Uso responsable de las tarjetas de crédito

Por lo general, la gente gasta más cuando usa tarjetas de crédito en lugar de dinero en efectivo. Es fácil cargarse de deudas con las tarjetas de crédito sin siquiera darse cuenta, y no queremos que eso le suceda a usted. Por eso, como regla general, mantenga su deuda de las tarjetas de crédito lo suficientemente baja para que sus pagos requeridos no sean superiores al 10% de sus ingresos mensuales.

¡Muy buen consejo! Para mantener bajo control sus gastos con la tarjeta de crédito, pruebe esta estrategia: use dinero en efectivo o la tarjeta de débito para los gastos diarios, y guarde la tarjeta de crédito para comprar cosas más grandes y duraderas.

Ésa es una excelente estrategia. Le recordamos que cuando usa su tarjeta de débito, el dinero se deduce directamente de su cuenta de cheques. Pero con una tarjeta de crédito, está tomando el dinero prestado. Por eso, antes de cargar una compra a la tarjeta, piense no sólo en lo que quiere comprar sino también en cómo lo va a pagar.

Cuando comience a usar tarjetas de crédito, considere tener una sola tarjeta con un límite bajo. Esto le ayudará a sentirse cómodo usando el crédito y pagando lo que debe y evitará que se meta en grandes problemas de deudas.

Otro buen criterio es mantener siempre el saldo de la tarjeta de crédito por debajo del 70% del límite. Esto le ayudará a obtener buenos antecedentes de crédito, al demostrarles a los prestamistas que puede controlar la cantidad de crédito que usa. Y le deja suficiente crédito disponible en caso de emergencia.


ACERCA DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Las tarjetas de crédito se denominan crédito revolvente porque a medida que usted devuelve el dinero, el crédito vuelve a estar disponible para que usted lo use una y otra vez. (Un segundo tipo de crédito es el crédito a plazos. Si tiene un préstamo a plazos, usted pide prestado el dinero solo una vez y se lo paga al prestamista en cantidades iguales durante un período fijo, como en el caso de un préstamo para automóviles).

Ninguna tarjeta es adecuada para todo el mundo. Como regla general, la tarjeta adecuada para usted es la que acepten donde usted compra y la que le cobre la menor cantidad de dinero (por ejemplo, en intereses y cargos) por los servicios que usted usa. Los términos y condiciones de las tarjetas de crédito varían, por lo tanto, es importante que se informe sobre los costos de cualquier tarjeta de crédito que esté considerando. Asegúrese de leer detenidamente los términos y condiciones, las declaraciones legales y el contrato de tarjeta de crédito.

MUJER CON TARJETA DE DÉBITO

Cómo funcionan las tarjetas de crédito

Cada vez que usted usa una tarjeta de crédito, en realidad está pidiendo prestado dinero a la institución financiera que le emitió la tarjeta. Usted puede iniciar una transacción con tarjeta de crédito en una tienda propiamente dicha, por Internet o incluso usando una app en su teléfono. Cuando lo hace, la información sobre su transacción y su tarjeta de crédito se comparte de manera automática y segura. Una vez que se aprueba la transacción, el banco la abona al comercio y registra los cargos que se le facturarán a usted, el titular de la tarjeta, al final del período de facturación. Cuando usted recibe el estado de cuenta mensual, paga la totalidad del saldo por completo o en pagos mensuales, con intereses. Básicamente, el banco paga primero y usted tiene que pagarle al banco. Si usted liquida el saldo cuando recibe su cuenta, no tiene que pagar intereses. Pero si no puede liquidarlo, tendrá que pagar intereses.

¡Recuerde que las tarjetas de débito funcionan de una manera diferente! Cuando usted usa una tarjeta de débito en una tienda, puede tener la opción de seleccionar “débito” e ingresar su número de identificación personal [PIN, por sus siglas en inglés], o “crédito” y firmar con su nombre. En cualquiera de los dos casos, el dinero se deduce de su cuenta de cheques.

Solicitar una tarjeta

Cuando usted solicita una tarjeta de crédito, la institución financiera examinará su historial de crédito y decidirá si otorgarle o no una tarjeta. También decidirá cuánto dinero podrá pedir prestado o “cargar” a la tarjeta. Esto se denomina su límite de crédito.

Tarjetas de crédito de tasa variable y tarjetas de crédito de tasa fija

El hecho de que el plan de tarjeta de crédito use una tasa variable o una tasa fija para cobrar intereses puede tener un impacto significativo en lo que usted paga para usar su tarjeta.

Los planes de tasa variable pueden ofrecer una tasa de interés más baja que los de tasa fija, pero tenga en cuenta que la tasa de interés puede aumentar o disminuir. Las compañías de tarjetas de crédito que ofrecen planes de tasas variables por lo general ajustan la tasa de interés que usted paga conforme a la tasa de interés preferencial. La tasa de interés preferencial es lo que los bancos de EE. UU. les cobran a sus mejores clientes. La tasa de interés de muchos planes de tasa variable es la tasa de interés preferencial más un monto determinado. Asegúrese de consultar si existen límites respecto a cuánto puede aumentar o disminuir su tasa de interés.

Con un plan de tasa fija, usted tiene la ventaja de saber cuál será su tasa. La Truth in Lending Act (Ley de Veracidad en los Préstamos) requiere que los prestamistas proporcionen un aviso con 15 días de anticipación como mínimo antes de aumentar la tasa y, en algunos estados, se requiere un aviso con una anticipación aún mayor.

Acerca de las ofertas de tarjetas de crédito “preaprobadas”

Sea cauteloso acerca de cualquier oferta de tarjeta de crédito que reciba. Muchas tarjetas pueden ofrecer una tasa de interés promocional baja o términos de transferencias de saldo atractivos para instarle a que solicite crédito. Estas tasas introductorias y promocionales cambiarán, por lo tanto, lea detenidamente los términos y condiciones. Es importante entender todos los cargos, intereses u obligaciones.

Triture o corte con tijera en pequeños pedazos todas las ofertas que no desee antes de tirarlas a la basura. Esto ayudará a prevenir que alguien las robe e intente obtener crédito en su nombre, lo cual constituye un delito llamado robo de identidad.

Tarjetas con depósito de garantía y tarjetas sin depósito de garantía

Una tarjeta de crédito con depósito de garantía es una tarjeta de crédito respaldada por un depósito de garantía, a menudo, una cuenta de ahorros. El dinero en una cuenta, a menudo una cuenta de ahorros, es el depósito de garantía. Este dinero que se aparta como depósito de garantía puede ser reclamado por la compañía que emite la tarjeta si usted no cumple con sus términos de pago o con el contrato. Usar una tarjeta de crédito con depósito de garantía y pagar conforme a los términos del contrato puede ser un buen primer paso para las personas o las empresas que desean establecer buenos antecedentes de crédito o restablecer su crédito.

Una tarjeta sin depósito de garantía no tiene un depósito de garantía. Al igual que con la descripción de una tarjeta con depósito de garantía, con una tarjeta de crédito sin depósito de garantía usted no perderá el derecho sobre los fondos en una cuenta si no paga.

Estados de cuenta

Cada mes, su compañía de tarjetas de crédito le enviará un estado de cuenta mensual. Cada estado de cuenta indicará todos los cargos y pagos que usted ha realizado y los cargos en general y los cargos por intereses incurridos desde su último estado de cuenta, el monto total que usted adeuda actualmente, el pago mínimo adeudado y la fecha de vencimiento, la cantidad de crédito que tiene disponible y la fecha en que cerró su ciclo de facturación actual.

Además, cada estado de cuenta incluye una advertencia de pago atrasado que indica las consecuencias de enviar su pago con atraso. Una advertencia de pago mínimo que le indicará cuánto tiempo le llevará liquidar su saldo actual si solo realiza el pago mínimo y lo que significaría para usted en términos de tiempo e intereses cobrados. La institución emisora de su tarjeta también debe indicarle el pago mensual que debería realizar para liquidar su saldo actual en el transcurso de tres años y el monto total que pagaría al hacerlo.

Su estado de cuenta también incluye un aviso de asesoramiento de crédito que le proporcionará la información de contacto de una agencia de asesoramiento de crédito sin fines de lucro con la que puede comunicarse si tiene problemas para realizar sus pagos de tarjeta de crédito.

Nota: las tarjetas de crédito pueden ser más convenientes que llevar efectivo, pero recuerde que siempre tiene que devolver el dinero. Muchas instituciones financieras ofrecen tarjetas de crédito; compárelas y elija una con tasa de interés baja.

Truth in Lending Act

Promulgada en 1968, esta ley federal establece que los acreedores deben proporcionar a los consumidores información completa y correcta sobre los costos y términos del crédito. La Truth in Lending Act (Ley de Veracidad en los Préstamos) requiere que las compañías de tarjetas de crédito les proporcionen a los consumidores la siguiente información:

  • Cargos por financiamiento en dólares y como una tasa porcentual anual (APR, por sus siglas en inglés).
  • La institución emisora o la compañía de crédito que proporciona la línea de crédito.
  • El tamaño de la línea de crédito.
  • La duración del período de gracia, si lo hubiera, antes de que se deba realizar un pago.
  • El pago mínimo requerido.
  • Las cuotas anuales, si corresponde.
  • Los cargos por el seguro de crédito (si lo hubiera), que liquida su préstamo si usted fallece antes de que la deuda se pague plenamente.

Para obtener más información sobre los Reglamentos de las Tarjetas de Crédito, visite www.federalreserve.gov/consumerinfo/consumercredit.htm (en inglés)

BÚSQUEDA DE TARJETAS DE CRÉDITO

Para ser un administrador de dinero inteligente, compare las distintas ofertas de tarjetas de crédito como lo haría con cualquier préstamo. Puede haber muchas características y cargos para comparar. Estas son algunas sugerencias para ayudarle a comenzar:

Considere qué es importante para usted y para qué fin usará la tarjeta de crédito. Haga una lista de las características y los beneficios de la tarjeta de crédito, como tasa de interés, recompensas, sin cuota anual, etc., que se adapten a sus necesidades financieras. Clasifique las características de acuerdo con la manera en que tiene planificado usar la tarjeta y pagar su cuenta mensual.

Hay muchos lugares, tanto por Internet como fuera de línea, donde puede leer sobre ofertas de tarjetas de crédito y en qué se diferencian. Las tasas y otros términos, así como los beneficios, varían. Revise toda la información que ha recopilado. Lea detenidamente y llame a la compañía si tiene preguntas o necesita una aclaración. Preste especial atención a la tasa porcentual anual (APR), las cuotas anuales, los cargos por pago atrasado y los términos asociados con los beneficios o las recompensas. Si bien usted podría desear una tarjeta que ofrezca reembolsos en efectivo, descuentos u otras recompensas, recuerde que es conveniente que usted solo cargue a su tarjeta lo que pueda pagar cuando venza su cuenta.
• Intereses y tasas de interés (Tasa APR). El interés es el monto de dinero que se paga a cambio de usar el dinero del prestamista durante un período determinado. Para las tarjetas de crédito, la tasa de interés generalmente se presenta como la Tasa Porcentual Anual (APR). La Tasa APR expresa el costo total del crédito como una tasa anual, teniendo en cuenta la tasa de interés, los términos y los cargos de un préstamo. Mientras más baja sea la Tasa APR, menor será el costo total del préstamo.
• Cuota anual, cargo por financiamiento, período de gracia. Algunas instituciones financieras cobran una cuota anual por sus tarjetas de crédito. Esta cuota es el monto que ellos cobran al titular de una tarjeta de crédito para usar la tarjeta durante un año.
• Cargo por financiamiento. Los cargos por financiamiento son la cantidad de dinero (intereses) que un prestatario le paga a un prestamista por el privilegio de pedir prestado dinero, incluidos los intereses y otros cargos por servicio.
• Período de gracia. El período de gracia es la cantidad de tiempo, según se define en el convenio del titular de la tarjeta, transcurrido entre el uso del crédito para hacer una compra y la fecha en que se comenzarán a acumular intereses sobre el monto cargado.

Si está considerando la posibilidad de obtener una nueva tarjeta o de cambiar de tarjeta, asegúrese de tomar una buena decisión. Si usted es el titular actual de una tarjeta y tiene una buena clasificación de crédito, llame por teléfono y consulte si es elegible para promociones comparables. El prestamista puede ofrecerle mejores términos para que siga operando con él.

Si desea cancelar una tarjeta de crédito, comuníquese directamente con la institución emisora de la tarjeta y solicite el cierre de su cuenta. Además, solicite una carta de confirmación. El simple hecho de no usar la tarjeta no causará su cancelación.

MEJORES PRÁCTICAS PARA LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Sugerencias para los usuarios de tarjetas de crédito:

  1. Busque cargos bajos e intereses bajos. Obtenga una tarjeta de crédito sin cuota anual —o con una cuota anual baja— y una tasa de interés baja. Asegúrese de leer detenida y minuciosamente su convenio del titular de la tarjeta. Este detalla todos los cargos en general y los cargos por financiamiento. Llame al número de servicio al cliente de su compañía de tarjetas de crédito si tiene preguntas.
  2. Liquide tanto como pueda. Establezca la meta de pagar el saldo total cada mes. Si no puede hacerlo, realice al menos el pago mínimo cada mes y pague más si puede hacerlo. Esto reducirá los cargos por financiamiento que usted paga.
  3. Manténgase dentro de su límite. Lleve un registro de los cargos que realiza con su tarjeta de crédito durante todo el mes. Si usted se mantiene dentro de su límite de crédito, evitará cargos por estar sobre el límite así como dañar su clasificación de crédito. Trate de mantener el saldo de su tarjeta de crédito lo más bajo posible, e intente en todo momento no cargar más del 30% de su límite de crédito. Esto le ayudará a establecer buenos antecedentes de crédito y potencialmente aumentará su puntuación de crédito al demostrarle a los prestamistas que usted puede controlar cuánto crédito usa y, además, deja una cantidad de crédito disponible en caso de una emergencia.
  4. Asegúrese de tener los medios para pagar. No use sus tarjetas de crédito para comprar cosas que realmente no puede permitirse. Siga su plan de gastos.
  5. Pague puntualmente. Pague sus cuentas de tarjeta de crédito puntualmente. Esta es una de las mejores maneras de establecer buenos antecedentes de crédito porque les demuestra a los prestamistas que usted es confiable. También le ayuda a evitar cargos por pago atrasado.
  6. Entienda los términos de los adelantos en efectivo y las transferencias de saldo. Algunas compañías de tarjetas de crédito pueden ofrecerle opciones de adelantos en efectivo o de transferencias de saldo. Si usted elige la opción de adelantos en efectivo, probablemente se le cobrará un cargo y una tasa de interés más alta (en comparación con las tasas para compras, y se pueden empezar a cobrar de inmediato cargos por intereses sin un período de gracia). Si elige la opción de transferencia de saldo, revise detenidamente los términos y condiciones para estar informado sobre todos los cargos que podrían incluirse.
  7. Obtenga ayuda con la deuda lo antes posible. Si se siente abrumado desde el punto de vista financiero, pida ayuda lo antes posible. Comuníquese con su prestamista. Intente desarrollar un plan de pagos que funcione para ambos. También sería conveniente que considere la posibilidad de hablar con un asesor de crédito confiable sin fines de lucro, un profesional experimentado que puede ayudarle a librarse de sus deudas.
  8. Pague puntualmente. Pregúntele a la institución emisora de su tarjeta de crédito si ofrece opciones de pago automático o alertas por correo electrónico para recordarle cuándo vence un pago.
  9. Lea enteramente su convenio del titular de la tarjeta. El convenio detalla los cargos en general y los cargos por financiamiento, por lo tanto, asegúrese de entender los términos. Si tiene preguntas, no dude en hacérselas al agente de servicio al cliente de la institución emisora de su tarjeta.
  10. Conozca la información sobre los cargos por financiamiento. Si usted no paga la totalidad del monto adeudado en el transcurso del período de gracia, es posible que le cobren intereses sobre el monto impago. Entender de qué manera los acreedores calculan los intereses puede ayudarle a administrar sus costos. Asegúrese de conocer su Tasa Porcentual Anual (APR), la Tasa Periódica, y el método que usa el acreedor para calcular intereses.
  11. Conozca su límite de crédito. Monitoree su cuenta para saber cuánto crédito disponible tiene. Manténgase bien por debajo de su límite en caso de que necesite realizar una compra de emergencia.
  12. Elabore un presupuesto y respételo. Elaborar un presupuesto le ayuda a mantener el control de sus finanzas y a resistirse a las compras compulsivas. Si planifica con anticipación, sabrá si puede permitirse o no una compra en particular.
  13. Reduzca su deuda. Mantenga el saldo de su tarjeta de crédito bajo y no asuma más deudas de las que pueda afrontar. Esto también puede ayudarle con su puntuación de crédito.
  14. Limite los adelantos en efectivo. Con estos adelantos a menudo se incurre en cargos en general y cargos por financiamiento más altos.
  15. ¿Va a solicitar una nueva cuenta? Piénselo primero. Cuando un posible prestamista solicita su informe de crédito, se registra una “consulta” en su informe. Una gran cantidad de consultas puede afectar negativamente su puntuación de crédito, por lo tanto, solicite una nueva cuenta cuando realmente la necesite.
  16. Prevenga el fraude con tarjeta de crédito. Mantenga bien controlada la actividad en su cuenta. Muchas compañías de tarjetas de crédito le permiten revisar la actividad de su cuenta por Internet en cualquier momento. Asegúrese de que haya sido usted quien realizó todas las transacciones. Si observa alguna actividad sospechosa, repórtela de inmediato a la institución emisora de su tarjeta de crédito.
  17. Revise su informe de crédito. En el sitio Web www.annualcreditreport.com (en inglés), puede revisar una copia gratis de su informe de crédito una vez al año de cada una de las tres agencias de información crediticia más grandes de Estados Unidos.
    Para obtener más información sobre los Reglamentos de las Tarjetas de Crédito, visite www.federalreserve.gov/consumerinfo/consumercredit.htm (en inglés).

CÓMO LEER EL ESTADO DE CUENTA DE SU TARJETA DE CRÉDITO

ejemplo de estado de cuenta de tarjeta de credito
  1. Su número de cuenta de tarjeta de crédito: recuerde mantenerlo en secreto u otros podrán usar su cuenta.
  2. La fecha de cierre del estado de cuenta es la fecha en que la compañía de tarjetas de crédito creó este estado de cuenta.
  3. El monto de su línea de crédito es su límite de gastos.
  4. El crédito disponible es el monto de su crédito que usted aún no ha pedido prestado, por lo tanto, todavía está disponible para que lo use.
  5. La sección Resumen de cuentas resume sus transacciones.
  6. Información sobre el pago muestra el monto total que usted adeuda ahora, que también se denomina su nuevo saldo.
  7. El pago mínimo: cada mes, usted deberá pagar al menos esta parte de lo que adeuda. Si lo desea, y puede hacerlo, puede pagar más que el mínimo, hasta el monto total. Si desea tener buenos antecedentes de crédito y reducir el monto de intereses que pagará, es recomendable pagar más que el pago mínimo cada mes.
  8. La fecha de vencimiento del pago: si su compañía de tarjetas de crédito no recibe su pago a más tardar en esta fecha, comenzará a cobrarle intereses sobre el monto que usted adeuda. La mayoría de las compañías también le cobrarán un cargo por pago atrasado. También pueden aumentar su tasa de interés.
  9. Información de la tasa muestra cómo se calculan los intereses y los cargos.
  10. En la sección Transacciones verá una lista de cada cargo y pago que usted realizó, ordenados por fecha.
  11. En el Cupón de pago se repite la información sobre su pago actual. Incluya este cupón con su cheque, si paga por correo postal, y asegúrese de escribir su nueva dirección si se ha mudado.

Recuerde: con una cuenta de ahorros, usted genera intereses; cuando usted pide prestado, paga intereses. La tasa de interés que le cobra un prestamista depende de qué tan buenos sean sus antecedentes de crédito: su solvencia.


ADMINISTRACIÓN DE LOS CARGOS POR FINANCIAMIENTO DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Las tarjetas de crédito pueden ser una herramienta financiera valiosa. Proporcionan una manera conveniente de pagar cosas, incluyen protecciones integradas para sus compras y pueden ayudarle a establecer una buena clasificación de crédito. Pero usar tarjetas de crédito también puede costarle dinero en cargos por financiamiento y cargos en general.

hombre mayor por computadora

La manera más fácil de evitar pagar cargos por financiamiento sobre las compras con tarjeta de crédito es pagar el saldo total de su estado de cuenta cada mes. De esa manera, su cuenta tendrá el saldo en cero y no se aplicarán cargos por financiamiento. Si no puede liquidar la totalidad del saldo, puede ahorrar en cargos por financiamiento de otra manera al liquidar la deuda lo antes posible. Pague tanto como sea posible, siempre que sea posible, pero pague al menos el monto mínimo que se indica en su estado de cuenta.
Pague siempre puntualmente y no supere su límite de crédito. Algunas instituciones emisoras de tarjetas de crédito cobrarán una tasa por incumplimiento (una tasa de interés más alta) si el titular de la tarjeta omite dos pagos mínimos mensuales.

Entender de qué manera los acreedores calculan los intereses puede también ayudarle a administrar sus costos. Esta información puede ayudarle a:

Cuando desee determinar qué tarjeta de crédito probablemente le costará más, la Tasa Porcentual Anual (APR) es una manera rápida de realizar una primera comparación. La Tasa APR tiene en cuenta la tasa de interés, el plazo y los cargos de un préstamo a fin de ilustrar el costo total del crédito expresado como una tasa anual. Mientras más baja sea la Tasa APR, menor será el costo total del préstamo. Por lo tanto, busque la tarjeta de crédito con la Tasa APR más baja que pueda encontrar. Tenga en cuenta que si una tarjeta de crédito tiene una tasa variable, significa que esta puede cambiar durante el año. Lea la declaración de divulgación o hable con su prestamista para asegurarse de entender los detalles.

Además de comparar las Tasas APR, analice detenidamente los cargos por partidas tales como cuotas anuales, cargos por financiamiento, pagos atrasados, cargos por transferencia de saldo, cargos por estar sobre el límite de crédito y adelantos en efectivo, entre otros.

La tasa periódica es la tasa de interés descrita en relación con un período específico. Por ejemplo, la tasa periódica mensual es el costo del crédito por mes; la tasa periódica diaria es el costo del crédito por día. Si un acreedor cobra intereses a diario, el costo del crédito por día es la Tasa APR dividida por 365. Por lo tanto, una Tasa APR del 18% sería equivalente a una Tasa Periódica de aproximadamente el 0.05%.

¿Cómo se calculan sus intereses? Una vez que sepa cuál es su Tasa APR y su Tasa Periódica, fíjese en el método que usa el acreedor para calcular los intereses que usted adeuda. Esto puede marcar una gran diferencia en la cantidad de intereses que usted pagará. A continuación se incluyen cuatro métodos comunes:

Con este método, no se cobran intereses si usted paga por completo el saldo en el transcurso del período de gracia definido en su convenio del titular de la tarjeta (por lo general de 25 a 28 días). Si no paga por completo, se cobrarán intereses sobre el monto impago, y luego se agregarán a su próxima cuenta.

Este es el método más comúnmente usado. La institución emisora de su tarjeta de crédito calcula su saldo cada día del ciclo de facturación. Cada día, se agregan nuevos cargos y se restan pagos de su saldo actual. Luego, se suman todos los saldos diarios y se divide el total por la cantidad de días del ciclo de facturación para obtener el saldo diario promedio. Finalmente, se multiplica el saldo diario promedio por la tasa periódica para determinar el cargo por financiamiento.

Con este método, se calcula el saldo diario promedio de dos ciclos de facturación, en vez de uno. Los cargos por financiamiento que usted paga por lo general son más altos que con el cálculo de un ciclo único.

Se cobran intereses sobre el saldo inicial de sus cuentas menos cualquier pago realizado durante el ciclo de facturación. Dado que no se incluyen sus nuevas compras (lo que aumentaría su saldo) y se incluyen sus pagos (lo que reduce su saldo), esto significa que, por lo general, usted pagará menos intereses de los que pagaría con otros métodos.

Con este método, la institución emisora de la tarjeta cobra intereses sobre el saldo inicial de su cuenta. No resta ningún pago recibido durante el ciclo de facturación. Esto significa que usted pagará más intereses en comparación con el método del Saldo Ajustado, pero menos de los que pagaría con cualquiera de los dos métodos de Saldo Diario Promedio.

Para obtener más información sobre los Reglamentos de las Tarjetas de Crédito, visite www.federalreserve.gov/consumerinfo/consumercredit.htm (en inglés).

icono de etiqueta de precio

¿CUÁL ES EL COSTO REAL?

Este ejemplo le muestra cómo ahorrar dinero en intereses. Supongamos que compró una nueva computadora portátil por $500 con una tarjeta de crédito. Revise esta tabla para ver lo que realmente pagará cuando use una tarjeta de crédito con una tasa de interés más baja, y una con una tasa de interés más alta.

Compare una compra de $500 con 2 tarjetas que tienen tasas de interés diferentes

Opciones de tarjetas de créditoTasa de interés (Tasa APR)Pago en el transcurso de (meses)Total de interesesTotal pagado
Tarjeta de crédito A8%12$40$540
Tarjeta de crédito B18%12$90$590

Definitivamente conviene obtener una tarjeta de crédito con una tasa de interés baja y pagar el saldo total cada mes, o lo antes posible. ¿Por qué? Cada mes, la compañía de tarjetas de crédito le enviará una cuenta, o estado de cuenta, que indica el monto que usted ha pedido prestado. Si liquida las compras pagando por completo su primer estado de cuenta de tarjeta de crédito, no pagará intereses y, además, tendrá todo su límite de crédito disponible para usarlo nuevamente; pero, si decide pagar a lo largo del tiempo, se le cobrarán intereses sobre el saldo impago cada mes (el monto que usted todavía adeuda). Cuando usted paga intereses además de sus cargos, termina pagando más de lo que hubiera pagado si solo hubiera usado efectivo.

Es conveniente comparar antes de elegir una tarjeta de crédito. Al comparar los dos ejemplos de más arriba, usted puede ver que ahorraría $50 con la tarjeta con la tasa de interés más baja. Puede ver de qué manera la diferencia en la tasa de interés afecta el monto total de intereses que pagó cada cliente.

Cuando compare tarjetas de crédito, examine la tasa porcentual anual (APR). La Tasa APR, que se expresa como una tasa anual, es el costo total que incluye la tasa de interés, el plazo y los cargos del préstamo. Mientras más baja sea la Tasa APR, menor será el costo total del préstamo.

icono de escudo de dólar

SUGERENCIAS DE SEGURIDAD PARA LAS TARJETAS

Estas son algunas sugerencias de seguridad para usar tarjetas de crédito, tarjetas de débito y tarjetas ATM de manera segura:

  • Reporte de inmediato las tarjetas perdidas o robadas a la compañía que le emitió la tarjeta.
  • Para ayudar a responder rápidamente en caso de pérdida o robo de sus tarjetas o de su identificación, haga una tabla como esta. Asegúrese de guardar la lista en un lugar seguro. Nunca la lleve con usted.
Nombre de la tarjeta de créditoInstitución financieraNúmero de cuenta (últimos 4 números)Núm. de servicio al cliente las 24 horas
  • Firme su tarjeta en el panel de firma tan pronto como la reciba.
  • Proteja sus tarjetas como si fueran efectivo. Sea cuidadoso cada vez que use sus tarjetas.
  • No incluya su número de tarjeta en un correo electrónico.
  • No proporcione su número de tarjeta por teléfono, a menos que usted haya iniciado la llamada.
  • Asegúrese de que le devuelvan su tarjeta después de cada compra.
  • No deje sus tarjetas de crédito en su automóvil.
  • No preste a nadie sus tarjetas de crédito, de débito o ATM. Usted es responsable de su uso. No deje que otros usen sus tarjetas de crédito, ni siquiera sus familiares y amigos.
  • Asegúrese siempre de que los cupones de venta y los recibos sean correctos.
  • Conserve copias de sus recibos y compárelas con su estado de cuenta para asegurarse de que los montos de compra sean correctos y de que no haya cargos sospechosos. Comuníquese con su proveedor de servicios de inmediato si identifica un cargo que no reconoce.
  • Ponga siempre las disputas en relación con sus estados de cuenta por escrito inmediatamente después de tomar conocimiento de la partida en disputa; de lo contrario, se le podría considerar legalmente responsable de la totalidad del monto de la partida en disputa. Muchas instituciones emisoras de tarjetas de crédito tienen instrucciones específicas para que se les notifique una disputa por errores de facturación. Lea detenidamente en su contrato de tarjeta de crédito y sus estados de cuenta la información sobre los requisitos para la notificación de disputas. También puede comunicarse con la institución emisora de su tarjeta de crédito para consultar sobre sus requisitos para la notificación de disputas.
  • Si recibe una tarjeta de reemplazo, destruya su tarjeta anterior. Destruya las tarjetas de las cuentas canceladas.
  • Realice sus compras en comercios que conozca y en los que confíe. Asegúrese de que las compras por Internet que realice estén protegidas mediante cifrado para proteger la información de su cuenta. Busque los símbolos de “transacción segura”.

EVITE LOS DESACIERTOS CON LAS TARJETAS DE CRÉDITO

La investigación indica que muchas personas gastan más cuando usan tarjetas de crédito en vez de efectivo, por lo que puede ser fácil quedar sumergido en deudas de tarjeta de crédito antes de darse cuenta. Tenga en mente un presupuesto antes de gastar y no gaste lo que no pueda pagar.

Recuerde que cuando usted usa su tarjeta de débito, el dinero se deduce directamente de su cuenta de cheques. Pero con una tarjeta de crédito, está pidiendo prestado el dinero. Antes de cargar algo en su tarjeta, debe pensar bien cómo lo va a pagar.

mujer mirando las facturas

Para mantener sus gastos con tarjeta de crédito bajo control, intente comenzar por seleccionar solo una categoría para cargar en primer lugar, como gasolina o alimentos. No agregue una nueva categoría hasta que esté seguro de que cada mes podrá pagar lo que pide prestado.

Además, intente mantener el saldo de su tarjeta de crédito por debajo del 30% de su límite, y mantenga una deuda de tarjeta de crédito lo suficientemente baja como para que los pagos requeridos no superen el 10% de sus ingresos mensuales.

Share This: