Las tarjetas de crédito pueden ser una excelente herramienta, pero también pueden ser muy riesgosas si no se administran correctamente. Pueden contribuir a establecer buenos antecedentes de crédito y ayudarle a conseguir préstamos a una mejor tasa de interés. Si usted se atrasa en sus pagos, estos podrían hacerse muy grandes, muy rápidamente. El recurso a continuación contiene información sobre las mejores prácticas al tener y utilizar una tarjeta de crédito.

Uso responsable de las tarjetas de crédito

Por lo general, la gente gasta más cuando usa tarjetas de crédito en lugar de dinero en efectivo. Es fácil cargarse de deudas con las tarjetas de crédito sin siquiera darse cuenta, y no queremos que eso le suceda a usted. Por eso, como regla general, mantenga su deuda de las tarjetas de crédito lo suficientemente baja para que sus pagos requeridos no sean superiores al 10% de sus ingresos mensuales.

¡Muy buen consejo! Para mantener bajo control sus gastos con la tarjeta de crédito, pruebe esta estrategia: use dinero en efectivo o la tarjeta de débito para los gastos diarios, y guarde la tarjeta de crédito para comprar cosas más grandes y duraderas.

Ésa es una excelente estrategia. Le recordamos que cuando usa su tarjeta de débito, el dinero se deduce directamente de su cuenta de cheques. Pero con una tarjeta de crédito, está tomando el dinero prestado. Por eso, antes de cargar una compra a la tarjeta, piense no sólo en lo que quiere comprar sino también en cómo lo va a pagar.

Cuando comience a usar tarjetas de crédito, considere tener una sola tarjeta con un límite bajo. Esto le ayudará a sentirse cómodo usando el crédito y pagando lo que debe y evitará que se meta en grandes problemas de deudas.

Otro buen criterio es mantener siempre el saldo de la tarjeta de crédito por debajo del 70% del límite. Esto le ayudará a obtener buenos antecedentes de crédito, al demostrarles a los prestamistas que puede controlar la cantidad de crédito que usa. Y le deja suficiente crédito disponible en caso de emergencia.


MEJORES PRÁCTICAS PARA LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Las tarjetas de crédito actúan como préstamos y, si no las paga a tiempo, rápidamente podría terminar atrasándose en sus pagos. Aquí incluimos algunas mejores prácticas para titulares de una tarjeta de crédito:

  1. Lea el Convenio del Titular de la Tarjeta completo: El convenio detalla los cargos en general y los cargos por financiamiento; por lo tanto, asegúrese de entender los términos. Si tiene preguntas, no dude en llamar a la institución emisora de su tarjeta.
  2. Obtenga información acerca de los cargos por financiamiento: Si usted no paga la totalidad del monto adeudado dentro del período de gracia, es posible que le cobren intereses sobre el monto impago. Por lo general, el período de gracia solo se aplica a las compras, y no a las transferencias de saldo ni a los adelantos en efectivo. Normalmente, no se pueden evitar los intereses sobre las transferencias de saldo y los adelantos en efectivo. Para obtener más información, visite el recurso Tarjetas de crédito – Administración.
  3. Manténgase dentro de su límite: Lleve un registro de sus cargos durante todo el mes y manténgase muy por debajo de su límite para evitar cargos por estar sobre el límite, que podrían dañar su clasificación de crédito.
  4. Asegúrese de tener los medios para pagar: No use sus tarjetas de crédito para comprar cosas que realmente no puede permitirse. Siga su plan de gastos para que le ayude a mantener el control de sus finanzas y resístase a las compras compulsivas. Si planifica con anticipación, sabrá si puede permitirse o no una compra en particular.
  5. Liquide tanto como pueda: Mantenga el saldo de su tarjeta de crédito bajo y no asuma más deudas de las que pueda afrontar. Establezca la meta de pagar el saldo total cada mes.
  6. Pague puntualmente: Pague sus cuentas de tarjeta de crédito puntualmente. Establezca pagos automáticos y alertas que le recuerden cuándo vence un pago. Los pagos puntuales le ayudan a establecer buenos antecedentes de crédito porque les demuestra a sus prestamistas que usted es confiable.
  7. Entienda los adelantos en efectivo y las transferencias de saldo: Algunas compañías de tarjetas de crédito ofrecen adelantos en efectivo o transferencias de saldo. Si usted elige la opción de adelantos en efectivo, se le podría cobrar un cargo y una tasa de interés más alta. Si elige la opción de transferencia de saldo, revise los términos y condiciones para estar informado sobre todos los cargos que podrían incluirse.
  8. Revise su informe de crédito: En el sitio Web Annual Credit Report, usted puede recibir una copia gratis de su informe de crédito, una vez al año, de cada una de las tres agencias de información crediticia más grandes de Estados Unidos.
  9. ¿Va a solicitar una nueva cuenta?Cuando un prestamista solicita su informe de crédito, se registra una “consulta” en su informe. Una gran cantidad de consultas podría afectar negativamente su puntuación de crédito; por lo tanto, solo solicite una nueva cuenta si la necesita.
  10. Obtenga ayuda con la deuda lo antes posible: Si se siente abrumado desde el punto de vista financiero, pida ayuda. Comuníquese con su prestamista e intente desarrollar un plan de pago que funcione para ambos. Además, hable con un asesor de crédito de buena reputación y sin fines de lucro, quien podrá ayudarle a librarse de sus deudas.

hombre mayor por computadora

SUGERENCIAS DE SEGURIDAD PARA LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Es muy importante mantenerse al tanto de la actividad de su tarjeta de crédito y estar atento a cualquier signo de fraude. Muchas instituciones emisoras de tarjetas de crédito ofrecen a los clientes la oportunidad de inscribirse para recibir alertas (por correo electrónico, por mensaje de texto, por teléfono) basadas en su actividad de transacciones, como el total de compras semanales, las compras de transacciones diarias por encima de (x) monto en dólares, etc. A continuación, se ofrecen algunas sugerencias de seguridad para utilizar su tarjeta de crédito de forma segura:

  • Reporte inmediatamente las tarjetas perdidas o robadas a la compañía que le emitió la tarjeta.
  • Para ayudar a responder rápidamente en caso de pérdida o robo de sus tarjetas o de su identificación, haga una lista que incluya el nombre de la tarjeta de crédito, el banco, el número de cuenta (últimos 4 dígitos) y el número de teléfono de Servicio al Cliente. Guarde la lista en un lugar seguro.
  • Firme su tarjeta en el panel de firma tan pronto como la reciba.
  • Proteja sus tarjetas como si fueran efectivo. Sea cuidadoso cada vez que use sus tarjetas.
  • No incluya su número de tarjeta en un correo electrónico ni lo proporcione por teléfono, a menos que usted haya iniciado la llamada.
  • No deje su tarjeta en su automóvil ni se la preste a nadie.
  • Recupere su tarjeta después de cada compra y verifique los recibos para asegurarse de que todo sea correcto.
  • Conserve copias de sus recibos y compárelas con su estado de cuenta para asegurarse de que los montos de compra sean correctos. Comuníquese con la compañía de tarjeta de crédito de inmediato si identifica un cargo que no reconoce.
  • Si recibe una tarjeta de reemplazo, destruya su tarjeta anterior.
  • Asegúrese de que las compras por Internet que realice estén protegidas mediante cifrado para proteger la información de su cuenta. Busque los símbolos de “transacción segura”.

Para obtener más información, visite los recursos sobre Robo de identidad y Fraude.

Share This: