IMPUESTO SOBRE LOS INGRESOS

Introducción al impuesto sobre los ingresos

En Estados Unidos, un porcentaje de todo el dinero que ganan y gastan las personas y las empresas es recaudado por los gobiernos estatales, locales y federal para su uso en el gasto público. Las personas y las empresas deben pagar diferentes tipos de impuestos, tales como el impuesto sobre las ventas, el impuesto sobre la propiedad, el impuesto sobre la nómina y el impuesto sobre los ingresos.

Los impuestos sobre los ingresos son la fuente principal de ingresos del gobierno federal. Muchos estados, e incluso muchos pueblos y ciudades, también aplican impuestos sobre los ingresos. Para muchas personas, el impuesto sobre los ingresos federal es la categoría más importante de impuestos que pagan. Por ese motivo, para administrar correctamente el dinero, es importante entender algunos conceptos básicos sobre el impuesto sobre los ingresos federal:

  • Una declaración de impuestos es un formulario preimpreso o electrónico que usted completa para reportar información que el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) federal usa para calcular sus impuestos. Un ejemplo de una declaración de impuestos federal es el Formulario 1040 del IRS.
  • El hecho de completar y enviar un formulario de declaración de impuestos al IRS se denomina presentación de la declaración de impuestos. Algunas personas contratan a un profesional para que complete sus formularios de impuestos, mientras que otras lo hacen por su cuenta.
  • Antes de que usted pueda determinar qué formulario del IRS debe usar para la presentación, el monto de su deducción estándar y el impuesto correcto, debe determinar su estado de presentación para la declaración de impuestos.
pareja con empresaria

ANTES DE PRESENTAR SU DECLARACIÓN DE IMPUESTOS

Para muchas personas y familias el reembolso de impuestos es el cheque más grande de todos en el año. Estar preparado antes, durante y después de la temporada de impuestos, puede ayudarle a ahorrar tiempo y dinero. Estas sugerencias y recomendaciones pueden ayudarle a aprovechar al máximo la temporada de impuestos.

Organice su documentación

Cuanto antes comience a organizar la información que necesita presentar, mejor –y posiblemente más fácil– será el proceso. Reúna los documentos y registros financieros esenciales, incluidos sus formularios W-2, recibos de gastos deducibles y donaciones de caridad, y las declaraciones de impuestos de años anteriores. No todos los preparadores de declaraciones de impuestos son iguales y el alcance de los servicios puede variar. Esta lista puede ayudarle a comenzar, pero usted debe asegurarse de averiguar qué necesita específicamente si va a usar un servicio de preparación de declaraciones de impuestos:

  • Su formulario W-2 de cada empleador
  • Formularios 1099 si tiene ingresos por trabajo independiente, por intereses, por inversiones u otros ingresos.
  • El formulario 1099-SSA si recibe ingresos del Seguro Social
  • Prueba de todos los otros ingresos percibidos durante el año, incluidos ingresos por trabajo independiente, ingresos por pensión alimenticia, ingresos por arrendamiento u otros pagos.
  • Prueba de gastos deducibles de impuestos, incluidos intereses de préstamos hipotecarios, impuestos estatales, impuestos sobre la propiedad locales, intereses de préstamos para estudiantes, cuidado de niños, costos médicos, gastos de mudanza, etc.
  • Prueba de contribuciones que ha efectuado a planes para la jubilación individual u otras cuentas para la jubilación
  • Prueba de las donaciones de caridad que realizó
  • Prueba de la cobertura del seguro médico (Formulario 1095)

Revise los cambios del año pasado

Los cambios en la vida podrían afectar los impuestos que adeuda. Durante el año pasado, ¿se casó o se divorció? ¿Tuvo o adoptó un hijo? ¿Comenzó a ahorrar para la universidad, contribuyó a planes para la jubilación suplementarios o a otras inversiones, compró o vendió una casa, o pagó gastos médicos significativos? Estos y otros cambios podrían afectar el monto del impuesto que deberá pagar.

infomacion de impuestos y computadora

AL PRESENTAR SU DECLARACIÓN DE IMPUESTOS

Antes de comenzar, asegúrese de conocer los conceptos básicos de la presentación de una declaración.

Hay cinco estados civiles para la declaración de impuestos:

  1. Soltero
  2. Casado que presenta una declaración conjunta
  3. Casado que presenta una declaración por separado
  4. Jefe(a) del hogar
  5. Viuda/viudo que califica con hijo dependiente

Su estado civil también se usa para la declaración de impuestos para determinar si es elegible para reclamar ciertas otras deducciones y créditos. Si le corresponde más de un estado civil para la declaración de impuestos, elija el que le dé el impuesto más bajo.

El término retención hace referencia a los impuestos que se pagan a medida que se perciben ingresos (retención en fuente). Esto tiene lugar cuando su empleador deduce una cantidad determinada de su cheque para pagar impuestos al gobierno. Si usted es empleado, a fin de año su empleador le emitirá un formulario W-2 del IRS que resume sus sueldos imponibles y los impuestos que el empleador ha deducido o “retenido” de su sueldo. Los contratistas independientes reciben un formulario 1099 que incluye el monto que se les pagó.

Un reembolso de impuestos es un monto que el gobierno le devuelve si ha pagado más impuestos de los que adeudaba.


Si usted es ciudadano o extranjero residente de EE. UU., su ingreso bruto, su estado civil para la declaración de impuestos (ver abajo), su edad y si es o no dependiente (es decir, si depende de alguien más que le proporciona apoyo financiero) determinarán si usted debe presentar una declaración de impuestos sobre los ingresos federal.

El monto del impuesto sobre los ingresos que usted paga se basa en sus ingresos percibidos brutos (salarios, sueldos, propinas y dividendos, si es propietario de acciones) más los ingresos no percibidos (por ejemplo, ingresos por intereses, ingresos de dividendos o ganancias de capital), menos deducciones, exenciones o créditos. El monto resultante —el monto sujeto a impuestos sobre los ingresos federales— se denomina ingresos imponibles.

Una deducción es un monto que reduce sus ingresos imponibles y, por lo tanto, reduce los impuestos que se deben pagar. El gobierno federal ofrece varios tipos diferentes de deducciones.

La deducción estándar es un monto en dólares establecido por el gobierno federal que reduce la cantidad de ingresos sujetos a impuestos. La mayoría de los contribuyentes tienen la opción de tomar una deducción estándar o de detallar (enumerar por separado) sus deducciones. Si tiene la opción de elegir, puede usar el método con el que quede sujeto al impuesto más bajo.

Si toma la deducción estándar, la presentación de sus impuestos puede resultar más rápida y más fácil; sin embargo, muchos contribuyentes optan por detallar sus deducciones reales, tales como gastos médicos, donaciones de caridad e impuestos.

Existen varias opciones para la preparación de declaraciones de impuestos. Puede usar servicios de preparación de declaraciones de impuestos gratis, acudir a un preparador de declaraciones de impuestos pagado o hacerlo usted mismo. Si tiene pensado usar un programa gratis o de preparación de declaraciones de impuestos por voluntarios, un recurso valioso es el programa de Asistencia Voluntaria al Contribuyente con los Impuestos sobre los Ingresos (VITA, por sus siglas en inglés). Los voluntarios certificados por el Servicio de Impuestos Internos (IRS) proporcionan la preparación de la declaración de impuestos sobre los ingresos básica gratis, con presentación electrónica para las personas calificadas. Otro recurso valioso es el programa de Asesoramiento Tributario para los Ancianos (TCE, por sus siglas en inglés), que ofrece ayuda gratis con los impuestos a todos los contribuyentes, en especial a las personas de 60 años de edad en adelante, y se especializa en preguntas sobre temas relativos a pensiones y asuntos relacionados con la jubilación específicos de los adultos mayores. Los sitios donde se ofrecen los programas VITA y TCE se encuentran en varias áreas de los Estados Unidos, prestan servicios de preparación y presentación de declaraciones de impuestos gratis, y cuentan con profesionales que pueden responder sus preguntas sobre impuestos.

1040 de impuestos

Más de 83 millones de contribuyentes le pagaron a alguien por la preparación de su declaración de impuestos federal en 2017. Si usted elige esta opción, asegúrese de que su preparador de declaraciones de impuestos tenga un Número de Identificación de Preparador de Impuestos (PTIN, por sus siglas en inglés). Un preparador de declaraciones de impuestos pagado puede representarle ante el IRS si a usted le realizan una auditoría o tiene otros problemas relacionados con los impuestos. En IRS.gov, el IRS tiene un directorio público (en inglés) que permite a los contribuyentes buscar y categorizar a los preparadores de declaraciones de impuestos por nombre, código postal o credencial, y así poder investigarlos.

Si decide preparar su declaración de impuestos usted mismo, le recomendamos que la lleve a un preparador pagado para que la revise, corrija cualquier error y termine los formularios. Este enfoque podría brindarle una buena experiencia y tranquilidad. Si va a prepararla usted mismo, tenga en cuenta las siguientes preguntas:

  • Si ha realizado algún trabajo independiente o de consultoría, ¿desea diferir algún tipo de ingresos al próximo año?
  • ¿Ha maximizado sus contribuciones a una Cuenta para la Jubilación Individual?
  • Si tiene más de 50 años de edad, ¿desea aprovechar las contribuciones adicionales o “catch-up” de $1,000?
  • ¿Contribuyó a una Cuenta de Ahorros para Gastos de Salud?
  • ¿Hay alguna donación de caridad (efectivo, regalos, etc.) que podría llegar a hacer antes de fin de año?
  • ¿Contribuyó a un plan de ahorros para la universidad que ofrece algún beneficio impositivo?
  • ¿Su estado impone penalidades por no tener seguro médico?
  • Si es propietario de una empresa, ¿ha reunido todos los gastos?
  • Si usted –o algún dependiente– está inscrito en una institución educativa o en un programa de capacitación elegible, ¿ha aprovechado el Lifetime Learning Credit (Crédito Perpetuo por Aprendizaje)?
  • ¿Ha tenido que afrontar gastos médicos significativos? Estos pueden acumularse, por lo que es conveniente verificar si sus gastos médicos permitidos no reembolsados son deducibles.

A continuación, se incluyen algunas posibles ventajas y desventajas de ambas opciones: usar un preparador de declaraciones de impuestos o preparar su propia declaración de impuestos.    

Usar un preparador de declaraciones de impuestos

  • Obtener la revisión y el asesoramiento de un experto.
  • Recibir sugerencias para ahorrar en impuestos basadas en su año actual y estrategias para el futuro.
  • Apoyo profesional en caso de una auditoría o si el IRS tiene preguntas de seguimiento sobre sus impuestos.
  • Es posible que tenga que pagar por el servicio.
  • Es posible que no encuentre un servicio disponible de inmediato ya que hay mucha demanda en la temporada de impuestos.
  • Puede cometer un error. Asegúrese de que su preparador de declaraciones de impuestos tenga un Número de Identificación de Preparador de Impuestos (PTIN) del IRS.

Preparar su propia declaración de impuestos

  • Potencialmente gratis.
  • Adquirir una valiosa experiencia financiera.
  • Tener el control total de la documentación y la información sobre los impuestos.
  • Hay software de preparación de impuestos que puede ser confuso y costoso.
  • Podría cometer un error potencialmente costoso.
  • Es posible que no esté al tanto de todas las deducciones a las que tiene derecho.

Obtenga más información y ayuda con los impuestos

Existe una variedad de recursos gratis para ayudarle, incluido el programa VITA, que ofrece servicios de preparación y presentación de declaraciones de impuestos gratis en más de 30 estados y en el Distrito de Columbia. También puede buscar otros recursos tributarios gratis en su comunidad. Asegúrese de investigar para estar seguro de que los servicios que elija tengan una buena reputación.

Otros recursos útiles incluyen:

  • Publicación del IRS sobre Preparación de Impuestos Gratuita por Voluntarios Certificados por el IRS (disponible aquí: https://www.irs.gov/pub/irs-pdf/p3676bsp.pdf [en inglés])
  • Recursos y personal del IRS. Puede comunicarse con el IRS para solicitar publicaciones y formularios gratis, hacer preguntas relacionadas con los impuestos y recibir ayuda con problemas tributarios no resueltos. Puede comunicarse con ellos a través de www.irs.gov/es o llamando al 1-800-829-1040 (marque 2 para recibir atención en español).
  • Para solicitar formularios, instrucciones y publicaciones, puede llamar al IRS al 1-800-829-3676 (marque 2 para recibir atención en español).
  • Muchas oficinas de correos y bibliotecas ofrecen determinados formularios, instrucciones y publicaciones del IRS.
  • Puede visitar el Centro de Asistencia al Contribuyente local para recibir ayuda personalizada y en persona con los impuestos. Es posible que deba programar una cita; asegúrese de consultar en http://www.irs.gov/localcontacts la ubicación y el horario de atención de su oficina local.

Si recibe un reembolso de impuestos, podría ser el momento ideal para liquidar algunas deudas o aumentar sus ahorros

Sería conveniente que considere la posibilidad de realizar un pago adicional, liquidar una deuda grande, o pagar una deuda con una tasa de interés alta. O tal vez desee considerar la posibilidad de crear un fondo para emergencias o sumar ahorros para otras metas. Considere la posibilidad de separar sus ahorros primero y acumular de 3 a 6 meses de sus gastos: las emergencias pueden causar un daño financiero significativo si uno no está preparado. Aproveche este efectivo adicional para acercarse más a sus metas financieras.

Lista de Verificación

DESPUÉS DE PRESENTAR SU DECLARACIÓN DE IMPUESTOS

Prepárese ahora para el próximo año

Una vez que haya finalizado la temporada de impuestos, puede comenzar a pensar y planificar para el próximo año. Si trabaja con un preparador pagado, puede obtener asesoramiento que le ayudará a maximizar sus ahorros de impuestos o reducir sus impuestos. Además, asegúrese de llevar un registro de los cambios en la vida y los gastos importantes.


La información contenida aquí es proporcionada “tal como es” y sin representación o garantía alguna. La información adjunta no tiene por objeto constituir asesoramiento legal, tributario o de planificación financiera. Ningún destinatario o lector debe ni puede basarse en los debates sobre asuntos tributarios o de contabilidad contenidos aquí (incluidos todos los documentos adjuntos). El destinatario/lector debe consultar a su asesor de impuestos, consultor legal y/o contador para obtener una declaración sobre las reglas de impuestos y contabilidad aplicables a su situación particular y para recibir cualquier otro asesoramiento sobre impuestos y contabilidad.

Share This: