, pídale a un amigo o a un profesional de confianza que revise regularmente los estados de cuenta bancarios y otros estados financieros.
  • Establezca relaciones con profesionales financieros: conozca a su representante bancario, abogado y/o asesor financiero. Ellos pueden ayudarle a detectar cambios o actividad inusual que podría indicar problemas.

Share This: