Elaboración de un presupuesto para las fiestas

Elaboración de un presupuesto para las fiestas

Si bien la temporada de 6 semanas de las fiestas se repite cada año, muchos de nosotros no estamos preparados. Al poco tiempo, muchos se sienten abrumados por el estrés y es posible que nuestros presupuestos no estén preparados para los gastos adicionales. No tenga miedo; hay algunas cosas que puede hacer para evitar la resaca financiera de las fiestas.

Package with Budget List Image

Explore alternativas a los regalos tradicionales

Comparta sus talentos – Todos tenemos talentos especiales; considere la posibilidad de compartirlos con los demás. ¿Ha pensado en regalar sus famosas galletas caseras o su prestigioso pan de nueces y banana? O quizás desee regalar un servicio, como cuidar a los niños mientras una amiga disfruta de una salida de noche, o pasear al perro de su vecino.

Cree una experiencia – Piense en una experiencia familiar, como jugar algún juego, asistir a una obra de teatro, hacer un paseo en automóvil para ver la iluminación navideña, o trabajar como voluntario en una iglesia local, un refugio, un almacén de distribución de alimentos, etc.

Pruebe una nueva manera de organizar la cena – Deje que el anfitrión prepare el plato principal y que los invitados lleven los acompañamientos, o considere la posibilidad de planificar que cada uno lleve algo para reducir la responsabilidad y el gasto de toda la comida.

Reconsidere la compra de regalos – Piense en un intercambio de regalos entre adultos o lléveles regalos solo a los niños. Si establece un límite razonable para los regalos, sacar un nombre al azar y comprar para un solo adulto puede ayudarle a ahorrar dinero. Algunas familias comparten ideas de regalos y tratan de pensar en regalos prácticos que resulten útiles. Si usted tiene un regalo que nunca ha abierto o utilizado, pero conoce a la persona ideal que lo valoraría, considere la posibilidad de volver a regalarlo.

Elabore un plan
Si piensa organizar una reunión, hacer regalos, visitar familiares o gastar una cantidad significativa de dinero, lo mejor es crear un plan lo antes posible. Crear un plan es importante para ayudarle a establecer límites realistas y mantenerse dentro de los límites. Si sabe lo que está buscando y ha creado un presupuesto realista, estará mejor preparado cuando vea una buena oferta. Según la fecha en la que comience a realizar sus compras, puede aprovechar las rebajas, las ofertas especiales o los cupones especiales. Esto hace que su lista y su presupuesto sean aún más importantes.

Comprométase a seguir su lista. Haga una lista que identifique a cada destinatario. Su lista le ayudará a prever, en lugar de reaccionar. Haga listas y no las abandone. ¡No compre compulsivamente! Antes de salir de compras, consulte sus saldos y su lista. Verifique regularmente su lista y marque sus avances. Incluso puede enviarse mensajes de texto con sus compras o llevar una lista activa en su teléfono. Para apegarse a su lista y a su plan, trate de hacer compras cuando tenga energía en lugar de hacerlo cuando sienta hambre, enojo, soledad o cansancio. Considere la posibilidad de pedirle a un amigo que controle que usted esté comprando con responsabilidad.
Analice qué tiendas usted desea visitar y cuánto tiempo les puede dedicar.

Establezca un presupuesto realista – los gastos se suman con rapidez, por lo que esta es una de las cosas más importantes que puede hacer. Asegúrese de poder pagar el monto planificado y presupuestado. Identifique el monto que va a gastar. Elabore una estrategia de presupuesto que funcione para usted. Llevar un registro de sus gastos para las fiestas puede ser complicado, pero considere la posibilidad de utilizar una hoja de cálculo, el método del sobre o el uso de aplicaciones bancarias. Conserve sus recibos en un solo lugar (sobre o portacupones). No existe una respuesta correcta; haga lo que funcione para usted.

Haga una lista y sígala – Vaya a las tiendas, incluso a la tienda de comestibles, únicamente con una lista. Caminar sin rumbo puede ser peligroso. Haga una lista e incluya el monto máximo de dinero que desea gastar. Por ejemplo, “pijama para mi hermana: $20”. Si encuentra algo que es ideal pero que supera su límite, analice la posibilidad de esperar 24 horas antes de realizar la compra. Esta es una manera de impedir la compra compulsiva.

Compre por comparación – La regla de 3 sigue aplicándose. Aproveche los avances tecnológicos que ponen a casi todas las tiendas en la palma de su mano. Cuando salga de compras, puede utilizar la cámara de su smartphone para reconocer productos o códigos de barras y verificar los precios de la competencia. Quizás descubra que los precios por Internet son mejores, pero asegúrese de incluir los gastos de envío. Si bien algunas tiendas ofrecen envío gratis, considere la posibilidad de buscar códigos promocionales y cupones para las compras por Internet y en la tienda. También puede ser recomendable consultar la política de igualación de precios de la tienda.

Piense en sus compras a crédito – Las investigaciones han demostrado sistemáticamente que las personas gastan más dinero cuando utilizan tarjetas de crédito. Si le gusta hacer compras, asegúrese de administrar sus tarjetas de crédito (antes, durante y después de las fiestas) o bien considere la posibilidad de usar efectivo o su tarjeta de débito.