¿QUÉ ES EL FRAUDE Y EL ABUSO FINANCIERO A PERSONAS MAYORES?

El abuso financiero a personas mayores tiene lugar cuando alguien toma dinero o bienes de una persona mayor sin su conocimiento, entendimiento o consentimiento. Y sucede todos los años. De los casos reportados, sabemos que los estadounidenses están perdiendo por lo menos $2,900 millones cada año en manos de personas que se aprovechan de ellos¹.

El abuso financiero a personas mayores se encuentra en aumento y ocurre con mayor frecuencia cada año.

El fraude y el abuso financiero a personas mayores puede limitarse a un intento aislado de robar dinero de su cuenta, pero también puede consistir en una serie de eventos continuos creados para despojarle de sus recursos.

Si los delincuentes obtienen su información financiera personal, tal vez podrían vaciar sus cuentas o realizar cargos con sus tarjetas de crédito.

Los ladrones también podrían cometer un delito denominado robo de identidad, que tiene lugar cuando alguien roba información personal y la usa para abrir nuevas cuentas o realizar transacciones en su nombre.

El National Committee for the Prevention of Elder Abuse [Comité Nacional para la Prevención del Abuso a Personas Mayores] (NCPEA, por sus siglas en inglés) define el abuso financiero a personas mayores como un amplio espectro de conductas que incluyen:

  • Firmar de manera fraudulenta por las personas mayores o falsificar sus firmas
  • Forzar de forma engañosa o utilizar la influencia indebida para hacer que alguien firme una escritura, un testamento o un poder notarial
  • Prometer atención a largo plazo a cambio de dinero o bienes, y luego no cumplir con la promesa
  • Tomar el dinero o los bienes de una persona mayor vulnerable
  • Tomar o usar los bienes o las posesiones de una persona mayor sin su permiso
  • Utilizar el engaño para ganarse la confianza de una víctima (también conocido como delitos o estafas a la confianza)

¹AARP – https://www.aarp.org/money/scams-fraud/info-2019/senate-aging-committee-hearing.html (en inglés) | https://www.aarp.org/money/scams-fraud/info-2019/senate-aging-committee-hearing.html


¿POR QUÉ LOS ADULTOS MAYORES?

Hay muchos motivos por los cuales los adultos mayores se convierten en objetivos y son víctimas de estafadores o ladrones.

El motivo más común es que es más probable que dependan de otras personas, ya sea por discapacidades o por un deterioro en su salud.

Pero no todos los estafadores o ladrones son extraños.

Los cuidadores, amigos cercanos y otras personas de confianza tienen fácil acceso a sus viviendas, cuentas financieras, información personal, suministros médicos y medicamentos, y suelen ser acompañantes de confianza que pueden influir fácilmente en un adulto mayor.

FAMILIARES/AMIGOS CERCANOS

Los amigos cercanos o los familiares suelen ser los culpables. Ellos podrían:

  • Intentar aislar al adulto mayor de otros amigos y familiares
  • Creer que tienen derecho, o que les corresponde, tomar lo que consideran que es legítimamente de ellos
  • Haber tenido una relación negativa o abusiva con el adulto mayor
  • Necesitar dinero para pagar por un problema de abuso de sustancias, juegos de azar o problemas de otro tipo
  • Pensar que el adulto mayor se gastará todos sus ahorros, y le privará de una herencia
  • Intentar impedir que otros familiares o hermanos hereden los bienes del adulto mayor

PROVEEDORES DE SERVICIOS

Los proveedores de servicios podrían aprovecharse de los adultos mayores. Ellos podrían:

  • Aplicar un sobrecargo por servicios o productos
  • Utilizar prácticas empresariales engañosas o injustas
  • Utilizar posiciones de confianza o respeto para que obedezcan

DELINCUENTES

Muchos delincuentes buscan a los adultos mayores para tratar de aprovecharse de ellos o estafarlos. Ellos podrían:

  • Asistir a la iglesia o a otros eventos comunitarios para buscar adultos mayores que quizás vivan solos
  • Conducir por los vecindarios para identificar a los adultos mayores que viven solos o están aislados
  • Acceder a adultos mayores, a modo de cuidadores, consejeros u otros proveedores de servicios profesionales
  • Buscar viudas o viudos vulnerables leyendo los obituarios
  • Mudarse rápidamente de una comunidad a otra para no llamar la atención o evitar que los atrapen
  • Decir que aman a la persona mayor (también conocido como “estafas románticas”)

BIENES

Es posible que los adultos mayores no sean conscientes del valor de sus bienes. Esto podría convertirlos en el objetivo de estafadores o predadores que podrían ofrecerles comprar sus viviendas o posesiones por una fracción de lo que estas realmente valen.

TECNOLOGÍA

Muchos adultos mayores no se sienten cómodos con la tecnología en general. Los delincuentes podrían ofrecerse como voluntarios para ayudar a las personas mayores a establecer el acceso por Internet a sus cuentas bancarias en un intento por obtener el control de sus usuarios y contraseñas.

PATRONES

Algunos adultos mayores tienen patrones predecibles, tales como recibir cheques mensuales o ir al banco el mismo día cada semana. Si los delincuentes advierten este patrón, pueden irrumpir en la vivienda mientras ellos no están. Además, podrían robar las posesiones de la persona mayor por medio de tácticas intimidatorias, como el asalto o el atraco.


EJEMPLOS DE FRAUDE A PERSONAS MAYORES

Hay muchas estafas que tienen como objetivo a los adultos mayores. Aquí incluimos algunos ejemplos que podrían afectarle a usted o a un ser querido:

ESTAFAS MEDIANTE TELEMERCADEO / LLAMADAS TELEFÓNICAS

La estratagema más común se produce cuando los estafadores usan llamadas de telemercadeo falsas para aprovecharse de personas mayores. Los adultos mayores hacen el doble de compras por teléfono que el promedio nacional. Sin interacción cara a cara ni rastro documental, estas estafas son increíblemente difíciles de rastrear. Además, una vez que se ha logrado un negocio exitoso, el nombre del comprador se comparte con delincuentes similares que buscan objetivos fáciles, con lo cual a veces se engaña a la misma persona varias veces.

FRAUDE CON UNA CARTA DE UN DIGNATARIO

Uno de los fraudes financieros más comunes de todos los tiempos. El adulto mayor recibe una carta, un correo electrónico o un fax de un “dignatario” extranjero. La correspondencia promete enormes recompensas monetarias a cambio de ayudar a un funcionario de un país extranjero a salir de un problema legal embarazoso.

Lo único que el adulto mayor debe hacer, según la carta, es enviar una pequeña cantidad de dinero (en comparación con lo que él/ella recibirá a cambio) para ayudar al dignatario extranjero. La víctima nunca recibe ninguna cuantiosa recompensa y pierde el dinero que envió.

ASISTENCIA TÉCNICA/FRAUDE EN INTERNET

Estas estafas incluyen una llamada de alguien que afirma ser del departamento de asistencia técnica de una importante compañía de computadoras. O bien, un mensaje emergente advierte al adulto mayor sobre un posible problema que requiere asistencia técnica. Los estafadores quieren que usted crea que su computadora está infectada con un virus o tiene un problema de mantenimiento que se puede arreglar en forma remota.

El delincuente le pide que pague la asistencia técnica falsa que no necesita y/o accede a datos guardados en su computadora, como nombres, direcciones, números de cuenta y otra información personal. Utiliza la información para solicitar préstamos, tarjetas de crédito o para robarle la identidad al adulto mayor.

SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD (PHISHING)

La suplantación de identidad (phishing) implica generalmente una estafa que consta de dos partes: correos electrónicos y sitios Web falsos (spoofing). Los estafadores, a quienes suele denominarse phishers, envían un correo electrónico que parece provenir de una compañía prestigiosa a una gran cantidad de personas.

A esto se lo conoce como correo electrónico de suplantación de identidad (phishing). En el correo electrónico de suplantación de identidad (phishing) hay enlaces a sitios Web falsos que imitan un sitio Web de una compañía prestigiosa. Los estafadores esperan poder convencer a las víctimas para que compartan su información personal mediante el uso de expresiones inteligentes y convincentes, como una necesidad urgente de actualizar información inmediatamente o una necesidad de comunicarse con usted por su propia seguridad o protección. Una vez obtenida, la información personal puede utilizarse para robar dinero o transferir el dinero robado a otra cuenta.

LA ESTAFA A LOS ABUELOS

Un delincuente llama a un adulto mayor y susurra o murmura frases creadas para que el adulto mayor revele el nombre de un nieto. Una vez que el delincuente obtenga el nombre del nieto, se hará pasar por el nieto y afirmará que necesita dinero para un problema financiero inesperado (perdió la billetera, arrendamiento atrasado y/o pago por reparaciones del automóvil). Entonces, el delincuente le pedirá al adulto mayor que le gire el dinero.

FRAUDE DE MEDICARE/MEDICAID

La cobertura universal de Medicare hace que a los delincuentes les resulte fácil hacerse pasar por representantes de Medicare y pedirles a los adultos mayores que proporcionen información personal.

ESTAFAS CON INVERSIONES

Muchos adultos mayores administran sus ahorros e inversiones por su cuenta una vez que dejan de trabajar. Una serie de estafas con inversiones apuntan a los adultos mayores. Tenga cuidado con los esquemas piramidales y las estafas de socios que han sido una manera de aprovecharse de los adultos mayores.

ESTAFAS CON SORTEOS Y LOTERÍAS

Esta estafa se realiza mediante cartas, llamadas telefónicas o correos electrónicos. El mensaje dirá algo similar a “¡Felicitaciones! ¡Acaba de ganar la lotería!”. El delincuente solicitará a la víctima que deposite una gran cantidad de dinero en su cuenta de cheques personal, pero usted deberá hacer un giro electrónico de una parte de los fondos a una cuenta en el extranjero para cubrir varios impuestos y cargos administrativos.

MEDICAMENTOS CON RECETA FALSOS

Muchos adultos mayores compran por Internet para buscar el mejor precio para sus medicamentos con receta. Los delincuentes podrían estafarlos proporcionando medicamentos falsificados. Los adultos mayores no solo perderán el dinero, sino que recibirán medicamentos que podrían dañar su salud.

ESTAFAS CON FUNERALES Y CEMENTERIOS

Hay dos tipos diferentes de fraude con funerales y cementerios a los que se debe estar atento. Primero, un delincuente leerá los obituarios o asistirá a un funeral para buscar la información de contacto de una viuda o un viudo. Entonces, el delincuente afirmará que se le adeuda dinero y continuará extorsionando a la desconsolada víctima. A la otra estafa la realizan funerarias de mala reputación que aumentan el costo ya alto de los servicios funerarios y añaden cargos adicionales. Ambas estafas suelen ser perpetradas en persona.

ESTAFAS POR SERVICIOS

Usted recibe una llamada telefónica de la que parece ser una compañía legítima. El delincuente afirma que hay problemas con su cuenta y la compañía simplemente necesita verificar cierta información. La persona que llama parece ya tener información sobre usted, por lo que usted se siente cómodo como para compartir información adicional.

PRODUCTOS ANTIENVEJECIMIENTO O MEDICAMENTOS CON RECETA FRAUDULENTOS

Los estafadores pueden crear productos antienvejecimiento, medicamentos o remedios falsos que podrían no tener ningún valor o contener sustancias tóxicas. El peligro es que, además de pagar dinero por algo que no ayudará a solucionar la afección médica de una persona, las víctimas podrían comprar sustancias nocivas que incluso pueden causarles más daño. Esta estafa puede afectar tanto el cuerpo como la billetera.

ESTAFAS CON ENTIDADES BENÉFICAS

Los delincuentes piden dinero a los adultos mayores para entidades benéficas falsas. Esto ocurre a menudo después de los desastres naturales.

ESTAFAS RELACIONADAS CON EL VALOR NETO DE LA VIVIENDA

Personas deshonestas que trabajan en bienes raíces, servicios financieros o compañías relacionadas podrían usar estafas con hipotecas revertidas para robar valor neto de la propiedad de adultos mayores. En muchas de estas estafas, a los adultos mayores se les ofrecen viviendas gratis, oportunidades de inversión maravillosas, o asistencia con la ejecución hipotecaria o el refinanciamiento a cambio de la escritura de su vivienda.


SEÑALES DE ADVERTENCIA

Conozca las señales de abuso financiero a personas mayores. Para ayudar a proteger a sus familiares y amigos mayores del abuso financiero, es importante saber a qué estar atentos:

  • Cambios en el comportamiento, como temor o sumisión, aislamiento social, retraimiento, aspecto desaliñado, olvidos, impulsividad, secretos o paranoia
  • “Regalos” importantes y frecuentes a los cuidadores
  • Préstamos grandes, inexplicables e imprevistos solicitados por personas mayores, tales como préstamos para estudiantes
  • Pérdida de bienes muebles
  • Nuevos mejores amigos y “novios(as)”
  • Aparición o empeoramiento de enfermedades o discapacidad
  • Retiros, giros electrónicos u otros cambios repentinos, atípicos o inexplicables en sus situaciones financieras
  • Deseo repentino de cambiar sus testamentos, especialmente cuando quizás no puedan entender plenamente las consecuencias
  • Aumento repentino de los gastos por parte de familiares o amigos
  • Reticencia repentina a hablar sobre finanzas
  • Transferencia de títulos de viviendas u otros bienes a otras personas sin razón aparente.
  • Cuentas de servicios públicos o de otro tipo sin pagar

LO QUE PUEDE HACER

Lamentablemente, el abuso a personas mayores en general no se denuncia. Pero hay cosas que puede hacer para protegerse o proteger a un ser querido del fraude o el abuso financiero. Estas son algunas sugerencias para ayudarle:

ORGANICE SUS FINANZAS

Más allá de la edad que tenga, es conveniente actualizar y organizar toda su documentación financiera, incluidos:

  • Certificados de nacimiento y matrimonio
  • Títulos de automóviles
  • Poderes notariales financieros
  • Pólizas de seguro
  • Documentos de pensión y fideicomisos
  • Escrituras de bienes raíces
  • Documentación del Seguro Social
  • Testamento

Mantener un archivo organizado y ayudar a otros (como un padre, tío o amigo cercano) a hacer lo mismo puede contribuir a detectar inconsistencias y señales de aviso que podrían indicar la presencia de abuso financiero.

MONITOREE LA ACTIVIDAD FINANCIERA

Revise regularmente sus estados de cuenta e informes de crédito para asegurarse de que nada haya cambiado sin que usted lo sepa. Si hay señales de cambios que usted no ha hecho, comuníquese con su banco o compañía de tarjeta de crédito de inmediato.

CREE UNA LISTA DE CONTACTOS FINANCIEROS

Representantes bancarios, agentes de seguros, abogados, contadores, asesores financieros y otros profesionales deberían estar en su lista de contactos financieros. Comparta su lista, pero no los usuarios o contraseñas, con aquellas personas que le ayudan a administrar su dinero, como su planificador o asesor financiero y miembros de la familia en los que confíe.

ESTÉ ALERTA

Una persona mayor podría correr el riesgo de sufrir abuso. Tenga cuidado si la persona no está familiarizada con sus finanzas, tiene miembros de la familia con dificultades financieras o con problemas de abuso de sustancias. Esté atento al mal manejo financiero, lo cual puede incluir cualquier cosa, desde el uso de bienes o pertenencias sin permiso hasta persuadir a alguien para firmar una escritura, testamento o poder notarial por medio de engaño o coerción.

DENUNCIE EL ABUSO

Si piensa que está en presencia de una estafa, hable con alguien. Siga la regla: si ve algo, dígalo.
Ayúdese y ayude a otras personas evitando el silencio. Guarde los números de teléfono y los recursos a los que puede recurrir, como la policía local, los bancos, las compañías de tarjetas de crédito y los Servicios de Protección para Adultos. Luego presente una denuncia ante la Comisión Federal de Comercio.

Para obtener la información de contacto de los Servicios de Protección para Adultos en su área, llame al Localizador de Eldercare, una línea nacional de recursos patrocinada por el gobierno, al 1-800-677-1116, o visite el sitio Web de Eldercare (en inglés).


RECURSOS

Hay muchos recursos disponibles para ayudarle con el abuso financiero a personas mayores.

Share This: