Alquilar un apartamento

El punto de partida es tu presupuesto

  • Una buena regla general es que la vivienda no debe costar más del 32% de tu salario bruto. Tu salario bruto es la cantidad total de tu cheque de salario antes de impuestos y otras deducciones.
  • Busca en la sección de avisos clasificados del diario local para encontrar barrios con apartamentos que se adapten a tu presupuesto y además respondan a tus necesidades de seguridad, conveniencia y diversiones.
  • Consigue datos de apartamentos de tus amigos, la Web, las pizarras de anuncios del vecindario, periódicos, guías de apartamentos y otras publicaciones.

La búsqueda comienza

  • Haz citas para ver apartamentos que te interesen.
  • Recorre cada habitación. Toma nota de las características positivas y negativas. Mira el espacio en los armarios, los aparatos de la cocina, los baños y los tomacorrientes.
  • Revisa las características de seguridad como los detectores de humo, cerrojos de puertas y ventanas en buenas condiciones, y pasillos y entradas con una buena iluminación.
  • ¿Hay instalaciones de lavandería?

Llena la solicitud

  • Casi todos los propietarios te pedirán que llenes una solicitud. Prepárate para llenar una si encuentras un apartamento que te gusta: lleva una carpeta con los documentos que puedes necesitar, como un estado de cuenta bancaria, la declaración de impuestos más reciente y referencias personales.
  • La solicitud da al propietario la información necesaria para hacer una evaluación de crédito. Esta evaluación de crédito le indica cuál ha sido tu historial como administrador del dinero y si pueden confiar en que vas a pagar el alquiler con regularidad.
  • Si no cumples con los requisitos de ingresos o tienes problemas de crédito, puede ser necesario que tus padres o tutores firmen un formulario de garantía. Al firmar este documento, ellos asumen la responsabilidad legal del alquiler o los daños a la propiedad si tú o tus compañeros de apartamento no pagan.

Antes de firmar un contrato

  • Si es posible, date un día para pensar antes de alquilar. En algunos casos, puedes dar al propietario un depósito reembolsable para que te reserve el apartamento hasta que hayas llegado a una decisión.
  • ¡Pide un contrato por escrito! Nunca alquiles un apartamento en base a un apretón de manos con el propietario.
  • Tienes que leer y entender el contrato. Quizá esté escrito en “lenguaje de abogados”, por lo que te puede convenir consultar a alguien con conocimientos para que te ayude a leer y entender el contrato. ¡Si no entiendes algo, no lo firmes!
  • Al leer el contrato, considera lo siguiente:
    • ¿Cuál es el plazo del contrato?
    • ¿En qué fecha hay que pagar el alquiler?
    • ¿Cuáles son las multas por pagar tarde?
    • ¿Cuál es el depósito de garantía?
    • ¿Están incluidos los servicios públicos (luz, agua, etc.) en el alquiler? ¿Cuáles de ellos están incluidos?
    • ¿Se permite tener animales como mascotas?
    • ¿Con cuánta anticipación hay que avisar antes de mudarse?
    • ¿Qué sucede si tú no cumples con el contrato?
    • ¿Pueden tus compañeros de apartamento co-firmar el contrato? Esto asegurará que compartan la responsabilidad contigo.
    • ¿Cómo se atienden las reparaciones? ¿Necesitas permiso para hacer cambios de apariencia como pintar o poner clavos en las paredes para colgar cuadros?
    • Si se requieren reparaciones ahora, pídele al propietario o a la compañía administradora que ponga los cambios prometidos por escrito.

Lista para mudarte

  • Alquila un camión o contrata a una empresa de mudanzas. Arréglalo con la mayor anticipación posible, a fin de asegurar la disponibilidad y la oportunidad de comparar ofertas y así conseguir un precio razonable.
  • Considera asegurar el contenido de la casa.
  • Ponte en contacto con las compañías locales de servicios públicos para conectar la electricidad y el agua. Algunas compañías de servicios quizá requieran un depósito.
  • Haz citas para la conexión de servicios de cable, Internet y teléfono. Recuerda que probablemente tengas que estar presente durante la instalación.
  • Llena una solicitud de cambio de dirección. Puedes obtener el formulario en una oficina de correos, o en línea en moversguide.usps.com.
  • Notifica tu nueva dirección a tu banco, a tus acreedores y a otros.