Cómo administrar tu ayuda financiera

Si has recibido subsidios, becas, y préstamos estudiantiles, es importante gastar tu dinero inteligentemente para sacar el máximo provecho de él. He aquí algunos consejos para administrar tu ayuda financiera:

Lleva cuenta de tu ayuda financiera con el calendario
Quizá recibas alguna ayuda financiera una vez por semestre y otros pagos una vez por mes. Presta atención a cuándo vas a recibir la ayuda y en qué cantidades. Esto te ayudará a establecer un plan de gastos y a evitar quedarte con poco dinero.

Debes saber qué cuentas esperar
Piensa por adelantado en las cuentas que vas a recibir el próximo mes y durante el próximo año. Cuando las recibas, ¿cuáles son las probables cantidades y cuánto tiempo tendrás para pagar? Compara esta información con tu calendario de ayuda financiera. Asegúrate de estar listo con los fondos que necesitarás para pagar tus cuentas. Los pagos atrasados pueden dañar tu calificación de crédito durante varios años después de tu graduación.

Lleva cuenta de tus gastos
Establece un diario de gastos. Lleva cuenta de todos tus gastos durante un mes. Agrupa las compras similares y súmalas. Si no te gusta la manera en que estás gastando tu dinero, busca formas de recortar gastos.

Prepara un presupuesto escrito
Con la información que has recogido sobre tus ingresos, gastos y patrones de gastos, crea un presupuesto mensual escrito y utilízalo para guiarte a lo largo del mes. Actualiza tu presupuesto a medida que cambien las circunstancias. Consulta la lección “Como gastar tu dinero forma inteligente” de El futuro en tus manos para obtener más información sobre la preparación de un presupuesto.

Ten cuidado con las tarjetas de crédito
En la universidad, sin duda te van a inundar con ofertas atractivas de tarjetas de crédito. Las tarjetas de crédito te pueden tentar a gastar más de lo que puedes, y los intereses se acumulan con mucha rapidez. Para evitar demasiadas deudas de tarjeta de crédito, obtén una sola tarjeta de crédito y resérvala para situaciones de emergencia. Si usas la tarjeta con más frecuencia, acostúmbrate a pagar totalmente el saldo cada mes. Siempre que puedas, utiliza dinero en efectivo y tu tarjeta de débito en lugar de tu tarjeta de crédito.

Continúa solicitando ayuda financiera
Solicite ayuda económica cada año que estés en la escuela y continúa con las solicitudes de subsidios y becas. Si eres constante, aumentarás la probabilidad de recibir este “dinero gratis” que no tienes que devolver.