PERSPECTIVA GENERAL DEL SEGURO SOCIAL

Aprenda cómo el Seguro Social afecta su jubilación

El Seguro Social no proporcionará la totalidad de los ingresos que usted necesitará para vivir cómodamente durante la jubilación, y nunca fue creado para ese fin. Los beneficios del Seguro Social representan aproximadamente el 33% de los ingresos de los jubilados, por lo tanto, entender el Seguro Social puede ayudarle a estar preparado para el momento en que se jubile. Para considerar el Seguro Social en su plan para la jubilación, debería saber cómo puede mejorar sus beneficios y cuántos ingresos podría necesitar de otras fuentes para estar cómodo desde el punto de vista financiero durante la jubilación, especialmente si una parte de sus beneficios está sujeta a impuestos.

El concepto básico del Seguro Social implica que, durante los años de trabajo, todos los empleados, empleadores y trabajadores independientes pagan impuestos del Seguro Social, que se usan para financiar el programa.

pareja mayor sonriendo

ENTENDER EL SEGURO SOCIAL

El seguro social es parte del plan para la jubilación de muchos trabajadores estadounidenses. Casi 9 de cada 10 personas de 65 años de edad y más reciben beneficios del Seguro Social. Saber cómo funciona el sistema del Seguro Social le ayudará a estar preparado cuando se jubile.

¿Cómo califica para obtener beneficios para la jubilación?

Cuando usted trabaja y paga los impuestos del Seguro Social, obtiene “créditos” para beneficios del Seguro Social. Los créditos son equivalentes a trimestres de trabajo completos. Usted obtiene un crédito por cada trimestre de su vida laboral. Por ejemplo, si trabaja durante 1 año completo, ha obtenido un total de 4 créditos. La cantidad de créditos que necesita para obtener beneficios para la jubilación depende de cuándo nació. Por ejemplo, si nació en 1929 (o más adelante) necesita 40 créditos (o 10 años de trabajo) para ser elegible para obtener beneficios.

¿De cuánto será su beneficio para la jubilación?

  • Su pago de los beneficios depende de cuánto haya ganado durante su carrera laboral. El tamaño de su beneficio mensual básico del Seguro Social (lo que el Seguro Social denomina monto del seguro primario o “PIA”, por sus siglas en inglés) dependerá de una variedad de factores. Estos abarcan desde la cantidad de años que usted ha trabajado y sus ingresos promedio a lo largo de los 35 años. en que percibió los ingresos más altos hasta a la fecha en que comenzará a cobrar los cheques
    • Los ingresos de toda la vida más altos traen como consecuencia mayores beneficios. Si hubo algunos años en los que no trabajó o en los que tuvo ingresos bajos, el monto de sus beneficios podría ser más bajo del que obtendría si hubiera trabajado de manera constante. Esto está directamente relacionado con el monto del Seguro Social que haya contribuido.
    • La edad en la que decide jubilarse también afecta a su beneficio. Puede elegir la jubilación anticipada, por lo general a los 62 años de edad, lo que reduce el beneficio que obtendría a la edad completa de jubilación. Por ejemplo, el Seguro Social indica que sus beneficios en la jubilación anticipada serían un 25% más bajos de lo que recibiría a su edad completa de jubilación.
    • También puede elegir trabajar más allá de su edad completa de jubilación. Si decide hacerlo, puede aumentar sus beneficios futuros. Si demora la jubilación, cada año que trabaje agrega otro año de ingresos a su registro del Seguro Social y aumenta sus ingresos de toda la vida. Al retrasar la edad de jubilación hasta los 70 años de edad, usted es elegible para obtener los beneficios máximos.
  • Por lo general, usted deberá haber pagado impuestos del Seguro Social durante al menos 10 años para calificar para sus propios beneficios del Seguro Social. No obstante, si trabajó una cantidad de tiempo menor, tal vez pueda cobrar beneficios a través de su cónyuge o por ser padre o madre sobreviviente dependiente —62 años de edad o más— de un hijo adulto con derecho a recibir beneficios.
  • Los beneficios del Seguro Social reemplazan aproximadamente del 20% al 30% de los ingresos anteriores a la jubilación para una persona promedio. No obstante, a medida que sus ingresos aumentan, los beneficios reemplazan un porcentaje progresivamente más pequeño, por lo tanto, el Seguro Social podría reemplazar solo el 15% de sus ingresos anteriores a la jubilación o mucho menos.
  • La Calculadora para la Jubilación por Internet proporciona un cálculo aproximado inmediato y personalizado de los beneficios para la jubilación para ayudarle a planificar su jubilación. La calculadora también le permitirá crear situaciones para comparar fechas y opciones de jubilación, y los ingresos futuros previstos.

Si padece afecciones médicas que requieren que usted se jubile de manera anticipada, sería conveniente que se comunique con el Seguro Social para determinar su elegibilidad para obtener los beneficios por discapacidad del Seguro Social.


¿Cómo decido cuándo jubilarme?

Elegir cuándo jubilarse es una decisión importante y personal, según sus necesidades personales y su estilo de vida. Independientemente de la edad en la que se jubile, comuníquese con el Seguro Social con anticipación para obtener información sobre sus elecciones y opciones para asegurarse de tomar la mejor decisión. A veces, su elección de un mes para la jubilación podría significar pagos de beneficios más altos para usted y su familia.

Puede comenzar a cobrar los cheques del Seguro Social a partir de los 62 años de edad, pero su beneficio será menor si no ha alcanzado la “edad completa de jubilación”, conforme al Seguro Social.

Su edad completa de jubilación es:

  • 66 años si nació entre 1943 y 1954
  • Entre 66 y 67 años si nació entre 1955 y 1959
  • 67 años si nació en 1960 o con posterioridad¹

Hay consideraciones y beneficios especiales para viudas, viudos, cónyuges (actuales y anteriores), hijos y dependientes discapacitados. Debe hablar con el Seguro Social para entender cómo podrían aplicarse las reglas a su situación. Debido a sus consideraciones y circunstancias personales, es importante comunicarse con el Seguro Social para entender mejor las opciones relacionadas con sus beneficios. Por ejemplo, si usted está divorciado, y estuvo casado durante más de 10 años, o tiene un hijo soltero menor de 18 años, los beneficios podrían variar. Estos son solo dos ejemplos de cómo podrían cambiar los beneficios según las circunstancias.

Pareja retirada usando la computadora

Los expertos financieros sugieren que planifique un 70-80% de sus ingresos anteriores a la jubilación para tener una jubilación confortable. El Seguro Social reemplaza aproximadamente el 40% de los ingresos anteriores a la jubilación para el trabajador promedio. Por lo tanto, los ahorros provenientes de ahorros patrocinados por el empleador, las pensiones, los ahorros personales y las inversiones son importantes. Es posible que se pregunte si está planificando y preparándose adecuadamente; Ballpark E$timate (en inglés) es una herramienta interactiva fácil de usar que le ayuda a identificar de manera rápida cuánto necesita ahorrar aproximadamente para financiar su jubilación. Ballpark E$timate incluye suposiciones de ingresos y beneficios del Seguro Social proyectados en función de los ahorros de manera comprensible. Crear un plan a largo plazo puede ayudarle a planificar un futuro financiero sólido.

Visite el sitio Web del Seguro Social (ssa.gov/espanol/) para revisar su declaración y hacer un cálculo aproximado de sus beneficios.

¿Cómo solicita los beneficios para la jubilación del Seguro Social?

Puede solicitarlos por Internet, por teléfono o visitando su oficina local del Seguro Social. Según sus circunstancias, necesitará algunos o todos los documentos que se indican a continuación:

  • Su número de Seguro Social
  • Su certificado de nacimiento
  • Sus formularios W2 o su declaración de impuestos sobre los ingresos del año pasado
  • Los documentos de su baja militar (si corresponde)
  • El certificado de nacimiento y el número de Seguro Social de su cónyuge si está solicitando beneficios
  • El certificado de nacimiento y el número de Seguro Social de sus hijos si está solicitando beneficios
  • Si no nació en EE. UU., una prueba de ciudadanía
  • El nombre, número de ruta y número de cuenta de la institución financiera para el depósito directo del beneficio mensual

¿Tendré que pagar impuestos sobre los beneficios?

Aproximadamente el 40% de las personas que obtienen un Seguro Social tienen que pagar impuestos sobre los ingresos por sus beneficios. Al comienzo de cada año, recibirá un Formulario SSA-1099 (similar al W2) del Seguro Social que indica el monto de los beneficios que recibió durante el año anterior. Usará este formulario cuando complete sus declaraciones de impuestos sobre los ingresos para averiguar si debe pagar impuestos sobre sus beneficios. Si bien es posible que su Seguro Social no deba retenerle impuestos federales, es posible que le resulte más fácil que realizar los pagos de impuestos estimados trimestralmente.

¿Cómo podrían cambiar mis beneficios?

Si obtiene una pensión del trabajo por la que pagó los impuestos del Seguro Social, esta pensión no afectará sus beneficios del Seguro Social. Sin embargo, si obtiene una pensión del trabajo no cubierta por el Seguro Social (por ejemplo, el servicio civil federal, algunos empleos del gobierno estatal o local, o un trabajo en un país extranjero), su beneficio del Seguro Social podría reducirse según su edad.

manos con corazón

Beneficios para cónyuges y sobrevivientes

Beneficios para el cónyuge

Es posible que pueda recibir beneficios del Seguro Social para el cónyuge si:

  • Tiene al menos 62 años de edad, y
  • Su cónyuge o excónyuge está recibiendo o es elegible para recibir beneficios del Seguro Social por discapacidad o para la jubilación.

Puede cobrar el Seguro Social sobre la base de su propio historial de ingresos o recibir un beneficio para el cónyuge equivalente al 50% del beneficio de su cónyuge, como máximo. (Los beneficios para el cónyuge no aumentan si usted aplaza la recepción de los beneficios a una fecha posterior a su edad completa de jubilación).

Si está divorciado, puede recibir beneficios del Seguro Social a partir de los 62 años de edad sobre la base del registro de ingresos su excónyuge, siempre y cuando hayan estado casados al menos 10 años. No obstante, una vez que usted vuelva a casarse, por lo general, no podrá seguir cobrando beneficios sobre los ingresos de su cónyuge anterior a menos que su matrimonio actual se dé por terminado.

Si su cónyuge fallece, por lo general, usted podrá recibir los beneficios completos del Seguro Social en función del registro de ingresos de su cónyuge en el momento de su edad completa de jubilación. O bien, podrá recibir beneficios reducidos a partir de los 60 años de edad. Usted puede recibir beneficios reducidos a cualquier edad si cuida a un hijo menor de 16 años de edad o discapacitado y recibe beneficios sobre el registro del trabajador. Como cónyuge sobreviviente, usted generalmente también tiene derecho a un pago por fallecimiento por única vez.

Visite el sitio Web del Seguro Social (ssa.gov/espanol/) para obtener más información acerca de los beneficios para cónyuges o sobrevivientes, revisar su declaración o hacer un cálculo aproximado de sus beneficios.


O bien, pruebe esta calculadora de beneficios (en inglés) en el sitio Web del Seguro Social.
 
Además, reúnase con su asesor financiero para analizar el mejor momento para que usted (y su cónyuge, si está casado) comiencen a cobrar los cheques mensuales del Seguro Social. Es una conversación que puede dar frutos por el resto de su vida.

Share This: