PLANES PARA LA JUBILACIÓN

Un plan para la jubilación es una manera de apartar dinero para el futuro. Las contribuciones regulares a un plan para la jubilación pueden ayudarle a ahorrar más dinero y con mayor frecuencia. Comience a ahorrar ahora mismo, incluso pequeños montos, para darle a su dinero más tiempo para que posiblemente crezca.

caja fuerte

Existen varios tipos de planes para la jubilación.

  • Algunos empleadores les ofrecen a sus empleados un plan 401(k), y también pueden ofrecerles un plan para la jubilación con una cuenta Roth designada, lo cual puede hacer que a los empleados les resulte más simple ahorrar dinero para el futuro de cada cheque de sueldo.
  • Los empleados federales y algunos miembros de las fuerzas armadas pueden contribuir a un Thrift Savings Plan (TSP, por sus siglas en inglés).
  • Cualquier persona con ingresos percibidos, o su cónyuge, si presentan una declaración de impuestos conjunta, puede depositar fondos en una cuenta para la jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés).
  • Si tiene una empresa propia, es posible que pueda establecer su propio Plan Simplificado de Pensión para Empleados (Simplified Employee Pension Plan, SEP) IRA, plan 401(k), u otro tipo de plan para la jubilación.
  • El Plan de Incentivos de Ahorros con Contribuciones Paralelas para Empleados (Savings Incentive Match Plan for Employees, SIMPLE) IRA, que funciona de una manera muy similar a un plan 401(k), está creado para los empleadores con menos de 100 empleados.

Para obtener más información, consulte a un experto en impuestos o en planificación para la jubilación.


TIPOS DE PLANES PARA LA JUBILACIÓN

Una cuenta o plan de ahorros para la jubilación es una manera de apartar dinero para el futuro que le da a su dinero más tiempo para crecer.

Existen varios tipos de planes para la jubilación en los que tal vez pueda participar como individuo o como empleador. Algunos empleadores instan a sus empleados a que ahorren para el futuro y contribuyen a que los empleados ahorren dinero de manera simple y automática de cada cada cheque de sueldo que reciben. Considere seriamente la posibilidad de contribuir tanto como pueda, lo antes de que pueda. Normalmente, las cuentas para la jubilación ofrecen diferentes opciones de inversión. Algunos empleadores incluso ofrecen realizar contribuciones paralelas a sus contribuciones. Si el suyo lo hace, aprovéchelo al máximo. Establezca la meta de contribuir al menos una cantidad suficiente como para recibir el monto completo de la contribución paralela. Y tenga en cuenta que las contribuciones de su empleador pueden variar de un año a otro, por lo tanto, manténgase actualizado respecto de cualquier cambio.

Es posible que un experto en planificación para la jubilación pueda ayudarle a idear una estrategia para la jubilación basada en su situación. Los dos tipos comunes de planes para la jubilación son los de contribución definida, tales como los planes 401(k), 403(b), 457, y el Plan para la Jubilación Individual Simplificado de Pensión para Empleados (Simplified Employee Pension Plan, SEP), y los planes de beneficios definidos, tales como las pensiones.

Contribuciones definidas. Ejemplo: 401(k), 403(b), 457, Thrift Savings Plan (TSP, por sus siglas en inglés)

Un tipo común de plan para la jubilación del empleado patrocinado por la compañía es un plan de contribuciones definidas. Puede llamarse plan 401(k), si usted trabaja para una sociedad anónima, plan Thrift Savings Plan si trabaja para el gobierno federal, incluidos los miembros de las fuerzas armadas, plan 403(b) para determinados empleados de escuelas públicas u organizaciones exentas de impuestos, o plan 457(b) si trabaja para empleados del gobierno local o estatal. Estas cuentas de ahorros para la jubilación pueden ayudarle a incrementar sus ahorros para la jubilación. Los cuatro planes, el 401(k), el TSP tradicional, el 403(b) y el 457(b) ofrecen el mismo tipo de ahorros y beneficios impositivos.

Conforme a las pautas del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), para 2020 la contribución máxima a un plan 401(k), 403(b) o TSP es de $19,500 si usted es menor de 50 años, y $26,000 si tiene 50 años de edad o más. Si tiene 50 años de edad o más, puede aprovechar la disposición de contribuciones adicionales o “catch-up” o la contribución para maximizar la cantidad de dinero que contribuye. Algunos planes 403(b) incluso permiten otra contribución adicional o “catch-up” además de la contribución adicional o “catch-up” normal. Si bien existen límites legales sobre la cantidad que puede contribuir, por lo general usted no tiene que pagar impuestos sobre los ingresos sobre el dinero que contribuye hasta que retire el dinero una vez que se haya jubilado. El retiro también puede estar sujeto a un impuesto adicional del 10% del IRS por distribuciones anticipadas o antes de los 59 años y medio de edad (impuesto adicional del 10%).

Su empleador puede designar u ofrecer una opción de cuenta Roth para su plan patrocinado por la compañía. Una cuenta Roth designada le permite ahorrar para la jubilación al realizar ahora contribuciones con dólares después de impuestos, a fin de que sus distribuciones durante la jubilación puedan estar libres de impuestos, si usted cumple determinadas condiciones.

Si su compañía ofrece un plan para la jubilación, analice los detalles específicos y hable con un experto en planes para la jubilación. Para obtener más información sobre el Thrift Savings Plan, visite el sitio Web de tsp.gov (en inglés).

pareja mayor

Beneficio definido. Ejemplo: pensión

Un plan de beneficios definidos proporciona ingresos específicos para los empleados jubilados, ya sea como una suma global o como una pensión (un pago anual durante toda la vida). Cuando los empleadores ofrecen pensiones, contribuyen a un conjunto de fondos de activos comunes reservados para el futuro beneficio de los empleados. Estos fondos luego se invierten en nombre de los empleados. Los empleados reciben los fondos en el momento de la jubilación, habitualmente sobre la base de la edad del empleado en el momento de la jubilación, del último salario y de la cantidad de años en el empleo. Si su compañía ofrece una pensión, es posible que usted también sea elegible para otras cuentas de ahorros para la jubilación. Asegúrese de consultar a un experto en planificación para la jubilación y a un asesor de impuestos para obtener más información.

Plan para la Jubilación Individual Simplificado de Pensión para Empleados (Simplified Employee Pension Plan, SEP)

Si usted es un trabajador independiente u opera una pequeña empresa con menos de 100 empleados, existe una variedad de planes que debería tener en cuenta. Una opción es un Plan para la Jubilación Individual Simplificado de Pensión para Empleados (Simplified Employee Pension Plan, SEP), que puede ser una opción adecuada para cualquier compañía, incluidos los trabajadores independientes, las personas que tienen pocos empleados, o una compañía formada únicamente por los miembros de una familia. Los fondos se pueden invertir de la misma manera que en una cuenta IRA. Conforme a las pautas del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), para 2020 usted puede contribuir hasta el 25 por ciento de la remuneración de su empresa, hasta un máximo de $57,000, a un plan SEP.

Consideraciones

  • Fácil de establecer y de gestionar
  • Bajos costos administrativos
  • Restricciones de retiro
  • Contribuciones anuales flexibles: es un buen plan si el flujo de efectivo representa un problema
  • El empleador debe contribuir equitativamente para todos los empleados elegibles
  • Disponible para empresas de cualquier tamaño
  • Sin requisitos de presentación para el empleador
  • Solo el empleador contribuye (máximo de hasta el 25 por ciento del sueldo de cada empleado)
  • El empleado siempre tiene el 100% de los derechos adquiridos (o tiene la titularidad) sobre todo el dinero del plan SEP-IRA
  • Los participantes (empleados) no pueden solicitar préstamos del plan ni usarlo como seguridad colateral
  • Los retiros están sujetos a un impuesto adicional del 10% si tiene menos de 59 años y medio de edad

ACERCA DE LAS CUENTAS PARA LA JUBILACIÓN INDIVIDUAL

Una cuenta para la jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés) es una cuenta que contiene las inversiones que usted ha seleccionado (por ejemplo, los certificados de depósito [CD], los fondos mutuos o las acciones) para ayudar a pagar su jubilación. Hay dos tipos principales de cuentas IRA: tradicional y Roth. Ambos tipos de cuentas IRA ofrecen flexibilidad en las inversiones, ventajas tributarias y los mismos límites de contribución. Para 2020, el máximo que puede contribuir a todas sus cuentas IRA tradicional y Roth es la cantidad que resulte menor entre:

  • El valor que sea menor entre el 100% de los ingresos percibidos o
  • $6,000 (si tiene menos de 50 años de edad)
  • $7,000 si tiene 50 años de edad o más (para el año tributario en que se realiza la contribución)

La cuenta IRA tradicional ofrece potencial de crecimiento con impuestos diferidos. Usted no paga impuestos sobre ninguna ganancia proveniente de las inversiones hasta que retira o “distribuye” el dinero de su cuenta, presumiblemente durante la jubilación. Además, según sus ingresos, su contribución puede ser deducible de impuestos. Las contribuciones deducibles y todas las ganancias están sujetas al impuesto sobre los ingresos ordinarios, y las distribuciones antes de los 59 años y medio de edad pueden estar sujetas al impuestos adicional del 10%.

La cuenta IRA Roth ofrece potencial de crecimiento libre de impuestos. Las ganancias provenientes de las inversiones se distribuyen libres de impuestos durante la jubilación si se depositaron fondos en la cuenta durante más de cinco años y usted tiene al menos 59 años y medio de edad, o como resultado de su fallecimiento, discapacidad, o si usa la excepción de comprador de casa por primera vez. Dado que las contribuciones a una cuenta IRA Roth no son deducibles, no se realiza una deducción de impuestos independientemente de los ingresos. Si sus ingresos superan el límite del ingreso bruto ajustado modificado (MAGI, por sus siglas en inglés), usted no es elegible para contribuir a una cuenta IRA Roth. Las distribuciones antes de los 59 años y medio de edad pueden estar sujetas al impuesto adicional del 10%.

Para entender las diferencias entre una cuenta IRA tradicional y una cuenta IRA Roth, y para establecer una cuenta IRA, es importante trabajar con un representante bancario, un asesor financiero o un especialista en jubilaciones. Dado que las leyes cambian con frecuencia, consulte a su representante bancario, a un asesor financiero o a un especialista en jubilaciones para conocer los límites actuales, las contribuciones máximas y las posibles deducciones de impuestos.

COMPARACIÓN DE LAS CUENTAS PARA LA JUBILACIÓN INDIVIDUAL

Este cuadro compara la cuenta IRA tradicional y la cuenta IRA Roth. Para obtener más información más acerca de las diferencias y establecer una cuenta IRA, es importante trabajar con un representante bancario, un asesor financiero o un especialista en jubilaciones.

¿Qué cuenta para la jubilación individual (IRA) es más adecuada para usted?

Cuenta IRA tradicionalCuenta IRA Roth
Descripción de la cuentaSus ganancias crecen con impuestos diferidos y, de ser elegibles, sus contribuciones también pueden ser deducibles de impuestos. Usted también puede hacer una transferencia de fondos entre planes para la jubilación (rollover) de sus cuentas IRA o los planes para la jubilación calificados patrocinados por el empleador, como un plan 401(k), para consolidar sus activos para la jubilación sin tener que pagar impuestos en este momento.Usted puede hacer contribuciones después de impuestos pero el dinero que distribuye durante la jubilación puede estar exento de impuestos federales, si se cumplen ciertas condiciones.
Elegibilidad para contribuirUsted puede contribuir a cualquier edad siempre y cuando usted o su cónyuge, si presentan una declaración de impuestos conjunta, tengan ingresos percibidos.Usted puede contribuir a cualquier edad siempre y cuando usted o su cónyuge, si presentan una declaración de impuestos conjunta, tengan ingresos percibidos y cumplan con las limitaciones de ingresos.
Contribuciones anuales máximas$6,000 ($7,000 a los 50 años de edad y más) para el año tributario 2020.$6,000 ($7,000 a los 50 años de edad y más) para el año tributario 2020.
Contribuciones deducibles de impuestosUsted puede deducir sus contribuciones si cumple con los requisitos de elegibilidad.Sin deducción de impuestos, las contribuciones se realizan con dólares después de impuestos.
Impuestos sobre las ganancias y las distribucionesLas ganancias y las contribuciones deducibles de impuestos están sujetas a impuestos como ingresos ordinarios cuando se distribuyen. Las contribuciones después de impuestos se distribuyen libres de impuestos de manera proporcional.• Las contribuciones siempre se distribuyen libres de impuestos • Las distribuciones calificadas, que están libres de impuestos y no se incluyen en el ingreso bruto, se realizan cuando su cuenta ha estado abierta más de cinco años y usted tiene al menos 59 años y medio de edad, o como resultado de su fallecimiento, discapacidad, o si usa la excepción de comprador de casa por primera vez. • Una distribución no calificada puede estar sujeta a impuestos y a un impuesto adicional del 10%, a menos que se aplique una excepción.
Impuesto por distribuciónImpuesto adicional del 10% sobre las distribuciones anticipadas o antes de los 59 años y medio de edad, a menos que se aplique una excepción.Impuesto adicional del 10% sobre las distribuciones anticipadas o antes de los 59 años y medio de edad de montos convertidos o ganancias, a menos que se aplique una excepción.
Retiros requeridosDebe empezar a los 72 años de edad.El titular no tiene distribuciones mínimas requeridas (RMD, por sus siglas en inglés).
La información contenida en el presente se proporcionada “tal como es” y sin representación o garantía alguna. La información adjunta no tiene por objeto constituir asesoramiento legal, tributario o de planificación financiera. Ningún destinatario o lector debe ni puede basarse en ningún diálogo sobre asuntos tributarios o de contabilidad contenidos en el presente (incluidos todos los documentos adjuntos). El destinatario/lector debe consultar a su asesor de impuestos, consultor legal y/o contador para obtener una declaración sobre las reglas de impuestos y contabilidad aplicables a su situación particular y para recibir cualquier otro asesoramiento sobre impuestos o contabilidad.

Share This: