El poder pedir dinero prestado cuando lo necesite puede darle flexibilidad financiera. Pero a menos que tenga cuidado, puede acabar comprando más y gastando más en esas compras de lo que gastaría sin la tarjeta.

La clave para la libertad financiera es vivir dentro de sus posibilidades. Esto quiere decir no pedir prestado más de lo que puede permitirse pagar cómodamente.

Si la cantidad que debe le resulta incómoda, no está solo. Millones de estadounidenses han gastado demasiado pagando a crédito, y después han aprendido, a golpes, lo difícil que puede resultar pagarlo. Deber más de lo que pueda pagar es doloroso. Y puede afectar negativamente su situación financiera durante años.

Acerca de las puntuaciones de crédito

Una puntuación de crédito es un número de tres dígitos que expresa en forma resumida los datos básicos de tu informe de crédito.

Cada una de las tres principales agencias de crédito de los Estados Unidos, Experian, Equifax y TransUnion, calculan las puntuaciones de crédito de los consumidores. Proporcionan las puntuaciones a los consumidores por un pequeño cargo, que suele ser de cinco a siete dólares. Debido a que los modelos de cálculo de las distintas agencias son algo diferentes, la puntuación de un consumidor puede variar según cuál agencia haga el cálculo. Uno de los métodos más comunes para calcular puntuaciones de crédito se llama FICO, que es la abreviatura de la compañía que desarrolló el modelo: Fair Isaac and Company.


Cuando tú solicitas crédito, la mayoría de los prestamistas acceden a tu informe de crédito, y pueden obtener una puntuación de la agencia de crédito. Los sistemas de puntuación han sido diseñados con la finalidad de ayudar a los prestamistas a acelerar el proceso de evaluación de préstamos y a determinar con exactitud el riesgo al prestar dinero. Los comerciantes minoristas, las compañías de tarjetas de crédito, las compañías de seguros y los bancos vienen utilizando estos sistemas de puntuación desde la década de los 50 para los préstamos al consumidor. En los últimos años, la puntuación de crédito también ha sido utilizada por los prestamistas hipotecarios.

icono de puntaje de crédito

Los prestamistas utilizan la puntuación de la agencia de informe de crédito para determinar las razones específicas para aprobar o no un préstamo. El proceso de puntuación solamente hace uso de la información contenida en tu archivo de crédito; no toma en cuenta tus ingresos, tus ahorros o el monto de tu entrega inicial para una hipoteca. Cuando el prestamista imprime tu informe de crédito en su oficina, aparece tu puntuación de crédito. Tu puntuación puede variar entre un poco menos de 400 y 850, en términos aproximados. Los estudios de investigación llevados a cabo por los prestamistas han demostrado que los prestatarios con puntuaciones superiores a 680 tienen una probabilidad mayor de pagar con puntualidad. Los prestatarios con puntuaciones inferiores a 600 tienen una probabilidad de representar un riesgo más alto.


Los puntos se otorgan o se deducen en base a factores como el tiempo durante el que tú has tenido tarjetas de crédito, si realizas tus pagos con puntualidad y si los saldos de créditos están cerca de sus máximos.

  • Incumplimientos de pago (no hacer los pagos de un préstamo con puntualidad).
  • Demasiadas cuentas abiertas en los últimos 12 meses.
  • Historial de crédito corto.
  • Los saldos de cuentas de crédito rotativo están cerca de sus límites máximos.
  • Información referente a ti en los registros públicos, como gravámenes, impositivos, sentencias judiciales o bancarrota.
  • No tener saldos recientes en las tarjetas de crédito.
  • Demasiadas averiguaciones de crédito recientes.
  • Pocas cuentas rotativas.
  • Demasiadas cuentas rotativas.

Para obtener una puntuación más alta:

  • Paga tus cuentas con puntualidad.
  • Mantén bajos los saldos de crédito.
  • Solicita y abre cuentas nuevas sólo cuando las necesites.

Puesto que la duración de la historia de crédito es un factor en su puntuación de crédito, si usted cierra cuentas de tarjeta de crédito, guarde la tarjeta que usted ha tenido el más largo de tiempo. Si usted tiene un de la tarjeta de crédito que usted no está utilizando, compruebe su cuenta de vez en cuando para cerciorarse de que no hay actividad fraudulenta.

icono de puntaje de crédito

EL IMPACTO DE SU PUNTUACIÓN DE CRÉDITO

Su puntuación de crédito es importante. Tener buenos antecedentes de crédito podría hacer que sea más fácil pedir prestado dinero, podría reducir las tasas de interés de préstamos o tarjetas de crédito, podría reducir las primas de seguro, y podría hacer que sea más fácil arrendar un apartamento y comprar una vivienda.

Su puntuación de crédito puede afectar:

• Su capacidad para obtener una tarjeta de crédito
• Su capacidad para comprar una vivienda
• Si un arrendador le arrendará un apartamento
• La tasa de interés que probablemente le ofrezcan los prestamistas
• El monto de sus primas de seguro
• Su capacidad para pedir prestado dinero


Es probable que los prestamistas tomen a la puntuación de crédito como indicador de cuán confiable es usted a la hora de pagar sus deudas. En general, las puntuaciones de crédito oscilan entre 300 y 850, en especial aquellas que se basan en la Puntuación FICO® Score estándar. En ocasiones, verá puntuaciones de crédito específicas de la industria que oscilan entre 250 y 900. Independientemente de que se tenga en cuenta una Puntuación FICO® Score estándar o una puntuación específica de la industria, se aplica la misma regla: cuánto más alta, mejor. Por lo general, cuanto más alta sea la puntuación, menor será el riesgo para el prestamista, lo que podría dar lugar a tasas de interés más bajas para usted.

Las puntuaciones de crédito se calculan en función de los datos de su informe de crédito, por lo que es importante asegurarse de que no haya errores en dicho informe. Existen cinco factores que determinan su puntuación:

• El 35% de su puntuación se basa en su historial de pagos
• El 30% se basa en las deudas actuales
• El 15% se determina de acuerdo con su historial de crédito
• El 10% se asigna a nuevas solicitudes de crédito
• El 10% corresponde a los tipos de crédito actuales

icono de puntaje de crédito

Cómo mejorar su puntuación de crédito

Mejorar la puntuación de crédito puede llevar tiempo. Es importante que tenga la mejor puntuación de crédito posible. Podría hacer que pedir prestado dinero sea menos costoso e incluso puede repercutir en su capacidad de conseguir un lugar donde vivir. La mejor manera de mejorar su crédito es administrarlo de manera responsable en el transcurso del tiempo, pagar sus cuentas puntualmente y solicitar crédito solo cuando sea necesario. Puede empezar hoy mismo al desarrollar buenos hábitos y establecer un historial de crédito uniforme. Cuanto más altas sean sus puntuaciones, mayores probabilidades tendrá de calificar para los términos y condiciones más favorables, y esto le ahorrará dinero. Mejorar las puntuaciones de crédito lleva tiempo, pero cuanto antes aborde los problemas que podrían estar perjudicándolas, más rápidamente aumentarán sus puntuaciones de crédito. Puede aumentar sus puntuaciones al tomar las siguientes medidas.

  1. Pague sus cuentas puntualmente. Su puntuación de crédito muestra de qué manera usted paga sus cuentas. El historial de pagos es el factor que tiene el mayor impacto sobre su puntuación de crédito.
  2. Liquide las deudas y mantenga bajos los saldos de las tarjetas de crédito y de otro crédito revolvente. El monto que usted adeuda en relación con su límite de crédito disponible ayuda a que los prestamistas sepan de qué manera usted administra el crédito. Un exceso de deuda es una señal de advertencia para los prestamistas.
  3. Solicite y abra nuevas cuentas de crédito solo cuando sea necesario. Tener crédito que no necesita puede dañar su puntuación de crédito y podría tentarle a gastar de más. Solicitar crédito genera una consulta voluntaria en su informe de crédito y puede afectar negativamente su puntuación de crédito. Asegúrese de solicitar crédito solo si lo necesita.
  4. Dispute cualquier información incorrecta en sus informes de crédito. Revise sus informes de crédito de cada una de las tres agencias de información crediticia todos los años. Revíselos para detectar cualquier error. Dispute los errores y la información incorrecta con cada agencia de información crediticia.
  5. Considere la posibilidad de obtener una tarjeta de crédito con depósito de garantía. Si está tratando de establecer un historial de crédito positivo, sería conveniente que considere una tarjeta de crédito con depósito de garantía. Estas tarjetas requieren un depósito de garantía equivalente a la línea de crédito. A diferencia de las tarjetas prepagadas, los pagos y la actividad se reportarán a las principales agencias de información crediticia.

Share This: