Datos sobre las tarjetas de crédito

Datos sobre las tarjetas de crédito

Instrucciones: Haga clic sobre cada frase para aprender más sobre las tarjetas de crédito.

Solicitar una tarjeta

Cuando usted solicita una tarjeta, la institución financiera examina su historial de crédito para decidir si le darán o no una tarjeta. También deciden cuánto dinero le permitirán pedir prestado, o “cargar” a la tarjeta. Esta cantidad se llama su límite de crédito.

Cómo funcionan las tarjetas de crédito

Cada vez que usa una tarjeta de crédito, en realidad está pidiendo dinero prestado a la institución financiera que le emitió la tarjeta. La institución financiera paga la deuda a la tienda por lo que usted compró. Después, usted paga el dinero a la institución financiera. (Recuerde: ¡las tarjetas de débito funcionan de otra manera! Cuando usa una tarjeta de débito en una tienda, puede tener la opción de seleccionar “débito” (e introducir su PIN) o “crédito” y firmar su nombre. En cualquiera de los dos casos, el dinero se deduce directamente de su cuenta de cheques).
¿Está usted confundido sobre las diferencias entre las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito? Infórmese sobre las diferencias entre las tarjetas ATM, las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito en el tema Elementos básicos de la banca.

Intereses y tasas de interés

El interés es el dinero que el prestatario paga a un prestamista a cambio del uso del dinero del prestamista durante cierto periodo de tiempo. (Usted gana intereses en un banco si tiene una cuenta de ahorros; y paga intereses al prestamista si tiene un préstamo). La tasa de interés es la cantidad de intereses pagada por año, dividida por el monto del capital (es decir el monto prestado). Ejemplo: si pagó $500 en intereses por año por un préstamo de $10,000, la tasa de interés es 500 dividido entre 10,000, es decir el cinco por ciento (5%).

Crédito rotativo

Las tarjetas de crédito se llaman créditos rotativos debido a que, conforme va pagando, su crédito vuelve a estar disponible y puede volver a usarlo, una y otra vez. (Un segundo tipo de crédito es el crédito a plazos. Si tiene un préstamo a plazos, pide prestado el dinero sólo una vez y paga al prestamista en cuotas iguales, a lo largo de un periodo fijo de tiempo, por ejemplo un préstamo para comprar auto).

Tarjetas garantizadas y sin garantizar

Una tarjeta de crédito garantizada o asegurada es una tarjeta de crédito respaldada por una cuenta de ahorros. El dinero en la cuenta de ahorros es una garantía colateral, lo cual quiere decir que puede ser reclamado por la compañía de tarjetas de crédito si el titular de la cuenta no hace los pagos necesarios. Usar una tarjeta de crédito con garantía y pagar según los términos del acuerdo puede ser un buen primer paso para las personas o negocios que desean establecer o reconstruir su crédito.

Cuota anual, cargo financiero y periodo de gracia

Algunas instituciones financieras cobran una cuota anual por sus tarjetas de crédito. Esta cuota es lo que una compañía de tarjetas de crédito cobra al que tiene la tarjeta (tarjetahabiente) por usar la durante un año. El término “cargos por financiamiento” se refiere a la cantidad de dinero que un prestatario paga a un prestamista por el privilegio de obtener dinero prestado, incluidos los intereses y otros cargos por servicios. El periodo de gracia es el periodo de tiempo, como se define en el acuerdo del tarjetahabiente, entre el uso de la tarjeta para hacer una compra y cuándo los intereses comienzan a acumularse sobre la cantidad cargada.

Estados de cuenta y alertas por correo electrónico

Cada mes, su compañía de tarjetas de crédito le enviará un documento contable mensual que indica todos los cargos y pagos que ha hecho, los cargos por financiamiento, la cantidad total que adeuda y la cantidad mínima que debes pagar. Cada vez que use la tarjeta, guarde el recibo. Todos los meses, compare sus recibos con su estado de cuenta. Muchas compañías de tarjetas de crédito le permiten ver sus transacciones y hacer los pagos por Internet, y ofrecen correos electrónicos (e-mails) o textos de alerta para hacerle saber cuándo se acerca al límite de su crédito y las fechas de pago.

Nota: Las tarjetas de crédito pueden ser más cómodas que llevar dinero en efectivo, pero recuerde que siempre tiene que devolver el dinero. Muchas instituciones financieras ofrecen tarjetas de crédito; busque una que tenga una tasa de interés baja.

Haga clic en el botón de Siguiente para continuar.